05|5|2022

A excepción de los estatales, Vidal no logra cerrar ninguna otra paritaria

29 de mayo de 2017

29 de mayo de 2017

Docentes, médicos y judiciales reclaman semana tras semana por una convocatoria. En el Gobierno no hay certezas de cómo y cuándo se resolverán las negociaciones.

En diciembre del año pasado, en el gobierno de la provincia de Buenos Aires celebraban como la final del mundo haber firmado con los trabajadores estatales un inédito acuerdo salarial por 15 meses. De esa manera, María Eugenia Vidal suponía que se ahorraba la discusión paritaria durante todo 2017. Lo cierto es que aquel arreglo irritó desde el vamos a los restantes gremios bonaerenses: docentes, médicos, judiciales y los demás estatales que se opusieron al 18% salen a las calles desde entonces y hoy, a casi medio año, continúan reclamando una convocatoria para negociar un aumento que por ahora es una utopía.

 

"No sabemos nada, no hay novedades", repiten los distintos dirigentes sindicales cuando se los consulta acerca de futuras convocatorias o contactos informales con funcionarios del gobierno de Cambiemos. Pese a la voluntad de diálogo que los ministros se preocupan por difundir en las innumerables conferencias de prensa -para explicar el reiterado fracaso en las paritarias-, lo concreto es que no se avanza.

 

“Los estatales lidiamos con sindicalistas banales que son oficialistas eternos y con el Gobierno que quieren que a todo le digan que sí, pero no comprenden que los trabajadores y trabajadoras no nos resignamos", resumió en los últimos días Hugo "Cachorro" Godoy, secretario general de ATE Nacional, en referencia a la situación de los trabajadores del sector que en la provincia de Buenos Aires han estado encabezando distintas protestas contra aquel acuerdo firmado por Vidal y UPCN -el gremio dirigido por Carlos Quintana, que históricamente acepta la propuesta del oficialismo de turno sin mayores cuestionamientos-.

 

Cambiemos pretendió utilizar ese 18% anual y en tres tramos como puntapié inicial para llegar a un entendimiento similar con docentes, judiciales y médicos. Claro está que eso no sucedió. “La paritaria fue una vergüenza, en vez de lograr un aumento de sueldo lo que establece es una baja de salario", agregó Godoy.

 

MÉDICOS, JUDICIALES, DOCENTES. Hoy, ya casi entrando en el mes de junio, y luego de más de tres meses de medidas de fuerza con un sinnúmero de acciones, movilizaciones y expresiones públicas, los médicos afiliados al gremio de Cicop anunciaron que finalmente el Gobierno los convocó a la paritaria de la Ley 10.471 para este martes 30. "En una muy demorada decisión, que expresa la escasa valoración oficial de la crisis en el funcionamiento del sistema de salud, las y los funcionarios han ejecutado el llamado sin sostener la continuidad de las reuniones que habían sido pautadas y sin propuesta concreta frente a las necesidades de recomposición salarial de nuestro sector", expresaron desde aquel sindicato.

 

"Cicop concurrirá a la convocatoria con la mejor voluntad para dialogar y, a la vez, con la mayor convicción y fuerza para defender las diversas problemáticas que conforman nuestro pliego de reclamos. Aumento salarial, pases a la planta, derechos previsionales y funcionamiento del área, entre otras temáticas, deberán ser abordadas en forma diligente. Esperamos encontrar de parte de las autoridades esa misma decisión. Hemos asistido a algunas reuniones previas donde hubo mucho más de dilación que de soluciones concretas. No contribuirá en nada a resolver el conflicto en curso una actitud del mismo tenor", agregaron, casi con resignación.

 

Es que cada vez que hubo contactos y encuentros entre los secretarios generales y los ministros, en todo este año, nunca hubo un punto de acuerdo.

 

Con los judiciales la situación es peor aún: la Asociación Judicial Bonaerense denunció en las últimas horas que "el Gobierno provincial dispuso de manera unilateral un pago a cuenta del 10% de los haberes de diciembre, que ya había sido rechazado por la AJB". Entonces, teniendo en cuenta que la paritaria continúa en veremos, vuelven a parar este miércoles 31 de mayo y jueves 1 de junio.

 

"La gobernadora María Eugenia Vidal, en una decisión que refleja una vez más el autoritarismo con el que el Ejecutivo provincial negocia salarios y condiciones laborales con trabajadores y trabajadoras estatales, dispuso liquidar un pago a cuenta del 10% sobre los haberes de diciembre de 2016 hasta tanto se arribe a un acuerdo salarial. Ese pago a cuenta había sido rechazado formalmente por el gremio judicial semanas atrás", agregaron los judiciales de la Provincia. "La decisión de mandar a liquidar un pago a cuenta que había sido rechazado en la negociación paritaria pone de manifiesto una vez más la falta de voluntad democrática del Ejecutivo a la hora de resolver el conflicto salarial abierto con los y las judiciales”, dijo Pablo Abramovich, secretario seneral de la AJB.

 

El capítulo docente es el más mediático. La titular de la FEB, Mirta Petrocini, le dijo a Letra P días atrás: “No recuerdo una paritaria con este nivel de conflictividad”. Es que prácticamente desde hace un año que los seis gremios educativos que conforman el hoy denominado Frente de Unidad Docente - AMET, FEB, SADOP, SUTEBA, UDA y UDOCBA- vienen reclamando por una reapertura de paritarias. El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, se negó sistemáticamente. Y la discusión salarial correspondiente a este año nunca prosperó. Hoy en día ambas partes se encuentran protagonizando una especie de tregua -los gremios no paran, tal como lo exige la gobernadora-, pero el incumplimiento del Gobierno a la hora de desconocer un fallo judicial que los obliga a devolver los descuentos por días de paro, amenaza con el retorno de las medidas de fuerza.

 

Consultadas por este portal, fuentes del Gobierno bonaerense solo confirman la reunión paritaria con los médicos para este martes 30 de mayo: "Después, no hay nada".