Marcha del 7 de marzo

Macri apuntó contra la CGT: "Hay resistencia al diálogo"

El Presidente cuestionó la marcha impulsada por el sindicalismo y respaldada por la oposición. Desde Chapadmalal pidió “sentarse en una mesa y ver qué es lo que cada uno tiene que ceder”.

El presidente Mauricio Macri cuestionó este domingo la marcha convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT) para el 7 de marzo, al sostener que "hay una resistencia a pensar que la solución es el diálogo".

 

Consultado acerca de la movilización que prepara la CGT el próximo 7 de marzo hacia el Ministerio de Producción, señaló: "Es parte de una transición que tenemos que recorrer en el país. Hay una resistencia a pensar que la solución es el diálogo y entender la realidad en el contexto, no solo plantarse en lo que uno necesita".

 

"Cuando nos ponemos a expresarnos en forma intolerante en vez de usar ese tiempo para encontrar coincidencias, estamos perdiendo tiempo muy valioso para ayudar al argentino que está excluido", agregó en declaraciones radiales desde la residencia presidencial de Chapadmalal, tras su regreso de España, donde permaneció en carácter de visita de Estado durante casi una semana.

 

En esta línea, Macri reclamó "extremar la vocación por el diálogo" y "la tolerancia" para "entender que si hacemos más de lo mismo que hicimos en los últimos diez, quince o veinte años, las cosas no van a mejorar".

 

"Tenemos que sentarnos en una mesa, ver que es lo que cada uno tiene que ceder y lo que cada uno tiene que poner para que la Argentina salga adelante", concluyó el jefe de Estado.

 

La movilización recibió un amplio respaldo de sectores políticos que adhirieron al reclamo de la CGT.

 

Beltrán Benedit, diputado de La Libertad Avanza por Entre Ríos, en una visita a la exposición rural de Federal, en el norte de la provincia.

También te puede interesar