12|1|2022

Sorprendió al Gobierno un #cacerolazo masivo en todo el país

18 de diciembre de 2017

18 de diciembre de 2017

Después de la violencia maratónica, protestas se replicaban en todos los barrios porteños y en el interior. Las protagonizan vecinos convocados por las redes. Frente al Congreso, una multitud. 

Cuando el centro de la Ciudad se calmaba después de la maratónica batalla campal que dejó más de 150 heridos entre policías y manifestantes, brotó una protesta inesperada para el Gobierno en múltiples esquinas de la Ciudad de Buenos Aires: un cacerolazo en contra de la reforma previsional protagonizado -ése es el dato- por vecinos de clase media sin identificación política que pasadas las 23 empezaron a confluir en la Plaza de los Dos Congresos, donde a la medianoche ya había una multitud a la que se sumaban dirigentes políticos.

 

 

Las manifestaciones se produjeron desde las 20 en los barrios de Villa Urquiza, San Cristóbal, Flores, Nuñez, Boedo, Belgrano, Caballito, Chacarita, Villa Crespo, Villa Soldati, La Paternal, Palermo, Parque Centenario, Almagro, Barracas, Colegiales, Floresta, Parque Chas, San Telmo, Mataderos, San Nicolás, Balvanera, Villa Lugano, Recoleta y Once, entre otros, pero a las 22 llegaban a la Plaza de Mayo. Por ejemplo, por la calle Defensa, desde el barrio de San Telmo, una gruesa columna de personas marchaba golpeando sus cacerolas hasta las cercanías de la Casa Rosada, desde donde una hora más tarde iniciaban una marcha hacia el Congreso, todavía blindado por fuerzas de seguridad.

 

 

 

 

 

Mientras el oficialismo empujaba el debate de la reforma en el recinto de la Cámara de Diputados, también se registraban cacerolazos contra la reforma en Olivos. donde una columna de vecinos se dirigía a la residencia presidencial. 

 

 

 

Las manifestaciones se replicaban, también, en ciudades del interior del país, como la que se producía en la céntrica esquina de 7 y 50 de La Plata y en el Patio Olmos de la capital cordobesa. A la misma hora, también se registraron concentraciones espontáneas, similares, en ciudades como la cabecera balnearia de Mar del Plata, o en Rosario, la más poblada de las ciudades santafesinas. También hubo marchas en numerosos puntos del conurbano bonaerense, como en Adrogué, Avellaneda, La Matanza, Quilmes, Valentín Alsina (partido de Lanús), Morón, Zárate y Campana, entre otros.

 

 

Monumento a la Bandera, Rosario.