25|6|2021

Intendentes PJ cuestionan el tarifazo nacional pero suben las tasas un 30%

16 de diciembre de 2017

16 de diciembre de 2017

Salieron al cruce de los aumentos de servicios impulsados por el Gobierno, pero en sus pagos chicos aplicarán importantes incrementos. Algunos, incluso, harán actualizaciones sin pasar por el Concejo.

Desde el triunfo de Cambiemos en 2015, los intendentes peronistas de la Provincia de Buenos Aires lideraron los cuestionamientos al gobierno de Mauricio Macri ante el aumento de las tarifas de los servicios públicos. Sin embargo, a contramano de esta posición, en sus municipios propusieron incrementos de tasas que rondan entre el 20 y el 40%. Algunos, incluso, fueron autorizados a aplicar nuevos aumentos durante 2018 sin la obligación de que las modificaciones pasen por el Concejo Deliberante.

 

En sintonía con sus pares de Cambiemos, que motorizaron aumentos de tasas que superan ampliamente la previsión inflacionaria prevista por el Gobierno nacional para 2018, los intendentes peronistas del conurbano también lograron que los concejales acompañaran variaciones de las tasas que implicarán incrementos de un 30% promedio a partir de enero.

 

Los tarifazos en los servicios de luz y gas, dispuestos desde el comienzo de la gestión de Cambiemos, fueron rechazados por todo el arco peronista, principalmente por los jefes comunales, que se pusieron al frente de los pedidos de reuniones con el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, de los reclamos de audiencias públicas y de la presentación de amparos judiciales para frenar los aumentos.

 

"Es una medida realmente alarmante por el impacto que causará en el bolsillo de la mayoría de los trabajadores y en la economía de las PyMEs e industrias de nuestros municipios y los de toda la Provincia de Buenos Aires. El Gobierno nacional está preocupado por reducir el gasto y recaudar más, sin contemplar las políticas públicas que amparan a jubilados, hogares multifamiliares, trabajadores informales, titulares de programas sociales, vecinos con seguro de desempleo y de escasos recursos", se quejó un grupo de jefes comunales en enero de 2016 tras el primer anuncio de Aranguren.

 

Sin embargo, aun cuando están en marcha nuevos tarifazos, intendentes del Conurbano instruyeron a sus funcionarios y concejales para que avancen con aumentos en las tasas a partir del primer día hábil del próximo año. Algunos, incluso, solicitaron ser facultados para poder modificar el cuadro tarifario a lo largo del año sin necesidad de ser autorizados por los representantes legislativos.

 

 

 

 

 

En La Matanza, además de la bancada oficialista, el bloque massista y los concejales que responden a Miguel Saredi ayudaron a la intendenta Verónica Magario a conseguir un aumento que tendrá un impacto del 30% de suba en las zonas periféricas y del 44% en el centro. La aplicación de diferentes porcentajes fue cuestionada por la oposición, que la calificó de "política", dado que los vecinos que pagarán más habitan las localidades donde Cambiemos obtuvo mayor acompañamiento electoral.

 

“Lo que estamos haciendo es superar un atraso en la valuación fiscal con cierto equilibrio social; donde obviamente aquellos que tienen mayor capacidad contributiva tienen un aumento mayor”,  argumentó el secretario de Hacienda, Roberto Feletti, al sitio La Matanza Digital y remarcó que son las zonas que mejores servicios tienen.

 

 

EL DÍA JUEVES 7 DE DICIEMBRE SE LLEVARAN A CABO LA QUINTA SESIÓN ORDINARIA Y LA ASAMBLEA DE MAYORES CONTRIBUYENTES.

 

Posted by HCD La Matanza on viernes, 24 de noviembre de 2017

 

En la primera semana de diciembre, el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, consiguió que el Concejo Deliberante ratificara el cuadro tarifario para el año próximo con aumentos de entre el 20 y el 30% en promedio. Desde el oficialismo señalaron que la tasa de Servicios Generales tendrá una suba que partirá del 10%, mientras que las demás serán superiores. La oposición rechazó las facultades otorgadas al Ejecutivo para revisar las cifras a lo largo del año sin intervención de los concejales.

 

En Florencio Varela, el actual jefe comunal, Andrés Watson, que reemplazo al diputado electo, Julio Pereyra, logró el avance de la ordenanza Fiscal e Impositiva, que prevé un aumento de la tasa de Servicios Generales en un 20% pese al rechazo de los dos concejales de Nuevo Encuentro y los siete de Cambiemos.

 

“Nosotros venimos votando en negativa porque entendemos que el municipio tiene una pésima política recaudatoria. Aumentan las tasas, pero no hay garantía de cobrabilidad”, argumentó el representante sabbatellista Mariano Camelletti a Letra P y explicó que la baja recaudación está atada a una mala prestación de servicios, sobre todo en la zona periférica.

 

Además, el concejal señaló que “es mentira” que las categorías correspondientes con los barrios periféricos tengan una cobrabilidad del 18%, según informa el Ejecutivo, porque todos los varelenses pagan una suma fija (en este caso, 120 pesos) como anticipo de la Tasa por Servicios Generales en la boleta de Edesur, lo que “no sólo es inequitativo, dado que son barrios postergados con menos servicios en comparación al centro, sino que va a pagar la tasa para el 2018 casi en un 90%”.

 

El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, recibió el acompañamiento del cuerpo de concejales al pedido de actualización de las tasas. Con el apoyo de la bancada massista, el oficialismo logró un incremento para viviendas unifamiliares de alrededor del 30%, aunque en el caso de las Pymes se consensuó un aumento menor atendiendo el impacto tarifario de los servicios de luz y gas que ha recibido el sector. Otros rubros, como las refinerías, tendrán aumentos mayores que podrían llegar al 40%. Del total del cuerpo, sólo siete concejales se opusieron, los representantes de Cambiemos.

 

 

 

Juan Zabaleta, de Hurlingham, logró un respaldo unánime a los nuevos aumentos. Lautaro Aragón, concejal del Partido Socialista a quien se le venció el mandato el pasado 10 de diciembre, explicó a Letra P que, a diferencia del año pasado, acompañó el pedido del Ejecutivo “porque se tomó nuestro planteo de aumentarle la tasa de seguridad e higiene a grandes empresas”.

 

“Siempre planteamos que el esfuerzo lo teníamos que hacer todos, no sólo los vecinos”, señaló en relación a la actualización de los valores que deberán cumplir los bancos, cajeros, peajes, bingos, entre otros. Además, avanzó un aumento de entre el 35 y el 50% para la tasa de Servicios Generales.

 

También Alberto Descalzo, de Ituzaingó, obtuvo el respaldo necesario para que avance, a partir del 1 de enero, la aplicación de un aumento del 25%. La nueva ordenanza Fiscal e Impositiva avanzó antes del recambio del cuerpo de concejales y fue acompañada por todos a excepción de Esteban Villarino, representante del socialismo, quien finalizó el mandato el pasado 10 de diciembre.

 

“Voté en negativo porque no hay progresividad en la tributación. No es que pagan más lo que mayor capacidad de pagar tienen”, explicó a este portal el edil y agregó que “esta forma alimenta la persistencia de morosos porque los que pueden pagan y los que no entran en lista de morosidad interminable. Es una lógica que en el tiempo no se sostiene”, remarcó. Villarino tampoco acompañó el Presupuesto 2018 ni el nuevo Código de Ordenamiento Urbano, que entre otros objetivos busca elevar la capacidad recaudatoria del municipio, vía la habilitación de construcción de edificios.

 

 

 

En Escobar, Ariel Sujarchuk avanzó con un aumento de hasta el 30% que se aplicará de forma escalonada a partir de enero de 2018, cuando las boletas se extiendan actualizadas con un incremento del 18,5%. El Concejo Deliberante, además, habilitó al jefe comunal a aumentar un 7,5% más a partir del segundo cuatrimestre y hasta otro 4% en el último tramo del año, que se ajustará si la inflación supera las previsiones iniciales.

 

También en Berazategui, comandado por Patricio Mussi, avanzaron aumentos pese al voto negativo del macrismo y la abstención del massismo. Los incrementos, que esperan ser confirmados en la asamblea de grandes contribuyentes, en algunas zonas alcanzan el 60%. El cuadro tarifario fue dividido en cuatro zonas. Las categorizadas como de mayor poder adquisitivo enfrentarán un aumento de entre el 58 y el 60%. En tanto, los barrios periféricos, donde vive alrededor del 70% de la población,  tendrán un incremento de entre el 12 y el 15%.

 

Fernando Gray de Esteban Echeverría se suma a los jefes comunales que fueron facultados para modificar el cuadro tarifario sin necesidad de pedir autorización al Concejo Deliberante. A diferencia de sus pares, no tendrá un tope, indicaron desde la oposición.

 

“Acompañamos en general, pero no en particular”, señaló a este portal Jorge Leonis, de Cambiemos, y explicó que rechazaron la facultad extendida a Gray y “el aumento del módulo, que será de entre el 20 y 40% porque creemos que no tenía que ser mayor al de la inflación del último año”

 

 

El intendente de Ensenada, Mario Secco. Semana caliente.

 

 

En Ensenada sólo habrá aumentos de tasas municipales para las grandes empresas que ronda el 25%. Mario Secco, además, pidió a los concejales que acompañen su pedido de modificaciones en la valuación fiscal de los inmuebles, en busca de mayor equidad en el cobro de las tasas municipales. “Se mantiene lo mismo para los comercios, no se tocaron las alícuotas, pero sí se moderniza la Ordenanza, del año 1996, base sobre la que se calculan las tasas municipales”, detalló el presidente del Concejo, Luis Blasetti.

 

Como en otros distritos no hay tope de aumento de tasas en General San Martín, dado que Gabriel Katopodis también fue facultado a aplicar nuevos incrementos a lo largo del año sin pasar por el Concejo. La primera semana de diciembre, con el rechazo de ocho concejales (cinco de Cambiemos, un radical y un kirchnerista) avanzó un aumento del 25% en la tasa de alumbrado, limpieza y servicios municipales e igual porcentaje para seguridad e higiene, con bajas en las alícuotas para las pymes y comercios locales que tengan baja facturación.

 

 

 

“En Moreno se aprobó por unanimidad una actualización de la tasa de Servicios Generales y de inspección en seguridad e higiene”, señaló a Letra P el secretario de Economía del municipio que conduce Walter Festa, Mauro Tanos, distrito que atraviesa graves problemas financieros, derivados, entre otras causas, del bajo nivel de cobrabilidad, que ronda el 30%. El funcionario precisó que “se habla de actualización y no de aumento” porque el porcentaje que se aplicará a partir de enero -23.3%- “es menor en proporción al del año pasado”.

 

“Los aumentos son progresivos, de manera que pagarán más quienes tienen mayor capacidad de pago. En algunos casos, la tasa quedó igual. En otros, se aumentó el 15, 25 y 28%”, señaló e informó que para 2018 se aprobó una “eximición del pago de la tasa de seguridad e higiene para los bancos (públicos o privados) que incorporen cajeros automáticos” y precisó que se trata de una “medida extra fiscal” para dotar este tipo de mobiliario al distrito.

 

El aumento tarifario propuesto por Mario Ishii en José C. Paz consiguió 17 votos a favor y cinco en contra. A partir de enero, los contribuyentes tendrán que pagar un 30% más. También el lomense Martín Insaurralde consiguió el respaldo para aumentar las tasas entre un 20 y un 30% y Leonardo Nardini consiguió el acompañamiento de la ordenanza Fiscal y Tarifaria de 2018 que fija aumentos promedios del 22% para los contribuyentes de Malvinas Argentinas. Con excepción de la concejal cariglinista Myriam Molina, todos los representantes acompañaron el proyecto.