X
(Corresponsalía).- El ministro del Interior, Obra Pública y Vivienda cerró una nutrida agenda entre la capital de Río Negro y un municipio emblema del peronismo. El saludo a Weretilneck.
Redacción 02/10/2017 9:36

Una templada mañana de febrero fue la última vez que el ministro del Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio, estuvo en Viedma. Junto a todos los gobernadores de la Patagonia, anunciaba el lanzamiento del Plan que aportará recursos a una región históricamente relegada. Lejos de las protestas que destacaron aquel día, este lunes se escuchó una bajada de línea para intendentes de Cambiemos además de anuncios e inauguración de obras en una localidad cercana en el inicio de un raid de figuras nacionales en la provincia de Río Negro.

La incógnita, de lo que hablaría con Alberto Weretilneck tras la decisión de bajar la lista para las elecciones generales de octubre, se esfumó tras la foto oficial. El cruce, según marcaba la agenda, fue apenas Frigerio puso un pie en el aeropuerto de la capital. Un saludo en la Gobernación, el mismo día que se renueva el gabinete provincial, formó parte del itinerario para este lunes.

El mismo Gobernador detalló la charla: "Dialogamos temas habituales de gestión entre la Nación y la Provincia en el marco de buen diálogo institucional que tenemos en forma permanente”. También habló el visto bueno para que avance el Plan Castello, el programa respaldado en financiamiento externo para obras de infraestructura. "(Frigerio) nos habilitó, como hace siempre, los mecanismos de diálogo técnicos en distintas áreas del Ministerio que llevarán adelante desde el Instituto de la Vivienda y el Ministerio de Economía", reconoció. 

 

Frigerio y los gobernadores, en Viedma, cuando se lanzó el Plan Patagonia (Foto: Télam).

 

AGENDA. Antes de reunirse con trabajadores de la UOCRA (los representantes del gremio manifestarán preocupación por la necesidad de un plan de vivienda), y recorrer obras con financiamiento nacional, el Ministro encabezó un encuentro netamente partidario al que arribaron intendentes y candidatos.

Un almuerzo con la militancia radical y PRO servió para respaldar a Lorena Matzen, la elegida para llegar al Congreso. Como informó Letra P, desde Cambiemos diseñaron una agenda con visitas de la mesa chica del presidente Macri que continuará el 10 y 14 de octubre con el paso de Mario Negri, en General Roca, y del jefe de gabinete Marcos Peña, por Cipolletti y Roca, para formar parte de un timbreo.

Con el abandono de Juntos Somos Río Negro (JSRN), Cambiemos toma impulso y espera nutrirse de los votos que tenía la lista de Weretilneck. El escenario deja al Frente para la Victoria (FpV) y al macrismo mano a mano en una pelea por dos bancas en Diputados. Si se repite el resultado de agosto, el peronismo se quedaría con ambos lugares.

INAUGURACIÓN. El proyecto de modernización del acceso a San Antonio Oeste (SAO), que fue una de las primeras denuncias del macrismo rionegrino por sobreprecios, tenía a Frigerio como la cara visible de su inauguración. Lo espera el intendente Luis Ojeda (PJ), ligado al senador Miguel Ángel Pichetto y sobreviviente a una feroz interna que complica la gestión.

Frigerio abrió el desfile de funcionarios nacionales en Río Negro

(Corresponsalía).- El ministro del Interior, Obra Pública y Vivienda cerró una nutrida agenda entre la capital de Río Negro y un municipio emblema del peronismo. El saludo a Weretilneck.

Una templada mañana de febrero fue la última vez que el ministro del Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio, estuvo en Viedma. Junto a todos los gobernadores de la Patagonia, anunciaba el lanzamiento del Plan que aportará recursos a una región históricamente relegada. Lejos de las protestas que destacaron aquel día, este lunes se escuchó una bajada de línea para intendentes de Cambiemos además de anuncios e inauguración de obras en una localidad cercana en el inicio de un raid de figuras nacionales en la provincia de Río Negro.

La incógnita, de lo que hablaría con Alberto Weretilneck tras la decisión de bajar la lista para las elecciones generales de octubre, se esfumó tras la foto oficial. El cruce, según marcaba la agenda, fue apenas Frigerio puso un pie en el aeropuerto de la capital. Un saludo en la Gobernación, el mismo día que se renueva el gabinete provincial, formó parte del itinerario para este lunes.

El mismo Gobernador detalló la charla: "Dialogamos temas habituales de gestión entre la Nación y la Provincia en el marco de buen diálogo institucional que tenemos en forma permanente”. También habló el visto bueno para que avance el Plan Castello, el programa respaldado en financiamiento externo para obras de infraestructura. "(Frigerio) nos habilitó, como hace siempre, los mecanismos de diálogo técnicos en distintas áreas del Ministerio que llevarán adelante desde el Instituto de la Vivienda y el Ministerio de Economía", reconoció. 

 

Frigerio y los gobernadores, en Viedma, cuando se lanzó el Plan Patagonia (Foto: Télam).

 

AGENDA. Antes de reunirse con trabajadores de la UOCRA (los representantes del gremio manifestarán preocupación por la necesidad de un plan de vivienda), y recorrer obras con financiamiento nacional, el Ministro encabezó un encuentro netamente partidario al que arribaron intendentes y candidatos.

Un almuerzo con la militancia radical y PRO servió para respaldar a Lorena Matzen, la elegida para llegar al Congreso. Como informó Letra P, desde Cambiemos diseñaron una agenda con visitas de la mesa chica del presidente Macri que continuará el 10 y 14 de octubre con el paso de Mario Negri, en General Roca, y del jefe de gabinete Marcos Peña, por Cipolletti y Roca, para formar parte de un timbreo.

Con el abandono de Juntos Somos Río Negro (JSRN), Cambiemos toma impulso y espera nutrirse de los votos que tenía la lista de Weretilneck. El escenario deja al Frente para la Victoria (FpV) y al macrismo mano a mano en una pelea por dos bancas en Diputados. Si se repite el resultado de agosto, el peronismo se quedaría con ambos lugares.

INAUGURACIÓN. El proyecto de modernización del acceso a San Antonio Oeste (SAO), que fue una de las primeras denuncias del macrismo rionegrino por sobreprecios, tenía a Frigerio como la cara visible de su inauguración. Lo espera el intendente Luis Ojeda (PJ), ligado al senador Miguel Ángel Pichetto y sobreviviente a una feroz interna que complica la gestión.