15|11|2021

Primera renuncia en el gabinete de Larreta: se fue Darío Lopérfido

06 de julio de 2016

06 de julio de 2016

Cuestionado por sus frases sobre los desaparecidos en dictadura y acorralado por los escraches, el ministro de Cultura le entregó su renuncia al jefe de Gobierno.

En el marco de las polémicas declaraciones en torno a los desaparecidos durante la última dictadura militar y una serie de escraches públicos que recibió, el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Darío Lopérfido, le ofreció su renuncia al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien la aceptó y le pidió que continúe como director artístico del Teatro Colón, cargo con el que se acercó a la administración de Mauricio Macri en 2015.

 

Es el primer ministro porteño que abandona el gabinete de Larreta, que asumió como alcalde el 10 de diciembre para proseguir la gestión de su antecesor, el actual presidente de la Nación. Sin embargo, se trata de una renuncia bastante anunciada. Por la tarde del martes la decisión ya estaba tomada y sólo faltaba un encuentro entre Lopérfido y el titular del Ejecutivo que, según pudo saber Letra P, se dio este miércoles al mediodía.

 

En enero, el ahora ex ministro cuestionó la cantidad de desaparecidos en la última dictadura militar e insinuó que la cifra fue arreglada: “No hubo 30 mil desaparecidos, se arregló ese número en una mesa cerrada”. En ese sentido, agregó que “la historia argentina dice que los Montoneros construyeron la democracia cuando en realidad la atacaron”.

 

Sus dichos inundaron de polémica su figura y comenzó a ser cuestionado puertas adentro de la Jefatura de Gobierno de Parque Patricios, donde recibió críticas y hasta se le solicitó “bajar” el perfil.

 

A raíz de sus declaraciones, Lopérfido recibió numerosos escraches públicos de la comunidad artística y de organismos de derechos humanos, que pidieron por su renuncia por meses. Incluso, fue rectificado por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, quien se encargó de explicar que sus declaraciones fueron a tono personal y no compartía su visión.

 

La intención del Gobierno porteño era dar a conocer la decisión de la renuncia el próximo lunes, luego de los festejos del Bicentenario, de los que el cuestionado funcionario no participará. Ante la versión de que había dejado su cargo, la renuncia fue confirmada esta tarde desde la sede de gobierno porteña.