X
Junto a la canciller alemana, el presidente afirmó que la reactivación no llega “de un día para el otro”. Apuró el acuerdo UE-Mercosur. Merkel adhirió a la teoría macrista del dolor necesario.
Redacción 05/07/2016 14:08

“Sobre el final de este semestre esperamos empezar a ver de vuelta una recuperación económica”, remarcó el presidente Mauricio Macri para estirar así la reactivación hasta el cierre del periodo prometido para ver la luz en el túnel. Lo dijo durante una conferencia conjunta realizada en Alemania con la canciller de ese país, Ángela Merkel, quien exhibió sintonía con la teoría macrista del dolor necesario: “Sabemos que la aplicación de los principios del libre mercado, por ejemplo en el sector de la energía puede ser una situación dolorosa para personas con bajos ingresos pero que a medio y largo plazo estas reformas rinden sus beneficios”.

En el marco de su gira europea, el jefe de Estado remarcó al ser consultado sobre el arribo del segundo semestre: “Como le prometí a los argentinos, con las medidas que hemos tomado, muchas de ellas muy dolorosas, algunas mencionó la canciller Merkel, pero en el convencimiento de que era el único camino: un país sin energía no puede crecer, necesitamos producir más energía y por eso hicimos esos sinceramientos que hicimos. Dijimos que en el segundo semestre iba a bajar drásticamente la inflación y eso se va a cumplir. Y sobre el final de este semestre esperamos empezar a ver de vuelta una recuperación económica”, aseveró para subrayar que la reactivación no llega “de un día para el otro”.

Por otro lado, Macri apuró las gestiones para arribar a un tratado de libre comercio entre ambas regiones: “Queremos avanzar lo más rápidamente en los acuerdos entre Unión Europea y Mercosur”, enfatizó, al tiempo que subrayó: “Puede ser que Argentina en el pasado haya demorado el tema pero hoy claramente, tanto Argentina como todos los integrantes del Mercosur, estamos dispuestos a progresar en estas conversaciones”.

Así, puso como “un eje fundamental” las trabas que surgen en materia de comercio agrícola: “Necesitamos que Francia flexibilice sus posiciones pero confío en el liderazgo de Alemania” para bajar las barreras agropecuarias. Sin embargo, Merkel mostró la dureza alemana al no ser condescendiente con el guiño del presidente argentino: “Va a ser una parte complicada (esta negociación). Va a tomar cierto tiempo”, para recordar que su país también tiene intereses en este campo. De todos modos, la teutona destacó: “Estamos abiertos para las negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur que han vuelto a arrancar”.

En la misma línea, Merkel ponderó las “importantes decisiones” tomadas por Macri en cuanto “a la apertura de la Argentina al mundo” y mencionó allí “el acuerdo con los bonistas (fondos buitre)”.

“Hablamos de cómo fortalecer la cooperación económica y también vemos con gran respeto el rumbo de reformas emprendido por el presidente”, añadió la canciller alemana tras el almuerzo con Macri, para puntualizar: “Hay buenos puntos de contacto a través de las empresas alemanas que llevan muchos años en la Argentina”.

Por su parte, Macri insistió en la “vocación de integrarse al mundo” de su Gobierno y de “ser parte de la agenda global”. “Creemos en la cooperación directa entre Alemania, sus empresas y este momento de Argentina que requiere de intercambio, de inversión” manifestó el presidente para detallar los acuerdos en ciencia y tecnología entre el INTI y el Instituto de Meteorología alemán y otros convenios en materia de salud, agroindustria transporte y seguridad social.