Conurbano

Moreno, el caso más grave de los municipios bonaerenses en crisis

El intendente Walter Festa no tiene plata para pagar sueldos, no hay recaudación y con la ayuda de Provincia no le alcanza. "Es el más complicado de todos", dicen en el gobierno de Vidal.

El municipio gobernado por el kirchnerista Walter Festa está en una situación límite: no hay plata para pagar los sueldos, no generan recursos, hay deudas, no hay recaudación y por ende, hay pesimismo. El intendente hizo catarsis en la reunión de este lunes en Ituzaingo, junto a otros jefes comunales de los distintos sectores del Frente para la Victoria, quienes se solidarizaron con él y promovieron volver a verse las caras dentro de 15 días en aquel municipio de la Primera sección electoral.

 

Durante la tarde de este lunes, una veintena de intendentes peronistas se dieron cita en Ituzaingo para mostrar su apoyo al intendente Alberto Descalzo, ya que consideran que fue víctima de los brutales enfrentamientos del pasado 30 de junio entre barras del Club Atlético Ituzaingo y la Policía, en el marco de unas denuncias de vecinos por el presunto secuestro de una menor de edad en un circo. "Fuimos a solidarizarnos con el compañero Descalzo, porque fue una injusticia lo que le pasó", le dijo a Letra P uno de los intendentes presentes en aquel cónclave.

 

Hablaron del tarifazo, de las dificultades que muchos tuvieron para pagar sueldos y aguinaldos, y de la realidad en general. "Queremos pedirle una reunión a la Gobernadora, o a Salvai, o a quien sea", agregó. Pero lo que más los preocupó fue cuando escucharon a Festa realizar el diagnóstico de su ciudad. "La situación no es fácil, Moreno vive una situación muy difícil, de estallido; y si el Gobierno no ayuda, se suicida. Creo que tienen que ir al salvataje", analizó otro mandatario del interior bonaerense. Es que la situación en aquel rincón del conurbano es verdaderamente delicada.

 

Allí, el panorama se había tornado optimista con el resultado de las elecciones. El hecho de tener un intendente nuevo y comenzar de cero con gente nueva había renovado las esperanzas, pero duró poco. "El tarifazo los mató", definió otro de los intendentes en Ituzaingo. "Moreno es un pueblo humilde y trabajador, y siempre necesitó de la ayuda de los gobiernos de Provincia y Nación. En este caso, la ayuda del Estado provincial se ve en lo mínimo e indispensable, hasta ahí nomás. Todo genera un trámite burocrático", opinó.

 

Y en ese sentido, desde Moreno indicaron que el dinero que la Provincia les mandó fue "parte de la coparticipación que le corresponde al distrito por este lapso del año; el fondo educativo que ya se está implementando para arreglar escuelas, que además son provinciales -se está volcando todo ahí porque la realidad de la infraestructura en las escuelas es calamitosa-". "Nosotros a Festa le damos una mano, siempre nos llama", le dijo por su parte también a Letra P una fuente del gobierno de María Eugenia Vidal, que cerró: "es el municipio más complicado de todos".

 

Lo que nadie parece mencionar es el grado de responsabilidad que tuvo el ex intendente de ese distrito, Mariano West, también del Frente para la Victoria. Hoy en día, West está desaparecido de la realidad morenense. "Lo de West acá en el distrito es nulo. No tiene articulación política, no tiene representantes, ni en la política ni en movimientos sociales. Solamente tiene un concejal del Frente para la Victoria pero que no apoya a Festa", le comentó a este portal un dirigente peronista de la Primera. "Él tuvo toda la responsabilidad; si acompañó al kirchnerismo se supone que recibió mucho dinero por parte del gobierno nacional y del sciolismo, para obras y demás", agregó.

 

Cuando las nuevas autoridades se hicieron cargo del municipio, se encontraron solamente con 50 mil pesos en la caja de ahorro, con deudas por casi 100 millones de pesos a proveedores y demás. "Lo que ocurre acá es lo que pasa también en otros distritos: la gente paga los servicios por miedo a que se los corten y no pagan la tasa municipal, con lo cual rápidamente cae la recaudación, sumado a que el distrito siempre tuvo una baja recaudación", le describió a este portal una fuente cercana a ese gobierno municipal.

 

Este año, el titular del PJ bonaerense y ex intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, le había ofrecido a West el puesto de subsecretario de Modernización en aquel municipio. Pero eso generó mucho ruido en Moreno porque la estructura física y tecnológica allí es gravísima: "está muy mal, muy deteriorada, con cables por todos lados, incluso en un sótano había hasta víboras. Es un ejemplo del viejo conurbano, que en algunos lugares cambió y en otros no -este es el caso-", le dijo a este medio un empleado municipal, graficando lo paradójico de aquel ofrecimiento al ex intendente.

 

Lo concreto es que los intendentes peronistas que se vieron las caras este lunes en Ituzaingo, harán lo mismo dentro de dos semanas, pero en Moreno, casi simbólicamente, para intentar ayudar al menos con la presencia a Festa.

 

Abrazo de oso. El saludo del gobernador Maximiliano Pullaro con el presidente Javier Milei.
Maximiliano Pullaro encabezó el acto en el que lo acompañaron los principales referentes de Unidos.

También te puede interesar