LEGISLATURA PORTEÑA

Comuna 4: La oposición quiere explicaciones de Apreda y el PRO “congela” el tema

El oficialismo busca que el expediente quede en comisión. El kirchnerismo espera “un gesto”.

A más de un mes de la pelea en la sede de la Comuna 4, que comenzó con la agresión de un sector liderado por un reconocido vecino y empleado municipal, Rodolfo Manuel “el Cordobés” Corzo, la oposición porteña continúa con su reclamo y exige citar al presidente de la Junta, Jorge “el Negro” Apreda, a la Legislatura porteña para que brinde explicaciones sobre los hechos de violencia que dejaron hospitalizados a Matías Scínica, militante de Boca es Pueblo, y a Fernando Abal Medina, hermano de Juan Manuel, senador nacional por el Frente para la Victoria.

 

La oposición porteña se abroqueló y se congregó en torno a un proyecto de resolución presentado por la diputada de La Cámpora Paula Penacca que reclama que el titular de la Comuna 4 se presente en el Parlamento para brindar una respuesta institucional y política sobre lo sucedido en la noche del miércoles cuatro de mayo.

 

Días atrás, el secretario de Descentralización, Sergio “Chiche” Costantino, les confió a los ediles opositores que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no trabajaría para obstruir la investigación y que estaba a disposición para esclarecer el hecho. “Entendemos que tenemos que dar una respuesta institucional”, les confesó.

 

En el kirchnerismo interpretaron esa frase como la posibilidad de abrir una negociación con el macrismo para que avance la iniciativa presentada o el PRO decida enviar al funcionario de Larreta al Parlamento, como sucedió con Matías Álvarez Dorrego, el titular de la Agencia Gubernamental de Control que se enteró por medio de los diputados que debía dejar su despacho del barrio de Balvanera para trasladarse hasta Perú 160 para dar la cara por el gobierno ante la tragedia en la fiesta Time Warp, donde cinco jóvenes fallecieron producto de la ingesta de drogas sintéticas y se puso en duda el sistema de control de la Ciudad.

 

El jueves se cumplen quince días de la presentación del expediente N° 1528 del 2016. Dos semanas transcurrieron desde que la Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana, que preside Penacca, se reunió por última vez. Este lunes estaba pactado un encuentro de asesores, que finalmente no se llevó adelante. De concretarse la reunión del cuerpo se hubiese puesto el tema en consideración y se hubiese habilitado un tratamiento futuro para el 13 de junio, como deseaba el kirchnerismo.

 

Sin ese trámite, el pedido de citación continúa navegando sin rumbo por Descentralización, como quiere el PRO. Desde el oficialismo buscan “congelar” el tema y dejar que pase el tiempo, mientras que niegan abrir la puerta a una visita de “el Negro” Apreda en el marco de la comisión.

 

Si avanza y persiste el pedido de toda la oposición, el oficialismo está decidido a bloquearlo en Descentralización aprovechando su poderosa mayoría en todos los cuerpos de la Legislatura. La idea, al menos por ahora, es firmar un despacho de mayoría dando a entender que no sería el momento oportuno para que el funcionario porteño dé explicaciones a los legisladores hasta tanto no culmine el proceso judicial, que está en curso.  

 

De esa manera, cuando el tema llegue al recinto, el oficialismo podrá incluir en la orden del día su dictamen de mayoría. Si logra aprobarlo, automáticamente sepulta la opinión de la oposición, que firmaría un despacho de minoría para que la citación se concrete. Caso contrario, los bloques del FpV, la Coalición Cívica, SUMA +, el socialismo y la izquierda deberán sumar 31 voluntades para cumplir con su proyecto.

 

El Frente para la Victoria espera un “gesto” por parte del oficialismo: así sea un apoyo al proyecto o la habilitación para que Apreda viaje desde la Comuna 4 hasta el microcentro para recibir cuestionamientos por parte de la oposición. El PRO no está dispuesto a dar esta discusión: dejará que el tema pierda fuerza y trabajará para congelar la discusión dentro del Parlamento.

 

Javier Milei. 
El exintendente de Santa Fe, Emilio Jatón y el exsecretario general Mariano Granato.

También te puede interesar