BATALLA CAMPAL

Larreta pidió un “trámite express” para el cuchillero de La Boca

Exigió que se avance rápido con la investigación interna del gobierno sobre la situación de Rodolfo Corzo y su padre, apodado “El Cordobés”. El expediente descansa en la Jefatura, bajo siete llaves.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, habló muy poco públicamente sobre la noche trágica en el Consejo Consultivo Comunal de la Comuna 4 que terminó con dos heridos de gravedad y una trifulca jamás vista en una instancia de participación ciudadana, pero sí dio indicaciones hacia dentro de su administración: exigió un “trámite express” en torno al sumario que se le abrió al cuchillero de La Boca y empleado de su gobierno, Rodolfo Corzo.

 

Una vez instalado en los medios de comunicación, y sindicado erróneamente como una batalla campal entre militantes del PRO y del Frente para la Victoria, el hecho impactó de lleno en las oficinas de Uspallata 3160. Ante la insistencia mediática, el jefe de Gobierno atinó a responder: “No tenemos ninguna patota de ningún tipo”. Además, calificó al suceso como “una vergüenza” y “una barbaridad”.

 

La investigación judicial, la palabra de los testigos y las manifestaciones de los dirigentes políticos de ambos espacios se encargaron de sepultar la hipótesis, alimentada por la televisión durante la noche trágica del miércoles 4 de mayo, acerca de que la acción violenta tuvo como protagonistas a hombres vinculados al macrismo y al kirchnerismo. También, se desterró la posibilidad de un entrecruzamiento de sectores de la barra del Club Atlético Boca Juniors.

 

Como informó este medio, el conflicto fue fogoneado por un sector liderado por Rodolfo “el Cordobés” Corzo, un funcionario del gobierno que fue inspector durante la gestión de Aníbal Ibarra y que tiene mucha influencia en el barrio. Quien ataca con el cuchillo a Matías Scínica, militante de Boca Es Pueblo, es su hijo homónimo, también empleado comunal. El joven es, a su vez, quien comienza la agresión contra Fernando Abal Medina, hermano del senador del FpV Juan Manuel, el segundo hombre hospitalizado luego de la riña que se produjo en la sede de la Comuna 4, ubicada en la intersección de las avenidas Perito Moreno y Del Barco Centenara.

 

Todo sucedió mientras el presidente de la Junta Comunal, Jorge “el Negro” Apreda, se encontraba, pedido de licencia de por medio, de viaje con su esposa. Se enteró de lo sucedido en Washington, capital de Estados Unidos. Al regresar, decidió reactivar el Consejo Consultivo Comunal y rechazó votar un repudio a lo sucedido las oficinas públicas de las cuales está a cargo. Además, por pedido de Larreta, con quien tiene una excelente relación y se conocen desde la época en que ambos fueron funcionarios del PAMI, abrió un sumario administrativo para investigar la situación de los Corzo.

 

En paralelo, quien llevó las riendas del tema y dialogó con la oposición política fue el secretario de Descentralización, Sergio “Chiche” Costantino. Prometió no obstaculizar la investigación y se puso a disposición de los legisladores porteños opositores, quienes reclamaron la presencia de Apreda en el Parlamento para esclarecer la situación y responder cuestionamientos.

 

Desde la Jefatura de Gobierno bajaron expresamente la orden de bloquear esa posibilidad. Los ediles del PRO actuaron en consecuencia y el lunes 13 de junio hicieron pesar su mayoría en la Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana y consiguieron frenar la citación, que fue archivada. “Es exponerte. Es ir a que te maten y te pregunten lo que quieran”, les explicó Apreda a sus asesores para justificar por qué no asistía él mismo a evacuar dudas de la oposición, como el mismo oficialismo barajó en cierto momento.

 

Puertas adentro del Gobierno porteño, Larreta reclamó que se avance lo más rápido posible con el trámite y exhibió tranquilidad ante el tema. Puertas afuera, en charlas distendidas con sus íntimos recuerda una anécdota. Durante la campaña del 2015 recorría el barrio de La Boca y se topó con “el Cordobés” y su gente. El entonces jefe de Gabinete de la Ciudad, en carrera para suceder a Mauricio Macri, reconoció a quien tenía en frente, no se sintió a gusto con sus “gestos y modos”. Cruzó la vereda y le pidió a Apreda que finequite el trato con ese grupo harto conocido en la zona de las torres de Azopardo y en el cruce de las avenidas Brasil y Paseo Colón. Un año después, ocurrió lo que se sabe. La relación entre el comunero y el jefe de Gobierno no menguó pero quienes lo frecuentan advierten el “malestar” de ambos por la incómoda situación. En el Gobierno aseguran que “Horacio va a pedir una cabeza”, pero no será la de uno de sus comuneros de confianza, con quien compartió un acto público a pocos días de la fatídica noche.

 

Menos de una semana después de la tragedia, Apreda firmó una resolución en la que activó un proceso de sumario y el pase a disponibilidad de los dos Corzo. El padre, apodado “el Cordobés” e identificado en el vídeo que circuló en redes sociales porque porta una bufanda de color celeste, se desempeña como agente de policía comunal. En base a las declaraciones de testigos, Corzo padre, lidera una banda que esa noche comenzó la agresión. La información brindada por quienes testificaron y la documentación de la causa advierten que los hombres que siguen al Cordobés fueron quienes comenzaron la agresión contra otro grupo de personas. Este dato, confirmado por la Justicia, echa por tierra la versión sobre una batalla campal.

 

El expediente iniciado en la Junta Comunal viajó a la velocidad de la luz hacia el Ministerio de Hacienda de la Ciudad y quedó alojado en el Régimen de Agentes en Disponibilidad (RAD). La Comuna 4 efectuó el pase a disponibilidad, que permite que los señalados sigan percibiendo su salario pero no presten tareas, y pidió avanzar con un llamado de atención, una suspensión o una inhabilitación, la más profunda de las sanciones.

 

Según pudo saber Letra P, el estado pre-sumarial de la investigación arroja un interrogante que, curiosamente, es de fácil respuesta: Teniendo en cuenta que no era su horario laboral, ¿Qué hacían los Corzo a esa hora en ese lugar? Todos en el Gobierno saben que el artículo 33 de la Ley Nº1777, que dio vida a las comunas porteñas, crea “en el ámbito de las comunas” el Consejo Consultivo Comunal; una instancia de participación ciudadana al que puede asistir cualquier vecino que se anote vía correo electrónico.

 

Por estas horas, la investigación descansa en las oficinas de la Procuración General de la Ciudad, que conduce Gabriel María Astarloa. El expediente está bajo siete llaves y poco se sabe sobre la documentación que posee en su poder el ex Director de Compras de la Ciudad. Al menos hasta la semana pasada, el hombre que llegó al PRO de la mano de Franco Moccia (ministro de Desarrollo Urbano y Transporte) estuvo bastante atareado atendiendo  llamados y resolviendo reclamos de Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, quien condujo la estrategia del Gobierno nacional ante Cristóbal López y la deuda que posee en concepto de Ingresos Brutos con la Ciudad de Buenos Aires. Ese plan lo diseñó el asesor jurídico que más escucha por estas horas el presidente Macri, pero lo instrumentaron Astarloa y el letrado apoderado del Gobierno de la Ciudad, Rubén Daniel González, quienes consiguieron que el titular del juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad N° 5, Martín Converset, dispusiera la inhibición de los bienes del Hipódromo de Palermo.

 

Mientras tanto, el Gobierno evita que el conflicto escale. Ya logró sepultarlo en la Legislatura y espera por el avance de la causa judicial. Por su parte y en los últimos días, “el Negro” Apreda comenzó a repetir una frase que ya se convirtió en una especie de mantra: “Hay que esperar un poquito que pase”.

 

Cuenta con el respaldo del jefe de Gobierno y asegura, ante sus íntimos, que todo lo que sucedió es obra de una “mano negra”. “Todavía no entiende el trasfondo de la cuestión. Piensa que se trata de una interna del PJ y que es para perjudicarlo a él”, explicó un funcionario con despacho en Parque Patricios.

 

Corzo padre tiene relación con Apreda, aunque también tiene vinculación con el peronismo y con su titular, Víctor Santa María. Fruto de ese nexo consiguió que su mujer, Alicia Esther Gariglio, fuera candidata a comunera en las elecciones del 2015.

 

visita a astiz: up senala a dos diputados libertarios y busca destituirlos
Los dirigentes Roque Fleitas y Andrés Laumann de La Libertad Avanza de Entre Ríos en la audiencia para obtener la personería provisoria.

También te puede interesar