X
La Legislatura autorizó un pedido de deuda para la obra que albergará a los atletas de los Juegos Olímpicos de la Juventud. El crédito que aportará la CAF es de 160 millones de dólares.
Redacción 19/05/2016 19:05

El bloque PRO consiguió un leve apoyo en la oposición porteña para autorizar al Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta a contraer un empréstito con la Corporación Andina de Fomento (CAF) por 160 millones de dólares para la construcción de la Villa Olímpica que albergará a los atletas que competirán en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se desarrollarán en la Ciudad de Buenos Aires en 2018.

La obra, digitada por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, ya comenzó pero con dinero de la Ciudad de Buenos Aires, contemplado en el presupuesto destinado al área. Con este crédito, que negoció el Ministerio de Hacienda, la Ciudad planea culminar el edificio que alojará a 7500 deportistas de todo el mundo y luego dejará cerca de 1500 viviendas sociales de uno y dos ambientes.

La autorización para endeudarse requiere 31 votos y el oficialismo porteño llegó con la justo. No obstante, el PRO se preparó para una “votación apretada” porque el Frente para la Victoria, la Coalición Cívica y ECO desde el miércoles por la tarde habían adelantado acerca de la “falta de información” sobre los gastos de la obra en cuestión. Finalmente, el endeudamiento tuvo luz verde con 32 votos a favor, 13 en contra y 12 abstenciones.

El sector de la oposición que acompañó el expediente (Confianza Pública y Frente Renovador) argumentaba que “es difícil” hablar de costos con el estado actual de la inflación. “No podés dejar a la Ciudad sin los Juegos Olímpicos. Se hace la obra y luego controlas los gastos”, destacó un diputado opositor que votó a favor.

“La CAF te exige que expliques detalladamente cómo vas a utilizar los fondos que te presa. No entiendo por qué el Gobierno no muestra ese acuerdo y abre la información”, rugió un legislador K.

Finalmente, el endeudamiento tuvo luz verde con 32 votos a favor, 13 en contra y 12 abstenciones.

Concretamente, el Ejecutivo piensa acceder a un crédito de hasta 160 millones de dólares –o su equivalente en pesos- que será otorgado por la Corporación Andina de Fomento (CAF). La CAF aportaría 50 millones de dólares este año y el monto restante en 2017. De no ser así, la Ciudad emitiría bonos para cerrar la segunda parte de la construcción o, también se examina, abrir la puerta a otro organismo para avanzar con esa etapa.

Esos fondos se destinarán a la “ejecución de un programa integral de revitalización urbana y puesta en valor de la Comuna 8, mediante el diseño y construcción de obras de infraestructura, las cuales servirán inicialmente para el desarrollo de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 y que posteriormente se destinarán a cubrir necesidades habitacionales, como así también a intervenciones en el espacio público”.

Los III Juegos Olímpicos de la Juventud se harán del 1 al 12 de octubre de 2018. Para ello, se prevé la construcción de la denominada “Villa Olímpica”, la cual hospedará alrededor de ocho mil personas, entre atletas y entrenadores, y concentrará un elevado porcentaje de las disciplinas deportivas y de las áreas de entrenamiento.

Las obras principales se harán en un sector de la Ciudad comprendido entre las avenidas Roca, Escalada y Fernández de la Cruz, hectáreas que fueran parte del Parque de la Ciudad, en Villa Lugano.

Con lo justo, Larreta tiene financiamiento para construir la Villa Olímpica

La Legislatura autorizó un pedido de deuda para la obra que albergará a los atletas de los Juegos Olímpicos de la Juventud. El crédito que aportará la CAF es de 160 millones de dólares.

El bloque PRO consiguió un leve apoyo en la oposición porteña para autorizar al Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta a contraer un empréstito con la Corporación Andina de Fomento (CAF) por 160 millones de dólares para la construcción de la Villa Olímpica que albergará a los atletas que competirán en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se desarrollarán en la Ciudad de Buenos Aires en 2018.

La obra, digitada por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, ya comenzó pero con dinero de la Ciudad de Buenos Aires, contemplado en el presupuesto destinado al área. Con este crédito, que negoció el Ministerio de Hacienda, la Ciudad planea culminar el edificio que alojará a 7500 deportistas de todo el mundo y luego dejará cerca de 1500 viviendas sociales de uno y dos ambientes.

La autorización para endeudarse requiere 31 votos y el oficialismo porteño llegó con la justo. No obstante, el PRO se preparó para una “votación apretada” porque el Frente para la Victoria, la Coalición Cívica y ECO desde el miércoles por la tarde habían adelantado acerca de la “falta de información” sobre los gastos de la obra en cuestión. Finalmente, el endeudamiento tuvo luz verde con 32 votos a favor, 13 en contra y 12 abstenciones.

El sector de la oposición que acompañó el expediente (Confianza Pública y Frente Renovador) argumentaba que “es difícil” hablar de costos con el estado actual de la inflación. “No podés dejar a la Ciudad sin los Juegos Olímpicos. Se hace la obra y luego controlas los gastos”, destacó un diputado opositor que votó a favor.

“La CAF te exige que expliques detalladamente cómo vas a utilizar los fondos que te presa. No entiendo por qué el Gobierno no muestra ese acuerdo y abre la información”, rugió un legislador K.

Finalmente, el endeudamiento tuvo luz verde con 32 votos a favor, 13 en contra y 12 abstenciones.

Concretamente, el Ejecutivo piensa acceder a un crédito de hasta 160 millones de dólares –o su equivalente en pesos- que será otorgado por la Corporación Andina de Fomento (CAF). La CAF aportaría 50 millones de dólares este año y el monto restante en 2017. De no ser así, la Ciudad emitiría bonos para cerrar la segunda parte de la construcción o, también se examina, abrir la puerta a otro organismo para avanzar con esa etapa.

Esos fondos se destinarán a la “ejecución de un programa integral de revitalización urbana y puesta en valor de la Comuna 8, mediante el diseño y construcción de obras de infraestructura, las cuales servirán inicialmente para el desarrollo de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 y que posteriormente se destinarán a cubrir necesidades habitacionales, como así también a intervenciones en el espacio público”.

Los III Juegos Olímpicos de la Juventud se harán del 1 al 12 de octubre de 2018. Para ello, se prevé la construcción de la denominada “Villa Olímpica”, la cual hospedará alrededor de ocho mil personas, entre atletas y entrenadores, y concentrará un elevado porcentaje de las disciplinas deportivas y de las áreas de entrenamiento.

Las obras principales se harán en un sector de la Ciudad comprendido entre las avenidas Roca, Escalada y Fernández de la Cruz, hectáreas que fueran parte del Parque de la Ciudad, en Villa Lugano.