SEGURIDAD

Bullrich dice que el protocolo anti piquetes rige y avanzará “paso a paso”

La medida fue aprobada en febrero por el 80 por ciento de las provincias pero el día de su debut no se pudo poner en marcha. Permite desalojar protestas callejeras y filmarlas.

La ministra de Seguridad, Particia Bullrich, aseguró que el protocolo antipiquetes, una medida avalada por las provincias en una sesión del Consejo de Seguridad Interior, ya se está aplicando aunque marcó que el gobierno de Mauricio Macri decidió avanzar “paso a paso”.

 

Según la ministra, la idea es evitar ser “carne de cañón de provocaciones de quienes quieren que vayamos más allá de lo que tenemos que ir”. “Queremos ser prudentes y le decimos a la gente que vamos a ir paso a paso, con aproximaciones sucesivas porque, en muchos casos, vemos que las cosas se hacen a propósito para intentar ver cómo reaccionamos”, consideró.

 

El Gobierno nacional consiguió el miércoles 17 de febrero por la tarde la aprobación del protocolo en manifestaciones públicas que define cómo debe ser el accionar de las fuerzas de seguridad ante las protestas en todo el territorio nacional.

 

La medida, sancionada en una reunión del Consejo de Seguridad Interior en la ciudad de Bariloche, autoriza al Gobierno nacional a filmar las protestas, a controlar el trabajo de los medios determinando el lugar desde el cual podrán tomar registro de los operativos de desalojo y, en caso de no prosperar negociaciones tendientes a que los manifestantes cesen en sus acciones, a proceder al desalojo.

 

Bullrich sostuvo que el “Protocolo de actuación en las manifestaciones públicas”, tendiente a asegurar la normal circulación en rutas nacionales y accesos a las ciudades durante las protestas callejeras, “se va a aplicar y ya se está aplicando”, aunque insistió en que las autoridades quieren “ser prudentes” en su puesta en marcha para evitar conflictos con ciertos sectores.

 

“Nosotros vamos a reaccionar mostrándole a la gente que en el tiempo de nuestro gobierno la calle va a estar más ordenada, pero tampoco siendo carne de cañón de provocaciones de quienes quieren que nosotros vayamos más allá de lo que tenemos que ir”, subrayó, en diálogo con radio Continental.

 

La ministra resaltó, según consigna la agencia DyN, que con este instrumento orientado a ordenar la protesta en el espacio público se irá “con tranquilidad pero con firmeza”.

 

“Si miran las últimas manifestaciones verán que no hubo cortes de puentes y policía en cada uno de los lugares”, destacó Bullrich.

 

Por otro lado, comentó que “lo que le tiene que quedar claro a la sociedad es que la seguridad de la ciudad de Buenos Aires ya está a cargo de la ciudad de Buenos Aires”. Esta situación se dio producto al traspaso de parte de la estructura de la Policía Federal a la órbita porteña, aprobada por la Legislatura el 18 de enero.

 

“Y que la Nación tiene (bajo su responsabilidad) lo que son interjurisdiccionales: autopistas, puentes y rutas nacionales y que cada provincia está a cargo de sus manifestaciones o piquetes”, agregó.

 

“Vamos a avisarle a las organizaciones sociales que no podrán cortar las calles. Cuando hay una manifestación programada, un gremio quiera marchar de Plaza de Mayo al Congreso y dice cuánto va a durar y cuántas personas van a asistir, se le avisará a la población y será permitida”, detalló Bullrich cuando se presentó el protocolo.

 

“Cuando es un corte programado, la primera línea será sin armas o con armas no letales. Estarán preparados para una manifestación. Con el uso mínimo indispensable para la defensa legítima. Sin armas de fuego”, afirmó.

 

Santiago Caputo y José Rolandi, encargado de negociar la ley ómnibus y el paquete fiscal en el Senado. 
Javier Milei canta en el Luna Park.

También te puede interesar