Revés legislativo al Gobierno

La reforma electoral que impulsa Macri naufragó y se hundió en el Senado

El bloque peronista, que es mayoría, no apoyará el proyecto que establece la votación con boleta electrónica. Lo terminó de decidir en una reunión con gobernadores, en el mediodía de este jueves.

El presidente Mauricio Macri deberá resignarse: la reforma electoral que viene impulsando y que este martes había quedado prácticamente hundida, no prosperará en el Senado nacional: el bloque mayoritario del Frente para la Victoria-PJ no apoyará la iniciativa que ya fue aprobada en la Cámara de Diputados y que tiene, como punto más sensible para la Casa Rosada, la incorporación de la Boleta Única Electrónica como sistema de votación.

 

La bancada peronista terminó de sintetizar esa posición durante una reunión que mantuvo con gobernadores del PJ. Se esperaba un comunicado que oficializara la postura, que termina con las expectativas oficiales de contar con un instrumento legal que eliminara la boleta de papel y la reemplazara por un sistema que ya aplicó el presidente Macri en la Ciudad de Buenos Aires pero que fue cuestionado por vulnerable por expertos en informática durante extensos debates en el Congreso.

 

El encuentro de los senadores y los mandatarios se desarrolló desde el mediodía y hasta las 14.30 en el Salón Auditorio del edificio Anexo del Senado. El Gobierno se había ilusionado con torcer la resistencia del bloque comandado por Miguel Pichetto durante una reunión que mantuvo el jefe de Estado con esos mismos gobernadores en Olivos. No obstante, el presunto compromiso de los jefes distritales con la Casa Rosada para convencer a los legisladores que representan a sus provincias en la Cámara alta no alcanzó.

 

NOTA EN DESARROLLO

 

Germán Martínez y Cecilia Moreau, autoridades de Unión por la Patria. 
Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires.

También te puede interesar