Clima tenso

ATE renueva autoridades en medio de denuncias y sospechas

En un marco de polarización extrema entre la actual conducción y los candidatos del kirchnerismo, los afiliados votarán cargos nacionales, provinciales, municipales y seccionales.

Este miércoles se renovarán los cuerpos directivos del Consejo Directivo Nacionales, 23 Consejos Provinciales, el Consejo Directivo de la Capital Federal, las 152 seccionales, el Centro Nacional de Jubilados y Pensionados, los 22 Centros de Jubilados y Pensionados provinciales y los 41 Centros de Jubilados y Pensionados locales. También, cada provincia elegirá Congresales nacionales y provinciales de acuerdo a su número de afiliados.

 

En total, se someterán a votación 6315 cargos electivos, en una elección que involucrará a 254681 afiliados en condiciones de emitir sufragio. Se dispondrá de 2880 mesas de votación distribuidas en todo el país.

 

Según precisaron desde ATE, en la elección habrá veedores internacionales de México, Uruguay, Colombia, Brasil, España, Paraguay, Perú y Chile.

 

Durante todo el día los afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) votarán autoridades para cargos nacionales, provinciales, municipales y seccionales, en el marco de una polarización fuerte entre la actual conducción del gremio y los candidatos del Gobierno nacional.

 

La lista oficialista está conformada por Hugo “Cachorro” Godoy y Julio Fuentes, secretario adjunto y secretario General respectivamente. Es decir, de triunfar este binomio, se produciría un enroque en el sindicato con más representación en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) opositora.

 

Si bien se presentaron cinco nóminas, la disputa es entre los dirigidos por el diputado nacional y líder de Unidad Popular, Víctor De Gennaro, y la boleta que conforman el jujeño Fernando “Nando” Acosta y Miguel Pelandino, que es respaldada íntegramente por el Frente para la Victoria y sus aliados.

 

Acosta responde a la líder de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, que, según advierten desde ATE, movilizará más de 200 militantes, que no son del sindicato, para fiscalizar en los comicios de la provincia de Buenos Aires. También está apoyado por el diputado nacional Edgardo Depetri.

 

En el sector de De Gennaro creen que el Gobierno nacional buscará “embarrar” la elección y hará “maniobras de fraude” y perpetrará “actos de violencia”.

 

En ese sentido, marcan como “clave” lo que ocurrirá en la provincia de Buenos Aires, a donde también movilizará militantes el piquetero Luis D’Elia, y en la Capital Federal. De complicarse la situación en esos distritos podría suspenderse el recuento nacional.

 

En ATE temen que se “libere la zona” y por eso le enviaron una carta al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli. El acto eleccionario se hará en espacios de la administración pública bonaerense, nacional, municipal y sedes sindicales de la provincia que Scioli dirige desde 2007.

 

En la misiva se pide que se privilegie la “transparencia y buenas conductas en el acto electoral”. “La lista opositora Verde y Blanca, con públicos contactos con el Gobierno nacional y provincial, viene anticipando por medios públicos y redes sociales actividades que no van en la dirección que apuntamos”, alertaron.

 

Entre otras cosas, la lista oficialista denunció “agresiones a compañeros que realizaban propaganda callejera, intrusión y despegue de los elementos de campaña; la promesa vía medios cibernéticos de ‘empiojar la cancha’ el día de las elecciones; las amenazas recibidas por ciertos compañeros en sus celulares o redes sociales”.

 

Lo que está en juego es la conducción de un gremio que sirve de dirigentes a la principal central opositora. De ganar el kirchnerismo, se quedaría con el último bastión de la resistencia del sindicalismo enfrentado al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. “Ya la dividieron, ahora la quieren borrar”, dispararon desde ATE.

 

En ATE sostienen que hay “tres puntos” del país en donde puede haber “problemas” en los comicios del próximo miércoles. La provincia de Tucumán, el norte de Santa Fe y todo el territorio de la provincia de Jujuy, donde dirigentes oficialistas de ATE recibieron nueve amenazas.

 

Según el oficialismo, el rol de ATE durante la próxima gestión del Poder Ejecutivo Nacional será “frenar el ajuste”. “Con una ATE ligada al Gobierno nacional, no va a haber nadie marchando contra el ajuste”, evalúan.

 

Eran otros tiempos, era otra la historia

 

La relación entre Víctor De Gennaro y Pablo Micheli está quebrada desde hace un tiempo. Al titular de la CTA opositora le achacan sus fotos con Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, en el marco de los paros opositores al Gobierno Nacional.

 

Además, lo cruzaron porque no respalda la nómina oficialista de ATE y se declaró “prescindente”. No obstante, en la Ciudad de Buenos Aires apuesta por José Luis Matassa, que enfrenta a Rubén Mosquera, del sector de De Gennaro.

 

En la conducción actual de ATE recuerdan que el 29 de mayo del 2014, durante las elecciones de la CTA, Pablo Micheli “habló mal” de la asociación que comandan Fuentes y Godoy.

 

Temas
Martín Juez, concejal de la ciudad de Córdoba por el Frente Cívico.
Sergio Massa junto a Agustín González y Tania Kyshakevych, armadores en el territorio cordobés.

También te puede interesar