18|1|2023

Un asesor de Cano propone “incendiar la casa de Gobierno” de Tucumán

27 de agosto de 2015

27 de agosto de 2015

Es Nicolás Salvatore, un economista contratado por el candidato a gobernador en la Cámara de Diputados. Entre otras cosas, alienta una pueblada con “bombas molotov” para “romper todo”.

Nicolás Salvatore está convencido de ser el autor de un plan infalible para poner fin a la crisis política desatada en Tucumán entre la quema de urnas, la negativa de la oposición a reconocer el triunfo de Juan Manzur y la brutal represión del gobierno de José Alperovich a los manifestantes. Consta de apenas cinco pasos. Entre esos, armarse “con bombas molotov” para “incendiar la casa de Gobierno” y “romper todo”.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Pero Salvatore no es sólo un comentador habitual en redes sociales con cierto grado de incontinencia verbal. Además de ser un conocido profesor en la facultad de Ciencias Económicas de la UBA, con algunas denuncias por maltrato en su contra por parte de alumnas, y titular de la consultora Buenos Aires City, una de las tantas que produce un índice de precios propio, Salvatore es uno de los principales asesores del candidato a gobernador de Tucumán, José Cano, cabeza de la alianza provincial Acuerdo para el Bicentenario (APB), que apoyan los candidatos a presidente Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA) y Margarita Stolbizer (Progresistas), además de ser el principal referente de la UCR en ese distrito.

 

El propio Salvatore confirmó a Letra P su condición de asesor de Cano. Figura como contratado en la comisión de Vivienda y Ordenamiento Urbano de la Cámara de Diputados, que preside el candidato tucumano. Lo hizo en una conversación privada a través de Facebook. Conversación que pudo haberse extraído del más retorcido guión de los hermanos Marx, si hubiesen existido estas redes sociales hace cien años.

 

Cronista: Quería saber si el dueño de este perfil es el Salvatore que es asesor del diputado Cano en la comisión de vivienda de Diputados.

 

Salvatore: Sí, pero no soy el Salvatore que escribió el post. Yo no tengo Facebook hace años.

 

C: ¿Qué post?

 

S: El que salió en un diario de Goebbels.

 

C: El post por el que yo quería consultarte está publicado en este mismo perfil de Facebook por el que estamos hablando.

 

S: No me entendés; yo no tengo Facebook.

 

C: Estamos hablando por Facebook. ¿Cómo hablamos por Facebook si no tenés Facebook?

 

S: Estás viendo la realidad distorsionada por Magnetto.

 

C: Te estoy consultando por un post de una cuenta. La misma cuenta de Facebook por la que me estás respondiendo.

 

S: Estás confundido. En Facebook cualquiera puede poner un perfil falso y escribir cualquier cosa, pasa todo el tiempo. Te lo reitero por última vez: hace 3 años que no tengo Facebook.

 

C: El post que me interesa está publicado en este mismo perfil por el que estamos hablando.

 

S: Estimado, los kirchneristas tienen un problema grave. No entienden cuestiones simples, y creen creer que el sol sale por el oeste. Te lo voy a decir por tercera vez: no tengo Facebook. No es muy profundo. Pensalo. Tú puedes.

 

C: Pensá vos como me respondés por Facebook si no tenés Facebook.

 

SU PLAN. “Paso 1. El pueblo tucumano, lejos de “abandonar en paz” la plaza, se arma con bombas molotov, cascotes, palos y honderas;

 

Paso 2. Incendian la casa de gobierno y rompen todo;

 

Paso 3. Mañana, en conferencia de prensa, todos los líderes de la oposición a nivel nacional desconocen rotundamente el resultado del fraude;

 

Paso 4. No puede haber “recuento de votos”, si son todos truchos. Debe llamarse nuevamente a elecciones, supervisadas por veedores internacionales y toda la oposición, que debería ir en forma masiva a Tucumán;

 

Paso 5. Votar de nuevo en forma transparente, y arrasar en las urnas;

 

Esta es la propuesta literal que Salvatore publicó en su perfil de Facebook el 25 de agosto a las 0:19. Su posteo cerraba con esta oración: “Si esta propuesta te parece poco ´republicana´, tenés una opción: dejar que gobierne Mansur (sic)”.

 

 

MALTRATOS Y SEXISMO. La periodista Mariana Carbajal escribió el 30 de septiembre de 2010 en el diario Página/12 un extenso artículo en que detallaba una denuncia contra Salvatore por maltratos a una alumna y un alumno de una de sus clases, a quienes presuntamente echó a los empujones. Según cuenta esta noticia, al trascender el hecho, el profesor envió un mail “a toda la comunidad académica” para desligarse del caso. El título del mail era “Lástima que no pude violarla”. Salvatore negó en esa oportunidad haber llegado a esa situación física, aunque admitió los insultos y agravios a ambos estudiantes.

 

La nota también cuenta que al trascender lo ocurrido, empezaron a conocerse muchos comentarios sexistas y misóginos de Salvatore en su cuenta de Facebook. Entre esos, advertía que a quienes saquen menos de 7 en uno de sus exámenes “el final va a ser oral: me tienen que chupar la pija en el frente adelante de todas sus compañeritas!! El oral será grupal, porque mi pija es extra large”.

 

Consultado por la periodista, eligió el mismo camino que tomó con este cronista para desligarse del post en que invitaba a quemar la casa de gobierno de Tucumán: que le hackearon el e-mail y el Facebook para adjudicarle frases que nunca dijo.

 

En una declaración pública, explica la nota de Carbajal, la organización Mujeres en Economía señaló que “desde hace ya varios años las clases dictadas por Salvatore son conocidas entre los estudiantes por el maltrato ejercido por el docente”, en particular hacia “las alumnas”. Incluso “ha expuesto a alumnas frente a sus compañeros para que sean calificadas por su apariencia física” y “es costumbre que al comienzo de cada curso seleccione secretarias” y “ha realizado, en repetidas ocasiones, comentarios impropios sobre la vida sexual de sus estudiantes”.

 

 

INFLACIÓN INFLADA. Algunos meses antes de estos incidentes, Salvatore ocupó también algunas páginas mediáticas cuando, otra vez vía Facebook, adelantaba que la consultora Buenos Aires City, de la que por entonces era socio de la ex Indec, Graciela Bevaqua, iba a publicar un índice inflacionario engordado y manipulado para perjudicar al Gobierno nacional. Índice que, además, se encargó varias veces de promocionar como un trabajo de la UBA, aunque en realidad los informes eran de su propia consultora, sin participación alguna de la principal universidad del país.

 

“Este gobierno termina con el mundial -decía visionariamente en abril de 2010-, es motivo de celebración. La inflación es un fuego santo, purificador, que incendiará a todo el kirchnerismo en la hoguera. Brindo por Phi (inflación esperada) esperado!! Y no solo brindo, me voy a encargar, como todos los meses, de que Phi esperado sea alto, muy alto, recontra alto, como diría el finado Guido Di Tella”, expresó, sin esfuerzos por esconder su debilidad por el fuego y las hogueras.