LA SUCESIÓN K

Scioli recibió la bendición del kirchnerismo en tierra pingüina, junto a Zannini y Máximo

La fórmula del Frente para la Victoria encabezó un homenaje a Kirchner en Río Gallegos. “Néstor marcó mi vida para siempre”, dijo el gobernador.

Con todo el peso de la localía kirchnerista en tierra pingüina, Daniel Scioli y Carlos Zannini encabezaron un homenaje a Néstor Kirchner, acompañados por el candidato a diputado nacional por Santa Cruz, Máximo Kirchner, y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner. “Néstor marcó mi vida para siempre”, aseguró el candidato a presidente, encargado del cierre del acto.

 

Aunque en la previa se había especulado con que el encuentro iba a funcionar como acto de lanzamiento de la candidatura de Máximo, se limitó a la inauguración del café literario “Ateneo Néstor Kirchner”, pero funcionó como termómetro para medir la primera presencia en Santa Cruz de Scioli desde que fue oficializada la fórmula presidencial.

 

Acompañados por el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y el secretario de Seguridad, Sergio Berni, Scioli, Zannini, Alicia y Máximo ingresaron al local poco antes de las 22. En el escenario también estuvo la flamante gobernadora electa de Tierra del Fuego, Roxana Bertone. El secretario de Legal y Técnica y el hijo presidencial, locales por excelencia, fueron los más ovacionados por la militancia.

 

“Bienvenido, compañero, al lugar donde nació el Frente para la Victoria”, le dedicó el locutor del acto a Scioli, quien dijo sentir “una gran emoción por compartir con quienes acompañaron a Néstor en sus sueños”. “Era un fuera de serie, al que tuve el honor de acompañar”, dijo el bonaerense, con la cancha marcada por el mundo pingüino. Scioli también dedicó algunas palabras al heredero de Kirchner. “Máximo, quiero decirte que aprendí a respetarte, a quererte, a comprenderte. Te deseo lo mejor, te mereces lo mejor”, dijo el candidato a presidente.  

 

Más allá de la masiva militancia que se movilizó hacia Río Gallegos desde distintos puntos de la provincia para dar aliento a la fórmula K, el acto estuvo también marcado por las protestas que sitiaron la ciudad, y que hicieron que el Gobierno movilizara más de 100 gendarmes, para garantizar la seguridad del evento. Desde hace más de 100 días, los trabajadores municipales tienen paralizada la ciudad, mientras que  no hay agua y una docena de piquetes mantienen cerrados los ingresos.

 

“Siguen haciendo lo mismo, piquetes, quema de gomas, pero no pueden contra los sueños”, castigó Zannini, quien tomó la palabra antes que Scioli y dio un extenso discurso de reivindicación las políticas kirchneristas. El secretario de Legal y Técnica fue el encargado de desmentir a los medios que habían anunciado que el acto tenía como objetivo lanzar la candidatura de Máximo “¿Por qué esa búsqueda de negativizar la figura? Esta es la inauguración del Ateneo Néstor KIrchner que Rudy (Ulloa) y un grupo de compañeros armaron para recordar a Néstor”, dijo.

 

Zannini también aseguró que no es “el candidato de los medios” y agregó que “a Cristina la candidatearon para diez lugares distintos pero ella aspira estar en la historia no en una lista”. Río Gallegos había amanecido con pasacalles con la leyesn “Scioli- Zannini– Máximo", firmados por La Cámpora.

 

Maximiliano Pullaro y el ministro de Desarrollo Productivo Gustavo Puccini.
Guillermo de Rivas, Adriana Nazario y Guillermo Parodi compiten por la intendencia de Río Cuarto. 

También te puede interesar