Santa Fe

Bonfatti, “Cachi” y los votos que no se fugaron

El gobernador fue el gran ganador de la elección. Martínez quedó cerca del voto en blanco. El Frente Progresista mantuvo los números de las PASO.

Bonfatti, el gran ganador

 

El sistema de boleta única por categoría ya acostumbró a los santafesinos a la combinación curiosa de resultados en las elecciones. En este caso, la nota la dio el gobernador Antonio Bonfatti, quien se convirtió en el gran ganador de los comicios del domingo.

 

Ya en las PASO, Bonfatti había obtenido 495.470 votos, 120 mil sufragios más que el socialista Miguel Lifschitz en la categoría a gobernador. Pero el número se incrementó de manera sorprendente en las elecciones generales, cuando Bonfatti cosechó 730.585 votos, que representaron el 40,54 por ciento del total. Casi 200 mil sufragios más que Lifschitz, Miguel del Sel y Omar Perotti.

 

“Ahí está la prueba de que no hubo voto castigo al gobierno, hay un respaldo de la ciudadanía al gobierno y a la figura del gobernador”, explicó Lifschitz tras la elección. La gran elección del Bonfatti le permitirá al Frente Progresista obtener la mayoría en la Cámara de Diputados, hoy controlada por la oposición.

 

“Cachi” Martínez, cerca del blanco

 

Muy solo en la pelea santafesina por el Frente Renovador quedó Oscar “Cachi” Martínez, quien había derrotado en las PASO a Eduardo Buzzi. El massismo  obtuvo en las primarias 131.313 votos, un 7,85 por ciento. El 4,33 por ciento – 72.379 votos – pertenecían a Martínez, mientras que el 3,52 – 58.934 votos – correspondían a Buzzi.

 

Pero con Sergio Massa cayendo en las encuestas a nivel nacional y tras las declaraciones de Buzzi, quien dijo que apoyaba al socialista Lifschitz, las acciones de Martínez en las elecciones generales cayeron aún más. El candidato del Frente Renovador obtuvo el 3,68 por ciento de los votos, un total de 66.962, de acuerdo con el escrutinio provisorio. Así Martínez no solo perdió parte de los votos que había obtenido en las primarias, sino que quedó apenas por encima del voto en blanco, que se ubicó en el 3,47 por ciento (un total de 63.115).

 

Los votos que no se fugaron

 

Mucho se especuló luego de las primarias con que los votos obtenidos por el radical Mario Barletta y por el diputado de la Coalición Cívica, Pablo Javkin, en las categorías de gobernador e intendente de Rosario, respectivamente, en la interna del Frente Progresista se mudarían en gran parte al PRO, considerando el acuerdo que a nivel nacional sellaron el macrismo, la UCR y el partido de Lilita Carrió. Sin embargo, nada de eso sucedió.

 

A nivel provincial, en las PASO el Frente Progresista había cosechado un total de 533.087 votos, 156.460 de los cuales pertenecían a Barletta. En las elecciones generales, Lifschitz sacó, de acuerdo con el escrutinio provisorio, 558.352 votos. Es decir que el socialista no solo retuvo el caudal de votos de Barletta sino que incrementó el del espacio en 20 mil. 

 

En el caso de la intendencia de Rosario, en las primarias el Frente Progresista obtuvo 169.335 votos, 69.036 de los cuales correspondían a Javkin, quien le disputó la interna a Mónica Fein. En las elecciones generales, si bien Fein no retuvo el ciento por ciento de los sufragios del espacio, cosechó 157.138 votos. Todo indica que gran parte de los votos de Javkin se trasladaron a la intendenta, quien le agradeció públicamente por su apoyo y su participación en la campaña.

 

El diputado de la Coalición Cívica no solo caminó durante toda la campaña con Fein y los principales dirigentes del socialismo, sino que estuvo el domingo por la noche en el festejo de Frente Progresista, en el Patio de la Madera. Barletta, por su parte, no estuvo en el búnker y mandó sus felicitaciones vía teléfonica. 

 

El gobernador de Santa Fe Maximiliano Pullaro durante una recorrida por instalaciones de la empresa de aguas y cloacas.
La Fiscal General de Santa Fe. Vranicich detalló las tareas de fortalecimiento del ministerio público a su cargo. 

También te puede interesar