X

Este joven no se despega un minuto de Macri

Es la sombra del jefe de Estado. Marcos Peña también confía en él. Pasó por el Gobierno porteño y por la Legislatura. Y acompañó a Michetti en la campaña. Sentido del humor y rosca universitaria.

Por 16/12/2015 11:55

La jornada de asunción de Mauricio Macri fue larga y con varias paradas que incluyeron discursos, fotos, saludos y movimientos protocolares. En el desarrollo de esa agenda, que se extendió todo el día, Darío Hugo Nieto fue la sombra del presidente de la Nación.

 

 

El hombre estaba cumpliendo el primer día de su nueva función en el entorno más cercano del jefe de Estado, aunque no estaba estrenando ese lugar de privilegio en la intimidad del flamante titular del Ejecutivo nacional. Ese jueves 10 de diciembre lo acompañó en todo el recorrido: estuvo en el auto que trasladó al Presidente, a su esposa y a su pequeña hija hacia el Congreso para tomar juramento, luego regresó en el mismo coche hacia el departamento de Avenida Libertador y, más tarde, migró de allí en dirección a Balcarce 50 para la jura del gabinete.

A lo largo de la ceremonia de asunción, “Daro” compartió la intimidad del matrimonio presidencial, organizó los movimientos de Macri, Juliana Awada y de Antonia, al tiempo que se encargó de que nada falte. Como todo colaborador que se mueve en el espacio más cercano al mandatario, Nieto es un joven del riñón de Marcos Peña, el jefe de Gabinete de ministros y uno de los hombres más influyentes en el PRO.  Previamente, trabajó junto al jefe del bloque oficialista en la Legislatura porteña, Francisco Quintana, como secretario parlamentario. Quintana es de los pocos legisladores que tiene diálogo directo con Macri y uno de los hombres de extrema confianza de Peña y del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Nieto coordina la agenda presidencial, sus traslados, se encarga de que el mandatario llegue en tiempo y forma a cada actividad y también es responsable del protocolo. En el espacio amarillo lo definen, justamente, como “la sombra” de Macri, aunque no está solo: articula con otros colaboradores de Peña que lo “guían”. Pasará a ocupar el lugar de Federico Suárez, el ex subsecretario de Contenidos de la Ciudad que viajaba con Macri a todos lados –incluso estuvo a cargo de la confección de los discursos del ex jefe de Gobierno- y que ahora estará a cargo de la comunicación del gobierno de María Eugenia Vidal, siempre bajo la línea y dirección del jefe de Gabinete nacional.

Entre los pergaminos de Nieto se destaca su rol activo en la Juventud PRO y la llegada del partido a la rosca universitaria de la Facultad de Ciencias Sociales. “Le tocó la dura tarea de poner la cara en Sociales”, describió un compañero suyo en  la organización juvenil. Fue quien colocó la piedra fundamental para “armar” PRO Sociales, a pesar de que los resultados no fueron tan satisfactorios.

Es un joven de 30 años, licenciado en Ciencia Política por la UBA, de bajo perfil, a quien sus compañeros califican como “reservado”  y “laburante”. Otros macristas marcan que es un “todo terreno” con “perfil político” y destacan que “militó territorio”. 

Como buen asesor de Peña, contrajo responsabilidades en la comunicación de campaña y ha dado charlas en ese sentido. Por ejemplo, en el PRO de la provincia de Córdoba, donde Macri arrasó en el ballotage frente a Daniel Scioli. En 2013, estuvo a cargo de la coordinación de comunicación en la campaña del pampeano Carlos Mac Allister, que resultó electo diputado nacional y ahora se desempeñará como secretario de Deportes de la Nación, dentro de la órbita del Ministerio de Educación que conduce Esteban Bullrich.

A pedido del flamante jefe de Gabinete, durante la campaña acompañó a Gabriela Michetti como emisario del equipo nacional. Ahora, será uno de los hombres que estará en el espacio íntimo de Macri, en el día a día, tal cual Peña lo pensó.

Su bajo perfil contrasta con su sentido del humor. Sus ex compañeros subrayan que Nieto es un hombre “muy chistoso” y que es ésa una de las cualidades que lograron que a Macri le agradara de entrada. A diferencia del Presidente, el joven Nieto es fanático de River y era los jugadores más habilidosos de los encuentros de fútbol entre legisladores y asesores del Parlamento de la Ciudad.

Recorrido. Nieto se recibió de politólogo en 2009 y luego hizo un Máster en Comunicación Política e Institucional en el Instituto Universitario Ortega y Gasset.  Fue becario del  Programa FURP USA 2011 (Fundación Universitaria del Río de la Plata-Estados Unidos de América) y participó del programa de intercambio de jóvenes líderes políticos con Chile, organizado por la Fundación Nuevas Generaciones y la Fundación Hanns Seidel.

Dentro del PRO, fue asesor en la Dirección General de Gestión de Políticas del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes y en la Dirección General de Políticas de Juventud. Más tarde acompañó a Quintana en la Legislatura porteña y, en un rápido ascenso, se incorporó al equipo de confianza de Peña, que hoy lo unge como secretario privado y ladero del presidente de la Nación.