Política

Después de gritarle a Boudou que se vaya, la oposición vació el recinto del Senado

Letra P.- La UCR, FAU, Peronismo anti K y PRO insistieron en “apartar” al Vice: tras recordarle que “anda de joda con la Mancha de Rolando” le pidieron que se tome licencia. Interpretan la orden presidencial de ordenarle a Boudou que baje al Recinto.

Con Amado Boudou al frente del Senado de la Nación, comenzó poco después de las 14 la sesión extraordinaria donde expondrá el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, su informe de gestión.

 

Miguel Pichetto fue el encargado de anunciarles la decisión a los miembros de la oposición que el Vice estaría presente. Sorprendidos, inmediatamente comenzaron con distintas reuniones para definir la estrategia a seguir durante la sesión, ya que cuestionan con dureza que Boudou continúe en su cargo luego de ser procesado en la causa Ciccone y piden su renuncia o al menos que pida licencia.

 

Pichetto demoró su llegada a la reunión parlamentaria, lo que fue despertando suspicacias de entre los senadores de la oposición que lo esperaban. Sobre el final del encuentro, el senador K llegó y les comunicó que “la decisión política del Gobierno es que Boudou presida la sesión”.

 

De esta forma, el Gobierno dio marcha atrás, ya que hoy mismo el vicepresidente debía viajar a Colombia para representar a la presidente Cristina de Kirchner en la asunción del reelecto mandatario Juan Manuel Santos.

 

 “Anda de joda”

 

Como informó Letra PCristina de Kirchner decidió que el vicepresidente presida la sesión y eso calentó los ánimos tanto de la oposición como en el propio bloque oficialista

 

Una vez que el oficialismo logró conseguir el quórum necesario, los senadores de la oposición decidieron bajar al recinto. “El bloque del Frente para la Victoria no hará lugar a ningún pedido ajeno al motivo de la sesión”, advirtió el jefe del bloque K Miguel Pichetto, al rechazar el pedido de licencia de la oposición a Boudou.

 

Igualmente, el legislador radical Gerardo Morales pidió una cuestión de privilegio para tomar la palabra antes de escuchar al funcionario y reclamó el apartamiento de Boudou de la Cámara alta en nombre del radicalismo y el FAU. “Lejos de que usted tomé una actitud, si quiera que nos responda, y está procesado, anda de joda con la Mancha de Rolando”, afirmó Morales. “Su situación judicial afecta al Gobierno que usted representa“, agregó.

 

“Estamos molestos y nos da vergüenza esta situación. Antes de ser Amado Boudou es el vicepresidente de la República y esta situación es insostenible”, alertó el jujeño.

 

Luego Morales, el socialista Rubén Giustiniani también pidió una cuestión de privilegio y tomó la palabra. “Esta situación nos afecta en el normal funcionario como senadores nacional. Le pedimos una reflexión porque estamos ante un hecho muy grave en las instituciones del país. Usted incomoda el normal funcionamiento”, aseveró.

 

A su turno, el senador cordobés Luis Juez afirmó que “esta incomodidad no tiene precedentes en la historia argentina. Su investidura se merece el mayor de los respetos y el primero que lo debería saber es usted. Le hemos pedido que pida licencia para que resuelva su situación judicial. Los hombres de bien tenemos que tomar decisiones”.

 

El puntano Adolfo Rodríguez Saá se dirigió al Boudou en nombre del Peronismo anti K y parafraseó a Juan Domingo Perón. “Nuestro conductor nos enseñó que primero está la Patria, luego el Movimiento y por último los hombres. Pero acá es al revés: primero los hombres, luego la política y por último la Patria”, consideró.

 

También habló Gabriela Michetti, del PRO. “Hay muchos sectores de la sociedad que no creen en usted, tienen sospechas, y usted es el Vicepresidente de todos los argentinos, y no podemos ser ajenos a los que gran parte de la Argentina está percibiendo y pensado”, sostuvo.

 

“Bien podríamos pensar que para la ley uno es inocente hasta que se demuestra lo contrario, pero lo cierto es que hay veces la ley no alcanza, también está la ética, que es muy importante y no se puede obviar”, agregó la dirigente macrista.

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

Las Más Leídas

También te puede interesar