Política

Azul: Inza se prepara para defenderse otra vez, sospechado de corrupción

El próximo lunes será interpelado el intendente de Azul, José Inza. Es la segunda vez que pasa por esta instancia desde que asumió la intendencia en 2011, ahora en el marco de nuevas sospechas de corrupción que tienen que ver con el contenido de varios documentos que contienen decretos, actos administrativos, sobresueldos y horas extras en funcionarios de la gestión. Cuando se creía que no se presentaría y que enviaría a gente de su confianza, según pudo saber Letra P el mandatario municipal se está asesorando con abogados en Capital Federal, preparando una misteriosa defensa que tendrá como objetivo enfrentar un bombardeo de preguntas por parte de los concejales, quienes definen a este conflicto como una situación de “extrema gravedad institucional” y que sería el paso previo para una investigación que finalice con una posible destitución de su cargo.

“Se está asesorando con un abogado en Buenos Aires, porque todo este lío puede llevarlo a una destitución”, le confiaron a este portal desde aquella ciudad de la Séptima Sección electoral, que atraviesa momentos de expectativa porque el gobierno municipal de nuevo tiene puestas todas las miradas, una vez más con acusaciones de corrupción.

 

Hay tres cuestiones claves que Inza deberá explicar: decretos anulados, sobresueldos y horas extras. En cuanto a lo primero, creen que pueden ser desprolijidades que con una buena explicación se puede llegar a subsanar. El tema de los sobresueldos es más complejo, desde ya, y lo que están diciendo desde el gobierno es que se basan en un antecedente –aunque abogados advierten que esa prueba no sirve ya que no es legal, y tildan concretamente a este punto como una situación de “gravedad institucional”-. Ahora bien, en cuanto a las horas extras, el intendente está realmente complicado, según comentan desde Azul, diciendo que “eso es totalmente injustificable; es un incremento realmente imposible de justificar porque no hay tiempo posible para que una persona trabaje tantas horas extras: no dormiría ni comería”.

 

Los mismísimos concejales oficialistas cuentan que esto es muy grave y por lo bajo en los pasillos de la municipalidad se dice que “durante seis meses se hizo lo que se quiso con plata del municipio, y por otro lado no había plata para la farmacia del hospital”. Es más, se escuchan quejas que hacen referencia a por ejemplo lo que pasó con las graves inundaciones que azotaron a la ciudad, ya que en esos momentos los ediles pedían públicamente que la gente le de tiempo a la gestión, saliendo a dar la cara defendiendo las acciones del gobierno, “y ahora resulta que seis meses después había plata desparramada por todos lados”.

 

La interpelación será este lunes 26 a las 20 horas y a puertas cerradas, lo cual ya de antemano despertó cierta polémica interna porque según comentan, se van a juntar afuera de la municipalidad las fuerzas de seguridad con manifestantes a favor y en contra. Aunque a diferencia del anterior interrogatorio, “tal vez ahora adentro del recinto de esta manera se eviten momentos que involucren por ejemplo a la mujer del intendente, cantando e insultando”, anticipan.

 

Hasta este miércoles, en Azul creían que Inza no se presentaría y que en su lugar mandaría a funcionarios de su confianza. Pero desde hace ya un par de días el intendente se está asesorando con abogados en Capital Federal y ahora advierten que “tal vez se aparezca con un discurso que nadie espera”.

 

Pero lo cierto es que en el Concejo aseguran que “por más que diga lo que diga, acá la plata no está. Si me decís: bueno, vengo y devuelvo toda la plata que falta, está bien, fue un error, yo te lo tengo que aceptar, la plata la devolviste, se puede subsanar; pero si no, es muy difícil que se pueda explicar el error”.

 

Ill be back. Federico Sturzenegger volvió para exterminar al Estado.
Javier Milei y la crisis de Mayo.

También te puede interesar