Política

Resignados y arrodillados ante Cristina, los Bruera piden “reventar las urnas”

A poco tiempo de la tragedia del 2 de abril en La Plata, un abatido intendente Pablo Bruera le dijo a los medios que le importaba “un bledo” su carrera política, porque lo único que tenía en mente era la reconstrucción de la capital provincial. Hoy, a menos de tres meses de la inundación, sus objetivos cambiaron, y en el acto de presentación de la lista del FpV de la Octava Sección, pidió “reventar las urnas de votos”. Junto a su hermano -candidato a concejal- Gabriel y la candidata a diputada provincial Valeria Amendolara, volvió a arrodillarse ante el gobierno nacional. Dijo que su apellido está en la lista kirchnerista porque es la única garantía de conseguir la plata para poner de pie a la ciudad.

El lugar elegido fue el polideportivo del Club Universitario, en la localidad de Gonnet. Debajo del escenario, la pileta del complejo deportivo. Arriba, un salón repleto de platenses invitados por los hermanos gobernantes, que remarcaron en todo momento que el acto se trató de un “plenario ordenado de militantes”, quienes ahora tienen la misión de hacer llegar el mensaje a los barrios.

 

El sábado, la presidenta Cristina Fernández decidió que el hoy diputado provincial Gabriel Bruera sea candidato en estas Legislativas, pero a concejal. Y esto, llamativamente lo llena de “orgullo” al legislador, que se mostró optimista y hasta incluso agradecido a la Nación. Hay quienes dicen que a pesar de que la movida es claramente un escarmiento presidencial, por el contrario, a modo personal hasta tal vez le convenga a Gabriel, teniendo en cuenta sus presuntas ganas de ser quien suceda a Pablo al frente del Municipio. El que parece no estar cómodo con todo este contexto es el presidente del Concejo Deliberante, Javier Pacharotti, que este martes ni siquiera estuvo acompañando a los hermanos.

 

Pocas banderas colgadas en las paredes. Todas con inscripciones locales. Nada de La Cámpora. Sí en un rincón, un tumultuoso pequeño grupo de la JP. Algunos cantitos, aplausos esporádicos para quienes hablaron al comienzo y sí una ovación para el intendente.

 

“No tengan dudas que esta es la lista oficial de Cristina en La Plata”, se remarcó con insistencia, advirtiendo implícitamente que en la vereda de enfrente la oposición es también oficialista; la ultrakirchnerista y decana de la Facultad de Periodismo de la UNLP, Florencia Saintout, también quiere ser concejal, o al menos es el destino ideado por Cristina.

 

Habló el senador Emilio López Muntaner; recordó el episodio de la Fragata Libertad, dijo que fue una vergüenza que la oposición esté a favor de los fondos buitre, y destacó que por primera vez desde el año 2003, la lista oficialista no tendrá los nombres ni de Néstor Kirchner ni de Cristina Fernández. Así, pidió que se centren en los apellidos de quienes -según él-, responden al matrimonio presidencial.

 

Por su parte, Amendolara se dirigió al público con algo de nerviosismo. Describió que forma parte de “una lista que banca al proyecto nacional todos los días en la calle tocando timbre”, y que también siente orgullo por eso. Al momento de hacer referencia a la inundación, la concejal que se refugió cerrando su cuenta de Twitter esa misma noche, hoy dijo que “hemos pasado la peor catástrofe y estamos saliendo gracias al gobierno provincial y nacional. Pusimos la cara, nos hicimos cargo. Somos la única alternativa posible. Tenemos programa y tenemos el mejor ejemplo de militancia en Pablo Bruera“.

 

El diputado Gabriel -candidato a concejal-, siguió la misma línea y repartió flores para la Presidenta y claro, para su hermano. “No hablamos de politiquería, venimos a ofrecer agua, cloacas, seguridad”, elevó la voz, en claro tono de campaña. Remarcó “los espacios verdes y las plazas” y se despidió agradeciéndole “a todo nuestro espacio político por ser candidato a concejal”.

 

Párrafo aparte para las últimas palabras, las del intendente Pablo. “Quiero hacer una pequeña confesión”, dijo, y cabizbajo reveló que “yo no hubiese podido ni querido seguir siendo el intendente sin la fuerza y el cariño que me dieron ustedes la noche más oscura de la ciudad”, haciendo referencia al 2 de abril, cuando La Plata agonizaba bajo el agua y él vacacionaba en Brasil. Hasta incluso agradeció “las cartitas y los mensajes que me dejaron por Facebook y Twitter”.

 

“Me importa un bledo mi futuro político”, había dicho en una entrevista con 221 Radio semanas después de la catástrofe. Hoy, dio vuelta la página: “los convoco para reventar las urnas de votos”, gritó, bañado en aplausos y ovaciones.

 

“¿Quién va a poner los dos mil millones de pesos para readecuar los arroyos?”, se preguntó, justificando su movida de seguir siempre adentro del Frente Para la Victoria, apegándose como nunca a la figura de la Presidenta. “Estamos en esta lista porque es la garantía de la reconstrucción de La Plata”, remarcó sin vueltas, para que no queden dudas.

 

Así, el golpeado intendente que muchos dan por vencido tras la inundación, cerró: “quiero hacerle un homenaje a las personas fallecidas del 2 de abril. Por todos los muertos que tuvimos, a seguir trabajando por el triunfo”.

 

Marcha peronista, y fin.

 

Federico Sturzenegger, asesor sin cargo de Javier Milei.
la campora, en llamas: reproches a kicillof y furia contra ferraresi

También te puede interesar