Sociedad

Después de las fotos, el Papa aceptó la renuncia de monseñor Bargalló

El Papa Benedicto XVI aceptó la renuncia de monseñor Fernando María Bargalló, de 57 años, al gobierno pastoral de la diócesis de Merlo-Moreno, según lo informó la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).

Bargalló presentó su renuncia luego de admitir que tenía una relación sentimental con una mujer, con la que fue fotografiado mientras estaba en una playa de México.

 

Frente al pedido, el Papa nombró Administrador Apostólico de esa diócesis a monseñor Alcides Jorge Casaretto, de 75 años, obispo emérito de San Isidro, hasta que la Santa Sede designe al nuevo obispo diocesano.

 

La diócesis de Merlo-Moreno fue erigida por Juan Pablo II el 13 de mayo de 1997, y comprende los partidos bonaerenses de Merlo y Moreno, que fueron desmembrados de la diócesis de Morón.

 

La sede episcopal fue fijada en la ciudad de Moreno, que tiene una superficie de 350 kilómetros cuadrados con una población de unos 900.000 habitantes, de los cuales se estima que el 80% son católicos.

 

Monseñor Bargalló fue el primer obispo de esa diócesis, y fue nombrado por Juan Pablo II el 13 de mayo de 1997, e inició su ministerio pastoral el 28 de junio de 1997. Antes había sido obispo auxiliar de Morón desde su ordenación episcopal el 31 de mayo de 1994.

 

Monseñor Casaretto, designado Administrador Apostólico de Merlo-Moreno, fue durante 27 años obispo diocesano de San Isidro, diócesis a cuyo gobierno pastoral renunció por haber cumplido 75 años, edad que señala la norma canónica.

 

El Papa le aceptó la renuncia el 30 de diciembre de 2011, no obstante conserva el “título” de San Isidro en calidad de emérito.

 

El martes pasado, una señal de noticias de televisión difundió fotografías en la más se lo ve a Bargalló abrazado con una mujer en una playa. En un primer momento, el obispo dijo que la mujer que aparecía con él era “una amiga de la infancia” y que “las imágenes se explican en el marco de una larga amistad”.

 

De todas maneras, lamentó que aquella situación “no exenta de imprudencia de mi parte, pueda dar lugar a malas interpretaciones”. Al tiempo que pidió “disculpas por la ambigüedad de las fotografías”.

 

Hacia el final de la semana el obispo ya no pudo sostener la mentira y admitió ante todos los sacerdotes de su diócesis Merlo-Moreno, a quienes convocó especialmente, el romance con la mujer y les comunicó su decisión de renunciar a su cargo.

 

Mar del Plata: imputaron a 14 personas por reciclado ilegal de envases de agroquímicos

También te puede interesar