Política

Se renueva el embate kirchnerista por la política de Seguridad en la Provincia

El crimen del joven Bugatto reavivó polémica por política de seguridad en la Provincia: Garré y Mariotto embistieron contra la bonaerense, Scioli resposabilizó al Policía y desde el Mov. Evita y Nuevo Encuentro reclamaron la renuncia de Casal.

El kirchnerismo salió hoy a condenar con dureza el crimen del futbolista Lautaro Bugatto, baleado por un policía bonaerense de civil que intentaba evitar un robo, al señalar en boca de la ministra de Seguridad, Nilda Garré, que es “inadmisible que se trate de capturar a balazos a una persona” y pidió “dar algunos pasos más para lograr una cultura de desarme” de los efectivos que no estén en servicio.

 

El caso volvió a reactivar la polémica con Nación por las políticas de seguridad del Gobierno provincial que vienen cuestionando desde hace meses la propia Garré y el vice de Daniel Scioli, Gabriel Mariotto.

 

De hecho, Mariotto, que viene impulsando foros de debate en toda la provincia para crear la denominada Policía Judicial para investigaciones, apuntó directamente contra la Policía Bonaerense: “es una fuerza policial que viene de una larga noche en la provincia” dijo y reclamó “tener una gran revisión de las incorporaciones, porque este personal degrada la actividad y a nosotros nos llena de responsabilidad y angustia”.

 

Bugatto, joven futbolista de las inferiores del club Banfield, murió ayer por un balazo disparado por el efectivo de la Bonaerense Gabriel Benítez, cuando, fuera de servicio y vestido de civil, intentó evitar el robo de una moto en la que viajaban su hermana y su hija menor, en la localidad bonaerense de Burzaco. El policía fue detenido y separado de la fuerza.

 

Según Garré, “hay una resistencia en general del policía” promedio “a no ir armado” cuando está “fuera de servicio” y lo atribuyó a “una cultura que se fue instalando” en las fuerzas de seguridad como la Federal y la Bonaerense, aunque admitió que los gobiernos de ambas jurisdicciones deben “dar algunos pasos más para lograr una cultura de desarme”.

 

La ministra de Seguridad dijo que “desde que era diputada, hace varios años ya, siempre impulsé la posibilidad de que los policías no estén armados cuando están fuera de servicio”.

 

Argumentó que lo contrario representa “una tensión terrible sobre el policía: obligarlo a ser policía 24 horas por 24, los 365 días del año” y advirtió que “nadie puede resistir ese nivel de tensión”.

 

Scioli responsabiliza a la Policía

 

El gobernador Daniel Scioli por su parte despegó a la Bonaerense y apuntó exclusivamente contra Benítez. Tras señalar que siente “indignación, consternación, mucha bronca, porque obviamente no es la policía que queremos ni es nuestra política de seguridad”, el mandatario dijo que el caso Bugatto “no es inseguridad, es un asesinato. Como tal hay que tratarlo, con todo el peso de la fuerza de la ley”, pidió.

 

En el mismo sentido, por otro lado, también se refirió al hecho el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, quien aseguró que el futbolista fue “víctima de una irresponsabilidad que conmueve”.

 

“Reprobamos haber usado el arma violando todo tipo de ley, reglamento y disposición administrativa”, sostuvo el funcionario, que se manifestó “consternado” por el episodio.

 

En tanto, el vocero del gobierno provincial, Juan Courel, también se expresó sobre el asesinato y lo calificó como “un crimen cobarde e injustificable”. Al mismo tiempo, en declaraciones a la prensa, afirmó que “cuando un policía al que le confiamos un arma y una placa para que nos defienda traiciona este voto de confianza, le corresponde el mayor rigor de la Ley”.

 

Piden la renuncia de Casal

 

En tanto, el diputado del Movimiento Evita, Leonardo Grosso, fue más contundente que Garré y Mariotto y pidió “la renuncia urgente” del ministro Ricardo Casal, porque “no controla ni maneja la Policía Bonaerense, parece una Fuerza autogobernada sin ningún direccionamiento político”.

 

En el mismo sentido, el titular del bloque Nuevo Encuentro en la Cámara de Diputados bonaerense, Adrián Grana, repudió los dichos de Scioli y Casal quienes calificaron la muerte Bugatto “como un simple asesinato”.

 

“El gobernador y su ministro de Seguridad son los responsables políticos por darle rienda suelta a la Policía, desde el inicio de su gestión no cesan este tipo de hechos de gatillo fácil y violencia institucional. Es hora de poner en marcha una gran reforma de esta institución”, pidió el legislador que responde a Martín Sabbatella.

 

Fuente: Agencia DIB

 

visita a astiz: up senala a dos diputados libertarios y busca destituirlos
Los dirigentes Roque Fleitas y Andrés Laumann de La Libertad Avanza de Entre Ríos en la audiencia para obtener la personería provisoria.

También te puede interesar