NUEVO GOBIERNO

Deuda comercial: desplante importador a Toto Caputo, dudas y presiones

Poco entusiasmo por el Bopreal que lanzó el Banco Central. Baja rentabilidad en el mercado secundario y falta de comprensión del instrumento, entre las razones.

El bono que lanzó el Banco Central de la República Argentina (BCRA) para resolver la deuda comercial no termina de convencer a los importadores. Las empresas tienen muchas dudas sobre la conveniencia o no de suscribir al instrumento que pergeñado por el equipo económico de Toto Caputo; y especulan con presionar un poco más para mejorar los beneficios impositivos, en especial la eliminación definitiva del Impuesto PAÍS.

La reticencia de las áreas importadoras de las empresas se fundamenta en varias razones, pero hay coincidencias en tres puntos: la imposibilidad de pagar directamente a los proveedores, la falta de capacitación en pymes y la poca rentabilidad que, aseguran, obtienen en el mercado secundario de bonos.

Como contó Letra P, el gobierno de Javier Milei busca refinanciar una deuda estimada en u$s65.000 millones entre bienes y servicios. Informes privados advierten sobre unos u$s30.000 millones por encima del monto "normal" de stock y abrió un registro de importadores para acceder al Bono para la Reconstrucción de la Argentina Libre (Bopreal).

El poco entusiasmo se reflejó en la primera licitación del bono en la que apenas hubo una demanda del 9% sobre lo ofrecido. Este miércoles y jueves el Banco Central volverá a llamar a las compañías, con actitud expectante.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FBancoCentral_AR%2Fstatus%2F1740492160791904370&partner=&hide_thread=false

"Se anticipa que a medida que se vayan aclarando los procesos operativos para la suscripción y la documentación asociada requerida al efecto, el volumen de participación irá en aumento", aclaró la entidad dirigida por Santiago Bausili tras la adjudicación de apenas u$s68 millones.

Causas del desplante importador

El primer Bopreal que se lanzó es a largo plazo, con vencimiento en octubre de 2027, con la posibilidad de renegociarse en el mercado secundario de bonos y de utilizarse para el pago de impuestos. Entre importadores admiten que sólo lo pueden tomar las grandes empresas, con espalda para aguantar el pago hasta esa fecha.

"Para las pymes no sirve. No están capacitadas y aparte los proveedores de afuera nos exigen que les paguemos", explicó un industrial a Letra P. "No terminamos de comprenderlo", es la frase que se repite entre las fuentes empresariales consultadas. El BCRA sacó un instructivo luego de la primera subasta, porque recibía consultas sobre la falta de entendimiento de su funcionamiento.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FBancoCentral_AR%2Fstatus%2F1742231090406867004&partner=&hide_thread=false

El bono tampoco es atractivo para las grandes compañías. "No vemos entusiasmo de nuestros clientes. Hoy la venta de bonos en el mercado secundario, los dólares que obtenés de la venta le quita al valor presente del título; no te permite pagar con acceso al mercado por canje o arbitraje con fondos propios", indicaron en un estudio legal que trabaja con importadores.

La tasa del 5% tampoco es seductora. "Hay un juego de presiones para que quiten definitivamente el Impuesto PAÍS más allá del 31 de enero. Con un interés bajo, el gravamen se lo lleva puesto", contaron desde una cámara empresaria.

Auditoría de la deuda

A través del padrón de importadores, la Secretaría de Comercio busca realizar una auditoría para hacer un conteo fehaciente de cuánto es el pasivo, cuánto de esos dólares se trata de operaciones con casas matrices y cuánto se trata de maniobras fraudulentas, ante la especulación de posibles sobrefacturaciones para acceder a dólares oficiales en un momento de expectativa de devaluación.

"El fin del registro es transparentar la deuda comercial REAL que existe con proveedores del exterior. La discrecionalidad y arbitrariedad en el sistema anterior de las SIRAS generó enormes distorsiones y las empresas acudieron a todo tipo de vías de escape para poder seguir produciendo", indicaron fuentes de Comercio. Este medio consultó al área que dirige Pablo Lavigne sobre cuál es el monto que tiene en la mira, pero no obtuvo respuesta.

El impuesto PAÍS divide aguas en el Círculo Rojo
El Círculo Rojo espera la decisión de Toto Caputo y del Banco Central

También te puede interesar