TODOS CONTRA TODOS

Cristina Kirchner quedó a una banca de perder la primera minoría en el Senado

La partida de cuatro integrantes del FdT impactó fuerte en el equilibrio inestable de un recinto polarizado. La desnudez de una debilidad inesperada.

Un puñado de cinco senadores protagonizó ese miércoles una crisis inesperada para el Frente de Todos en la Cámara alta: cuatro se fueron del oficialismo y lo dejaron a un escaño de perder la primera minoría. La fractura se concretaría el 1 de marzo, pero se comunicó a pocas horas de la sesión preparatoria para renovar a las autoridades del cuerpo que se realizará este jueves. Es un cimbronazo para Cristina Fernández de Kirchner. Tal como contó Letra P, hasta el lunes tenía previsto realizar la preparatoria el viernes 24 con una sesión pública de temario acotado. Este miércoles cambió todo: se adelantó la fecha y sólo se elegirán a las autoridades sin la presencia de la vicepresidenta.

En los despachos de los involucrados sus voceros negaron los rumores que circularon durante todo el fin de semana largo. Finalmente este miércoles por la tarde fue oficializado el nuevo bloque Unidad Federal, que surge de la fusión del monobloque Córdoba Federal, de Alejandra Vigo, junto a los cuatro exintegrantes de los dos bloques del oficialismo. Se fueron por diferencias políticas con el Gobierno y con el presidente Alberto Fernández, en medio de una partida que fue planificada con el respaldo silencioso del gobernador cordobés Juan Schiaretti y del senador Adolfo Rodríguez Saá.

La pérdida para los dos bloques del oficialismo tuvo el mismo impacto numérico. El bloque Frente Nacional y Popular, que conduce José Mayans y tenía 21 bancas, afrontó la partida del entrerriano Edgardo Darío Kueider y del correntino Carlos Mauricio Espínola. Sin ambos, quedó con 19 integrantes. El bloque Unidad ciudadana, presidido por Juliana Di Tullio, contaba con 14 escaños y sufrió la salida del salteño Guillermo Snopek y de la puntana María Eugenia Catalfamo. Esa segunda parte del interbloque de FdT quedó con 12 bancas.

91a10a7d-2143-43a2-bd72-7ef81a462dc8.jpg

Con esta nueva composición, el FdT quedó a un paso de perder la primera minoría del cuerpo y alimentó el fantasma de debilidad que afrontó el oficialismo en la Cámara de Diputados el pasado 1 de diciembre, cuando la oposición dejó sin cuórum la preparatoria para ratificar a Cecilia Moreau en la presidencia del cuerpo. La aritmética de mayorías para establecer las autoridades se define por el peso de los bloques y no de los interbloques. De ese modo, el bloque liderado por Mayans mantiene la primera minoría con 19 miembros; la segunda minoría queda para la UCR, que tiene un bloque de 18 bancas; y la tercera minoría queda para Unidad Ciudadana, que posee 12 bancas. La cuarta fuerza del recinto es el bloque Frente PRO con nueve miembros y la quinta es el flamante bloque Unidad Federal, con cinco.

El futuro alineamiento de ese quinteto será determinante en la correlación de fuerzas del recinto. Hasta ahora el interbloque del Frente de Todos tiene 35 escaños y le faltaban dos para reunir el cuórum de 37. Desde el 1 de marzo quedará con 31, dos por debajo de los 33 que forman parte del interbloque de JxC. Con esos números, el oficialismo enfrenta otra negociación para sesionar y afronta otro riesgo político: que los cinco que se fueron respalden a la oposición en alguna iniciativa y dejen al desnudo una nueva debilidad del FdT.

Cada uno de los senadores que dejaron el interbloque del FdT tenían distintas razones para la ruptura. El entrerriano Kueider venía amagando con romper desde el año pasado y hubo una última advertencia, de la que dio cuenta Letra P. El jujeño Snopek, en tanto, no ocultaba su malestar por el apoyo de la Casa Rosada al gobernador radical Gerardo Morales. "Además de que esta muy enojado porque quiere ser candidato a gobernador también tiene muchos desacuerdos con la vista gorda del Presidente con la situación de (la dirigente social) Milagro Sala, detenida desde el 16 de enero de 2016 y el encarcelamiento de dirigentes peronistas", confió una fuente cercana a Snopek. Este senador es el único que le puso fecha a su salida. Dijo que será a partir del 1 de marzo, aunque este jueves no estará presente por razones personales.

Snopek, también, fue el único que expuso sus argumentos por escrito, al culpar al jefe del Estado. En una carta dirigida a CFK, justificó que como "representante de mi provincia, no puedo dejar se señalar la falta de incidencia favorable que el Presidente ha tenido en los últimos tiempos para con Jujuy". "No puedo, ni quiero, asistir cómplicemente a la pérdida total de la inconstitucionalidad en la provincia de Jujuy, con un gobernador que no respeta ni la división de poderes, ni la Constitución, ni ningún mecanismo de contrapeso", completó el senador

En el caso de Catalfamo, sus colegas ven un alineamiento directo con el gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá, que está cada vez mas cerca de Schiaretti a nivel nacional y suma volumen en la pelea interna que tiene con su hermano, el senador Adolfo Rodríguez Saá.

cfk vuelve... ¿al recinto del senado?
Victoria Villarruel, debe evitar que debata el decretazo. 

También te puede interesar