X
Tras haber marcado el lunes un nuevo récord, la moneda estadounidense baja 20 centavos. El Banco Central retomó la política de intervenciones en el mercado.
Redacción 12/06/2018 11:34

El Banco Central salió de la pasividad y vendió cerca de U$S500 millones en la rueda para cortar tres rondas consecutivas de alza en el dólar. De todos modos, el desembolso solo alcanzó para poner a la divisa 6 centavos por debajo del lunes último. Así, el billete verde cerró en $26,40. 

Por otra parte, y según consignó Ámbito Financiero, en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa se hundió 25 centavos a $ 25,75 como resultado de la intervención del Banco Central, que salió a vender unos u$s 500 millones. El volumen se disparó un 108% hasta las u$s 1.104 millones, lo que demuestra la necesidad del mercado en cubrir posiciones tanto locales como en el exterior. 

Tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central se había retirado del mercado y había dejado cualquier tarea de intervención en manos del tesoro, pero este martes volvió a ponerse en posición vendedora para suavizar el deslizamiento de la divisa.

La moneda nacional alcanzó el lunes una devaluación del 39,75% desde que arrancó el año.

Imparable, el dólar había arrancado la semana con un fuerte alza de 49 centavos con relación a la cotización del viernes y establecido así una nueva marca récord de 26,44 pesos, equivalente a una apreciación de 1,9% en un día.

La nueva disparada del billete norteamericano se enmarcó en la decisión del Gobierno de dejar flotar el tipo de cambio, anunciada el último jueves y condición que forma parte del acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin embargo, la necesidad de evitar movimientos bruscos modificó una vez más esa postura.

Sturzenegger salió a vender U$S500 M y logró una baja marginal del dólar

Tras haber marcado el lunes un nuevo récord, la moneda estadounidense baja 20 centavos. El Banco Central retomó la política de intervenciones en el mercado.

El Banco Central salió de la pasividad y vendió cerca de U$S500 millones en la rueda para cortar tres rondas consecutivas de alza en el dólar. De todos modos, el desembolso solo alcanzó para poner a la divisa 6 centavos por debajo del lunes último. Así, el billete verde cerró en $26,40. 

Por otra parte, y según consignó Ámbito Financiero, en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa se hundió 25 centavos a $ 25,75 como resultado de la intervención del Banco Central, que salió a vender unos u$s 500 millones. El volumen se disparó un 108% hasta las u$s 1.104 millones, lo que demuestra la necesidad del mercado en cubrir posiciones tanto locales como en el exterior. 

Tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central se había retirado del mercado y había dejado cualquier tarea de intervención en manos del tesoro, pero este martes volvió a ponerse en posición vendedora para suavizar el deslizamiento de la divisa.

La moneda nacional alcanzó el lunes una devaluación del 39,75% desde que arrancó el año.

Imparable, el dólar había arrancado la semana con un fuerte alza de 49 centavos con relación a la cotización del viernes y establecido así una nueva marca récord de 26,44 pesos, equivalente a una apreciación de 1,9% en un día.

La nueva disparada del billete norteamericano se enmarcó en la decisión del Gobierno de dejar flotar el tipo de cambio, anunciada el último jueves y condición que forma parte del acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin embargo, la necesidad de evitar movimientos bruscos modificó una vez más esa postura.