nuevo gobierno

Un libertario de linaje peronista asoma para manejar la plata de las universidades

Hijo del fundador de Guardia de Hierro, Alejandro Álvarez (h) no está nombrado, pero ya se reunió con rectores. ¿Subsecretario o director? Presupuesto en juego.

Alejandro Álvarez (h) es el hombre designado hasta el momento por el gobierno de Javier Milei como responsable de lo que fue hasta el 10 de diciembre la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU). Si bien no fue designado formalmente, ya mantuvo encuentros con referentes de las casas de altos estudios junto al flamante secretario de Educación, Carlos Torrendell. Docente de las universidades de Buenos Aires (UBA) y de La Matanza (UNLAM), Álvarez es hijo del legendario Alejando “El Gallego” Álvarez, fundador de Guardia de Hierro, la organización peronista nacida en los 60 que confrontó con Montoneros y el ERP por su rechazo a la lucha armada y con la que comulgó en su juventud Jorge Bergoglio.

Álvarez es reconocido como el nuevo interlocutor para la agenda universitaria por diversas fuentes del sector, aunque aún se desconoce si la SPU tendrá rango de subsecretaría o de dirección. Si asume el cargo, rompería una tradición que marca que quien ocupa ese rol viene de conducir una casa de altos estudios y cuenta con el apoyo de las autoridades nucleadas en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). Sin antecedentes de gestión al frente de universidades, justamente Álvarez acompañó esta semana a Torrendell y tuvo su primer encuentro cara a cara con rectores y rectoras en la sede del organismo en Ecuador al 800. Al cierre de esta nota, no había sido designado formalmente.

Titular de las cátedras de Ciencia Política de la UBA e Historia Económica de la UNLAM, Álvarez es abogado y trabajó en el ex-Ministerio de Ciencia y Técnica. Se acercó a La Libertad Avanza (LLA) a partir de reuniones con diputados de esa fuerza. De esa manera, se sumó a los equipos del gobierno libertario pese a la prosapia justicialista que carga en su nombre y apellido. Su padre, fallecido en 2016, fue formador de cuadros y dirigente fundamental de la mítica orga por la que pasaron figuras como José Luis Manzano, José Manuel de la Sota, Julio Bárbaro, el Chueco Juan Carlos Mazzón, Olga Riutort y Gildo Insfrán, entre muchas otras.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fgildokatejon%2Fstatus%2F1699246179673088054&partner=&hide_thread=false

De perfil bajo aunque con una intensa actividad en las redes sociales libertarias, lo que incluye su incursión como streamer, la perspectiva de Álvarez sobre el sistema que conduciría puede encontrarse en un artículo titulado “Romper la inercia corporativa universitaria o el reino del ‘No se puede’”, en el que cuestiona a los sindicatos y a las organizaciones políticas de las universidades nacionales. De hecho, en ese mismo artículo critica que quien ocupe la Secretaría de Políticas Universitarias sea habitualmente un rector o una rectora.

En el mismo documento, que forma parte del libro El resurgir de la Argentina, donde comparte cartel con el médico ultraconservador Abel Albino, el economista Rosendo Fraga y el empresario de medios investigado en causas de lesa humanidad Vicente Massot, Álvarez critica la creación de universidades de los últimos años. Afirma que “a partir de 2018 en los claustros universitarios se vivió un clima de sovietización” y, en su análisis, las casas de estudio son parte de las corporaciones que vincula al peronismo y el radicalismo. En el mismo capítulo del libro publicado este año, Álvarez considera necesaria la reforma de la Ley de Educación Superior.

Presupuesto y dudas

Con la mira y la preocupación puestas en el presupuesto 2024, esta semana las autoridades universitarias acercaron sus reclamos al Ejecutivo en un primer encuentro en la sede del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). Las conversaciones continuaron en una segunda reunión en las oficinas de la cartera educativa, ahora devenida en secretaría.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FAleCiroAlvarez%2Fstatus%2F1733327846867705862&partner=&hide_thread=false

Según pudo reconstruir Letra P, Álvarez tomó nota de los temas más urgentes: la preocupación de las autoridades universitarias por los pagos de sueldos de diciembre, la apertura de créditos para 2024 y los pagos pendientes de este año. La inquietud que atraviesa los rectorados se afinca en la promesa del Gobierno de prorrogar para el año entrante el presupuesto 2023, de 892.227 millones de pesos. Consideran que con la inflación y la última devaluación del 12 de diciembre esa cifra no permitirá hacer frente al funcionamiento de las instituciones en el corto plazo.

Hasta el viernes pasado, en Educación no había nombres definidos en las segundas líneas ni tampoco cómo sería la estructura de la cartera devenida en secretaría, que depende del ministerio de Capital Humano conducido por Sandra Pettovello. Sólo la designación de Torrendell es una certeza. La de Álvarez parece que está al caer, aunque nadie lo confirmó en el cargo.

por que la guerra entre poggi y el alberto llego a la universidad
Jaime Perczyk y Carlos Torrendell en la reunión de transición educativa

También te puede interesar