SEMANA SANTA FE

Primeros puentes entre Maximiliano Pullaro y Javier Milei

El gobernador electo se reunirá este lunes con Guillermo Francos, hombre político del libertario. Ponerse a disposición desde temprano. Dos actores del cambio.

El futuro ministro de Interior del presidente electo Javier Milei, Guillermo Francos, entró en contacto con el próximo gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, y lo invitó a una reunión prevista para este lunes en Buenos Aires. Se trata del primer puente que se entabla entre un actor político mileista y el radical. No obstante, a la par del diputado santafesino, parte de un equipo ministerial ya entabló diálogo con las cabezas del gobierno nacional entrante.

La vicegobernadora electa Gisela Scaglia cumple un rol central en el naciente vínculo del hombre de confianza del libertario con Pullaro. Cosas de la vida, la dirigente del PRO conoce a Francos desde hace años. De hecho, el futuro ministro la llamó para felicitarla las veces que la dupla ganó las elecciones este año, y volvió a comunicarse este viernes para arrancar relaciones bilaterales con Santa Fe. Scaglia, socia en partes iguales de un cogobierno (según los dichos del gobernador electo), solo tuvo que pasarle el celular a Pullaro.

Dos futuros funcionarios radicales de primera línea también le confirmaron a Letra P el contacto. Pullaro verá a Francos en el inicio de una mini gira de 48 horas por Buenos Aires, que incluye una reunión en la Casa de Santa Fe con el futuro titular Hernán Rossi, nombramiento que reveló este miedo. El martes a las 12, el hughense volverá a verse las caras con el grupo de gobernadores electos de Juntos por el Cambio (JxC), pero esta vez el cónclave se hará extensivo a todos los legisladores y las legisladoras de la coalición. Tratar de ordenar el espacio y evitar la ruptura, el temario espinoso de la cumbre.

No solo Pullaro se acercó al universo Milei en las últimas horas. Los puentes también se extienden a su gabinete. Es el caso de futuro ministro de Obras Públicas Lisandro Enrico, quien este martes tendrá un primer contacto institucional con el futuro titular de Vivienda mileista, Ricardo Inti Alpert. Al senador le toca congeniar con una de las carteras que Milei quiere podar. Nada fácil.

También movió el próximo ministro de Trabajo Roald Báscolo, que se había reunido a principios de semana con Gustavo Morón, quien iba a liderar la misma área en Nación hasta quedar fuera en este armado frenético que tiene el gabinete de Milei. Lo reemplazará el abogado laboralista Omar Yasín, con quien el oriundo de Reconquista ya se comunicó. Báscolo también celebra la llegada de Osvaldo Giordano a la ANSES, porque intuye que el cordobés conoce de primera mano – por ser un especialista en seguridad previsional – el nivel de deuda del organismo con las dos provincias del centro en materia de caja de jubilaciones.

Otra agenda

A Pullaro rápidamente le cambió la agenda. Sin dramatizar, entró en alerta por dos razones similares, pero de distinto alcance. Una, de fronteras adentro: el crítico estado en el recibe las cuentas del Estado provincial. La otra, de superior nivel: ¿cómo convivir con Milei si efectivamente paraliza obra pública y lleva a cabo las reformas de fondo que promete? Y algo más, ¿cómo contiene a intendentes y comunales de la turbulencia inevitable que se avecina?

La preocupación de toda la dirigencia santafesina quedó de manifiesto el viernes pasado en el cónclave que agrupó a Unidos alrededor de Pullaro y el próximo ministro de Hacienda Pablo Olivares. “Este miércoles nos entregan el diploma a las autoridades, ¿y si lo devolvemos?”, chisteó un intendente del sur de la provincia para descomprimir un panorama complejo.

“El déficit es importante”, se puso serio otro intendente ante la consulta de Letra P. El gobernador Omar Perotti asumió con una masa salarial a su favor y se retira con dos en contra. Ese es el mensaje de herencia que utiliza Pullaro. Dentro de un marcado grado de incertidumbre, el Presupuesto 2024 viene con retoques en impuestos y tributos; y las localidades podrán disponer de un fondo especial de hasta 20 mil millones de pesos para afrontar haberes y medio aguinaldo en diciembre. No es un gesto para cualquiera, solo para aquellos que puedan demostrar y acreditar que no disponen de los fondos para pagar.

Son los primeros gestos de conducción del gobernador electo. Contiene, pero demanda. Sin azote, pero con rigurosidad. Sabe que el vínculo con Milei no será sencillo, pero también sabe que las personas que lo pusieron en la Casa Gris son sus mismos votantes. No hay que tirar de la piola. “Yo también me siento un actor del cambio que se votó el domingo”, le aclaró a un medio porteño de tinte progresista entre semana.

Gisela Scaglia y Clara García conducirán la Legislatura desde diciembre próximo.
Maximiliano Pullaro y Felipe Michlig.

También te puede interesar