INTERNA LIBERTARIA

Operativo desgaste de Karina Milei para expulsar a Serenellini del Gobierno

El funcionario es cuestionado por los pagos a la casta mediática. Freezer, presión y vaciamiento de poder. El nuevo rol de Adorni y la cena en ADEPA.

Eduardo Serenellini mantiene una estrecha relación con el presidente Javier Milei, pero su firma para autorizar pagos de pautas adeudadas de la gestión de Alberto Fernández lo pusieron en la lista negra de Karina Milei, quien -afirman en los pasillos de la Casa Rosada- está jugando a fondo para desgastarlo y darle salida del gobierno.

Una de las personas de mayor diálogo con el jefe de Estado aseguró a Letra P que habría novedades sobre el futuro de Serenellini en los próximos días, con lo que se reformularon los rumores de renuncia o mayor desguace sobre la Secretaría de Medios que controla desde el 2 de enero, día que pisó por primera vez la Casa Rosada con traje de funcionario.

Todo sucede luego de que le vaciaran casi por completo el área que maneja -la Subsecretaría de Prensa y la Vocería quedaron en manos de Manuel Adorni, al igual que todas las autorizaciones de habilitación de pautas oficiales- y haber dado la orden interna de no asistir a las reuniones semanales de voceros ministeriales que Serenellini encabeza cada semana.

En la trinchera de Medios de Serenellini

En paralelo a este operativo, quienes están cerca del secretario de Medios aseguran que está cómodo en su cargo y que no tiene previsto renunciar, como trascendió en Balcarce 50, por lo que, dada la presión interna, se podría decir que resiste con muy pocos recursos. Según fuentes del gobierno, no sólo ya no maneja la pauta oficial tras el escándalo de los pagos a la casta mediática, sino que apenas tiene control directo sobre su equipo de secretarias y, aun así, se las ingenia para mantener su agenda activa: sólo en los últimos días, se reunió con el interventor de Medios Públicos, Diego Chaher; el secretario Parlamentario, Omar de Marchi; el director de Radio Nacional, Héctor Cavallero; entre otros, y estuvo también en la última reunión de gabinete que encabezó Milei.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/edserenellini/status/1775952632999239759&partner=&hide_thread=false

Aun así, su principal fortaleza se encuentra en la relación de amistad que mantiene con el Presidente, a quien entrevistó en varias oportunidades en los programas periodísticos por los que pasó. Se habla incluso de una relación cercana de Serenellini con el empresario a cargo de los contenidos de La Nación+ Juan Cruz Ávila, de diálogo directo con Milei, que incluso llegó a compartir una cena en la casa del periodista Eduardo Feinmann a días de su asunción.

Aunque no pertenecen a la misma línea política, algo similar le sucedó a Ramiro Marra, aunque en un nivel de mayor confianza con el líder de La Libertad Avanza (LLA). Es que, el director de Bull Market Group supo ser el principal referente libertario en la Ciudad, al punto de ser su candidato a jefe de Gobierno porteño, pero fue apartado de la conducción del bloque por Karina, antes de que el propio Presidente lo rescatara en persona para sumarlo a su consejo de asesores económicos. Esa nueva designación se formuló después de una reunión en privado entre ambos en la Quinta de Olivos.

En la fortaleza de la Vocería de Adorni

Tal como dio cuenta Letra P, muchas de las áreas que tenía bajo su órbita Serenellini pasaron a ser controladas por Adorni, incluida la Subsecretaría de Prensa, que está en manos de Javier Lanari, otro experiodista que no se despega del vocero y lo acompaña a cada una de las conferencias de prensa que se realizan de manera diaria en el tercer piso de la Casa Rosada.

Embed - Manuel Adorni en Instagram: "En la cena de ADEPA."
View this post on Instagram

A post shared by Manuel Adorni (@madorni)

La decisión de fortalecer a uno en desmedro de otro la tomó Karina. Es algo que incluso trasciende los muros de la sede de gobierno, como la noche que se organizó la cena de la junta de directores anual de ADEPA que se realizó en el Circulo Italiano. Adorni y Lanari estuvieron sentados en la mesa central junto a los principales empresarios mediáticos y figuras como Cristian Ritondo y Serenellini, en una contigua. La única voz del gobierno que se escuchó esa noche fue la del jugador de Age of Empires.

Mientras el presidente de la entidad periodística, Martín Etchevers, brindaba su discurso en la comida de camaradería de la 184 junta de directores, en alguna de las mesas circulaba la nota que Letra P había publicado unas horas antes y que daba cuenta de que la Secretaría de Medios a cargo de Serenellini había autorizado pagos por casi $ 100 millones en concepto de montos adeudados de la gestión de Alberto Fernández.

El vocero presidencial Manuel Adorni.
Karina Milei.

También te puede interesar