TODOS CONTRA TODOS

Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Wado de Pedro, Martín Insaurralde y mil flores para camuflar la grieta K

Con el ruido de fondo que enrareció el clima en el cristinismo bonaerense, foto de unidad en Lomas de Zamora. Todos amigos.

En medio del ruido interno que provocó el discurso que pronunció Máximo Kirchner en el Plenario de la Militancia de Avellaneda, donde cuestionó al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, por señalar que había que “bajar al territorio”, y del revuelo interno que provocó la foto del ministro del Interior, Eduardo De Pedro, con el directivo de Clarín Jorge Rendo, el kirchnerismo bonaerense montó una foto de unidad para camuflar una grieta que no lastima a la coalición de gobierno sino a la propia tropa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Este lunes, en Lomas de Zamora, se mostraron juntos Kirchner, Kicillof y De Pedro, con el jefe de Gabinete de la provincia, Martín Insaurralde, como anfitrión. La foto fue montada en el marco de la inauguración del Hospital de Diagnóstico Inmediato "Nuevo Aráoz Alfaro" de Temperley.

Los discursos lo dejaron en evidencia. “Contar con tantos amigos presentes para nosotros es hermoso”, dijo al abrir el acto Insaurralde. Una línea que después siguieron a rajatabla el resto de los oradores. “Amigo Máximo”, dijo De Pedro y “amigo Maxi”, se animó a más el gobernador, ambos para referirse al presidente del Partido Justicialista (PJ) bonaerense, quien se prestó para la foto pero no tomó la palabra.

Máximo Kirchner en Avellaneda 11 de marzo de 2023

“Axel, (quiero) agradecerte por el apoyo que, desde la pandemia hasta acá, tuvo Lomas de Zamora con una inversión inédita. Fue un trabajo enorme”, recalcó Insaurralde, para después hacer lo propio con De Pedro “por todo el apoyo al municipio”.

A su turno, el ministro del Interior fue más allá. “Cuando uno mira la gestión de Axel... el compromiso de un gobernador que con toda su capacidad y su corazón diseño un plan para la provincia, lo está ejecutando, está trabajando todos los días desde La Plata... y con las obras de infraestructura, de salud, de seguridad… yo, como ciudadano, como mercedino, te quiero decir que desde la gestión de Felipe Solá que no veo una gestión tan comprometida con las necesidades de la gente”, endulzó al candidato a la reelección y omitió por completo a la gestión bonaerense de Daniel Scioli, anotado para la carrera presidencial y, entonces, potencial adversario en la interna del FdT.

Hubo más. “Es mentira que el gobernador está en el medio del Presidente y el intendente; un gobernador puede transformar la provincia de Buenos Aires”, dijo, acaso para acallar las voces internas que plantean la necesidad de que Kicillof sea candidato a presidente por el Frente de Todos para que, desde allí, arrastre el voto de la provincia de Buenos Aires, algo que, advierten algunos, no puede garantizar desde la provincia si tiene un candidato a presidente que represente un salvavidas de plomo.

Kicilove

A su turno, el gobernador hizo lo propio. Pese a las tensiones que cruzan la relación con Insaurralde, que aterrizó en el gabinete por mandato de CFK luego de la derrota oficialista en las legislativas de 2021, destacó que “ha transformado Lomas de Zamora”, que tiene la “capacidad de ser un excelente jefe de Gabinete” y que dejó “un equipo sólido y compacto que sigue la obra” en el distrito.

“Nos acompaña el compañero Maxi”, siguió, para inmediatamente ahondar en sus bondades. “Lo que vos hiciste en la Cámara, en el Congreso Nacional, fue tomar decisiones, impulsar medidas, a veces en soledad, y todo lo que hiciste favoreció a la provincia de Buenos Aires... gracias, no en mi nombre, sino en el de todos los bonaerenses”, mimó el gobernador.

https://twitter.com/minsaurralde/status/1637801263734595584

También hubo flores para De Pedro, que camina con traje de presidenciable K. “Quiero agradecerle a Wado, un hombre que no ha parado un día de recorrer el interior de la Argentina, todo el país: se que te tira la provincia de Buenos Aires, pero hacés un esfuerzo enorme”, le palmeó la espalda.

También le devolvió gentilizas de cara a la definición de candidaturas. “Wado es de los pocos que está pensando en la Argentina de largo plazo”, dijo para, por último, ir por reforzar lo propio al destacar que “la provincia de Buenos Aires pone su grano de arena a la planificación”, porque tiene “un plan a seis años”, en referencia a su 6x6, que llega hasta 2027.

La foto se da luego del contrapunto entre Kirchner y Kicillof que se dio en el Plenario de la Militancia de Avellaneda, hace diez días. “No hay que bajar al territorio, compañero gobernador, hay que subir a los militantes a los lugares”, disparó el hijo de la vicepresidenta para dejar resonando el estruendo de la bala en todas las mesas de rosca bonaerenses que vieron en ese gesto una muestra de la tensión existente entre el presidente del PJ y el gobernador, que es, como contó Letra P, la otra pelea por la lapicera.

el kirchnerismo lanzo la campana para que cfk juegue (de gran electora) en 2023
massa, scioli y las paso imposibles del frente de todos

Las Más Leídas

También te puede interesar