LADO A

Mauricio Macri y Javier Milei: la trampa del Gato y el León

A qué jugará Macri. Ya arrancó el pase de facturas de quienes lo consideran el mentor de la derrota. Los elogios cruzados con Milei y la posibilidad de que se incline de modo explícito a favor del libertario.

Mauricio Macri quedó en el centro de las discusiones de Juntos por el Cambio (JxC) desde el mismo domingo por la noche. No pocas voces le apuntan por considerarlo el mentor de la derrota: lo creen responsable de haber perjudicado primero la candidatura de Horacio Rodríguez Larreta y, luego, la de Patricia Bullrich, a quien le dio un apoyo ambiguo durante toda la campaña, con apariciones esporádicas en las que no escatimó elogios a Javier Milei. El expresidente está ahora en una encrucijada: ¿hará explícito su apoyo al libertario de cara al ballotage, aun si eso termina en la implosión de su propia fuerza política?

Desde el escenario de la derrota montado en Parque Norte, Bullrich tendió puentes con Milei con un discurso que fue categórico contra Massa y el kirchnerismo. “El populismo ha empobrecido al país y no soy yo quien va a felicitar a quien vuelva al poder tras haber sido parte del peor gobierno de la historia argentina”, lanzó parada junto a Macri e insistió en que nunca será “cómplice” del populismo y la corrupción.

El gesto de la candidata derrotada fue bien recibido en La Libertad Avanza, donde irán a cazar los votos de su espacio de para la segunda vuelta del 19 de noviembre. Sin embargo, aún no está claro cuán explícita será la postura de la cúpula del PRO, ya que Bullrich insistió con preservar la unidad. Desde el partido confirmaron a Letra P que planifican una reunión para este martes, en la que presionarán para que haya una posición unificada de cara a noviembre.

“Macri juega desde las PASO a favor de Milei, ahora se viene lo inevitable”, auguró ante este medio un dirigente del PRO que jugó para Larreta en la interna y profundizó: “Como cualquier pareja que no anda bien y al final termina separándose, eso es lo que va a pasar con nosotros”. La pregunta ahora es hasta dónde podría escalar la ruptura y si involucraría a los partidos de JxC o también podría hacer implosionar al PRO, donde no está clara la actitud que tomará Larreta.

En el entorno del jefe de Gobierno son cautos y asumen que lo más probable es que brinde libertad de acción a los propios, aunque hay quienes ven una posibilidad de que apoye a Massa. En contraste, descartan de lleno que pueda jugar a favor de Milei.

El domingo, el libertario ya no volvió a hacer mención a su pelea contra "la casta" y decidió tender puentes con la dirigencia de JxC para armar un frente amplio contra el kirchnerismo. Fue explícito cuando felicitó a Jorge Macri, por salir primero en la Ciudad, y a Rogelio Frigerio, que ganó la gobernación de Entre Ríos. Este lunes, en radio La Red, reveló que tuvo un diálogo con Macri e insistió en que hay "gente muy talentosa" en el PRO que puede sumar para el ballotage.

El affaire de Macri con Milei arrancó mucho antes de las PASO y en su momento también incluyó a Bullrich, aunque el libertario rompió la buena sintonía con la exministra en el último tramo de la campaña, cuando la acusó de haber puesto bombas en jardines de infantes durante su militancia peronista en la dictadura. Ahora la relación podría reencauzarse.

El malestar en el PRO con Macri no incluye sólo al larretismo. Por fuera de la mesa chica del acalde hay quienes creen que Macri y Bullrich cometieron un error estratégico hace meses, cuando impidieron que la alianza de JxC tomara una posición firme contra Milei, y en cambio se dedicaron a elogiar muchas de sus ideas.

Los pases de factura ya arrancaron. Por ahora, la mayoría de las críticas a Macri son por lo bajo, aunque también las hay públicas: Ezequiel Galli, el intendente del PRO de Olavarría que fue derrotado este domingo, señaló que el expresidente ya no es más el líder de JxC y mandó un mensaje a la interna: “Argentina eligió y claramente fue en sentido opuesto a lo que venimos proponiendo”.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fezequielgalli%2Fstatus%2F1716311719377621109&partner=&hide_thread=false

Nadie duda que Macri, en el plano personal, daría ya mismo un apoyo explícito a Milei contra Massa, a quien hace años apodó “ventajita” y supo calificar como lo menos confiable del sistema político. Sin embargo, el exmandatario también sabe que esa jugada podría implicar un quiebre definitivo con la UCR y la Coalición Cívica, además del malestar de un sector del PRO. En su entorno por ahora no lo admiten, pero en el partido son mayoría los que apuestan a que no se quedará como un espectador pasivo de cara a la definición de noviembre.

tregua para el cierre: bullrich junto a macri y a larreta para mostrar unido a jxc
Javier Milei jugó como arquero en Chacarita

También te puede interesar