PASO 2023

La Pampa: la pelea por el agua enfría la campaña del peronismo

Massa le dio aire a una obra sanjuanina que perjudica los recursos hídricos pampeanos y Verna estalló en Twitter: "nos cagó". Se sumó Ziliotto. Ruidos y el factor Grabois.

El peronismo de La Pampa le pateó el tablero al candidato de la “unidad”. El exgobernador Carlos Verna recuperó su picante, activó el Twitter que tenía paralizado y denunció: “Ahora nos cagó Sergio Massa ”.

De modo más cortés e institucional, el gobernador Sergio Ziliotto también hizo su reproche. Acusan al ministro de Economía de facilitar que San Juan avance con “El Tambolar”, una obra multimillonaria que perjudica la cuenca del río Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó. El resultado del cortocircuito es un enfriamiento de la actividad proselitista del oficialismo, que aunque sigue motorizando el voto para Diputados de Ariel Rauschenberger se hace el distraído cuando ve en la misma boleta a Massa.

Fuego amigo

A dos semanas de la PASO, el mensaje del peronismo de La Pampa es un dardo en la campaña local del candidato de la “unidad”. A Massa siempre le costó hacer pie en la provincia, aunque hubo un tiempo durante el gobierno del macrismo en que coqueteó muy firmemente con Verna.

Después, el Frente Renovador nunca acumuló votos de manera masiva y sus figuras de más alto perfil protagonizaron múltiples rencillas que terminaron en portazos cuando fue claro el alineamiento con el peronismo y el kirchnerismo. Su representación política depende más de los espacios que le dejó el PJ pampeano en búsqueda de la unidad.

Aunque también en La Pampa Massa es el obvio favorito en la interna peronista en las PASO del 13 de agosto, en las últimas semanas fue notable el crecimiento de las simpatías por la precandidatura de Juan Grabois. Aunque institucionalmente el PJ pampeano se alineó enseguida con el candidato del consenso, debajo de la superficie siempre se agitaron grietas y reproches.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FVernaOficial%2Fstatus%2F1685061718416695297&partner=&hide_thread=false

Verna ya había tuiteado que “nos cagó un compañero” cuando el presidente Alberto Fernández giró fondos millonarios para que Mendoza avanzara con otra obra multimillonaria, Portezuelo del Viento. Lo hizo en el mismo momento en que el mandatario estaba reunido con el gobernador Ziliotto y fue un ruido mayúsculo.

Esa había sido una batalla potente con el gobierno de Mauricio Macri, que al final La Pampa ganó durante el albertismo, porque la Casa Rosada intervino en un laudo en el que accedió a la petición provincial para que se hiciera un estudio de impacto ambiental, y eso paralizó la avanzada cuyana. En esa jugada fue clave el rol del ministro del Interior, Eduardo de Pedro.

Después de décadas de distracciones del Estado, la bandera de los recursos hídricos se hizo popular en La Pampa durante los últimos años, desde que se visibilizó de modo notable la lucha por “el robo” del Río Atuel por parte de Mendoza, una causa que llegó a la Corte Suprema de Justicia, que hace tres años falló a favor de la provincia, pero no se mueve para hacer que la provincia cuyana cumpla esa decisión judicial.

Las obras resistidas

La Pampa resiste dos obras multimillonarias que se hacen en Cuyo, por la misma razón: El Tambolar sobre el río San Juan y El Baqueano sobre el río Diamante tienen efecto indirecto sobre La Pampa, porque esos ríos desembocan en la cuenta del Desagüadero-Salado-Chadileuvú-Curacó.

En abril de este año, cuando Massa hizo un primer guiño fuerte a esos emprendimientos, Ziliotto le envió una nota de advertencia: “el acuerdo es lesivo para la provincia de La Pampa en su carácter de condómina de la cuenca del Desagüadero-Salado-Chadileuvú-Curacó y avala el avance de una obra que no respeta el ambiente”, dijo. La provincia incluso accionó judicialmente y acudió a la Corte Suprema de Justicia. La Pampa exige un estudio de impacto ambiental que demuestre que el emprendimiento no generará daños.

Este jueves y viernes, Massa estuvo en San Juan y visitó la obra hidroeléctrica con el gobernador Sergio Uñac. Verna reaccionó en el estilo que gestó fuera de gestión: desde hace tiempo, alejado de responsabilidades de gobierno, el exgobernador agita esos modos. “Y ahora nos cagó Massa”, dijo, puso el emoji de un pulgar para abajo y replicó el video de promoción del ministro-candidato en San Juan.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FZiliottoSergio%2Fstatus%2F1685066285846003712&partner=&hide_thread=false

Ziliotto se vio forzado a recordar los viejos reclamos, así que pataleó por la misma red social: “No se puede hablar de Federalismo y desarrollo armónico si para lograrlo se antepone la mezquindad y se apropian recursos naturales de otras provincias. Como lo dijimos y lo hacemos”, planteó.

“Así como resistimos a Portezuelo del Viento, resistiremos a El Baqueano y a El Tambolar. Defenderemos La Pampa, defenderemos nuestros ríos. Donde sea y ante quien sea. Siempre”, cerró.

la pampa: una campana fria se mueve entre guantes de halcon y la billetera peronista
El gobernador y el intendente di Nápoli verificando una de las tantas obras públicas en la capital de La Pampa: apareció una grieta en la solidez de la relación política y de gestión.

Las Más Leídas

También te puede interesar