Elecciones 2023

Facundo Manes no se mete en el barro mientras define cómo dar el paso

Sin fecha para su lanzamiento, el radical continúa con su trajinar presidenciable. La insistencia en mostrarse lejos de la rosca, pero con fotos con Bullrich y chispazos con Morales.

Facundo Manes no estuvo en el brunch que su amigo, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, promovió para este miércoles en terreno porteño, con la rosca radical post-foto de la Vendimia como plato principal. La excusa formal para la ausencia fue una gira programada con antelación por el norte bonaerense y que lo tendrá este miércoles por la noche cenando en el comité de la localidad de Rojas y, en lo que resta de la semana, arribando a otro distrito radical, Arrecifes, para luego recalar en Expoagro, vidriera política insoslayable para cualquier figura con pretensiones nacionales.

Más allá de esta hoja de ruta bonaerense, voces dirigenciales que empujan el paso presidenciable del neurólogo insisten en que el posicionamiento de su imagen pública como opción para la Casa Rosada debe seguir viendo de lejos de las tertulias de corte internista, con los pies fuera del barro. “Facundo está concentrado en los problemas del país”, se escudan en su entorno para marcar las reuniones recientes con especialistas en materia de energía y las proyecciones tendientes a duplicar la producción de gas y petróleo.

Pero hay rosca en el universo Manes. La foto reciente con Patricia Bullrich y su reciente diálogo con Mauricio Macri, dan prueba de ello. Su círculo los enmarca bajo el paraguas del “diálogo con todos” para buscar blindarlo del tejido de acuerdo político alguno, a la vez que refuta los dichos de Gerardo Morales dejando a entrever la cuchara del expresidente en la cumbre radical de la Vendimia, con al ausencia del presidente del partido. Ante eso, dirigentes radicales que respaldan a Manes machacan: “En octubre criticó a Macri y Morales sacó un comunicado refutando a Facundo y ahora lo critica porque se sienta a tomar un café con Macri, que se ponga de acuerdo”.

Mientras Morales ya le puso fecha al lanzamiento de su precandidatura presidencial - el15 de marzo, en el Gran Rex-, Manes aún no agendó anuncios en el horizonte próximo, más allá de las obvias pretensiones que emanan de sus movimientos diarios. “Si no se lanzó es porque aún no es candidato”, deslizan cerca del médico para prometer enseguida que, de materializarse su lanzamiento, “irá hasta el final, irá a las PASO”.

https://twitter.com/ManesF/status/1633486870695780354

Una voz legislativa del radicalismo analizó que, por fuera de Manes, el partido “no tiene otro candidato que puede llegar a 15 puntos” como oferta competitiva en una primaria frente al PRO; y, salvando el calibre electoral del sanisidrense Gustavo Posse (que por estos días se pasea en tándem con Morales) minimizó el poder de fuego que el jujeño pueda alcanzar con su tropa en la provincia de Buenos Aires, jurisdicción madre de todas las batallas electorales.

Todavía hay quienes se esperanzan con limar asperezas en la interna radical para lograr sintetizar una propuesta del partido centenario a la presidencia. Tampoco descartan la posibilidad de que Manes juegue en terreno bonaerense, algo que, más cerca del neurólogo, insisten en desestimar, al repetir el mismo argumento: No tiene vocación a la gobernación”. La apuesta de los germanos Manes en la provincia está centrada en Maximiliano Abad.

Sin certezas en lo relativo a cómo definirá el radicalismo su estrategia nacional (aún con dos precandidaturas a flote), en el rincón de Manes descartan que la Convención nacional tenga la facultad para levantar la mano de uno de estos dos dirigentes, tal como voces del sector del jujeño dejaron trascender en caso de no alcanzarse un acuerdo previo. Bajo este escenario, las coincidencias pasan por lo desastroso que sería para la estrategia del partido presentarse con dos figuras en las PASO, por lo que confían llegar a mayo con una definición. Mientras tanto, Manes sigue caminando evaluando cuándo y dónde dar el paso.

Javier Milei se trasladó en helicóptero al Cabildo de la capital cordobesa.
Lourdes Arrieta, la diputada del patito en la cabeza, a cargo del armado de La Libertad Avanza en Mendoza. 

También te puede interesar