GUERRA GAUCHA 2023

Entre la espada y la pared, Federación Agraria queda gritando sola contra el Gobierno

A la entidad del campo la apuran por izquierda y derecha para definir una protesta. El resto de la Mesa de Enlace mira de reojo y prefiere evitar el conflicto.

La Federación Agraria Argentina (FAA) es la entidad del campo que tomó acciones más duras en lo que va de 2023 contra el Gobierno. Primero, lanzó una asamblea el 28 de febrero, que tuvo poca convocatoria, y de ahí se desprendió la idea de marchar a Buenos Aires, pero pasó un mes y los ruidos internos y externos de la entidad aletargan la decisión.

“Estamos trabajando en qué se va a presentar. Todavía no está definido”, comentó el presidente de la entidad, Carlos Achetoni a Letra P. La medida que plantean es llevar un documento al Congreso, la Casa Rosada y el Ministerio de Economía. Por ahora, a la entidad nacida tras el Grito de Alcorta la corren por derecha y por izquierda.

Las bases presionan por pedidos de ayuda y los productores autoconvocados le reclaman un tractorazo a Capital Federal. El resto de las entidades de la Mesa de Enlace son cautelosas y prefieren esquivar esta acción. También volvió un viejo enemigo, Bases Federadas, los federados díscolos que se institucionalizaron y adquirieron una personería jurídica.

Embed

Por ahora, la FAA grita sola. En un año electoral, todos los actores se vuelven tiempistas. La entidad que lidera Achetoni busca llevar el reclamo y sumar a la Mesa de Enlace como lo hizo el 28 de febrero en Villa Constitución. “Se evaluará, pero de momento no se va a jugar. Es año de elecciones”, contó a este medio una fuente cercana a la Mesa de Enlace. Por otra parte, el arrebato de Achetoni que anunció la marcha a Buenos Aires ese día en la ruta no cayó bien. “No estaba pactado eso. Dijimos que nada de compromisos”, sostuvo otra fuente que formó parte de la organización de las agrupaciones restantes.

El presidente de Coninagro, Elbio Laucirica, expresó a este medio que consultarán entre sus asociados la medida de FAA , pero que el sector cooperativo prefiere otras acciones. “Estamos pensando en reunirnos con otros sectores afectados para dejar en claro que la sequía no afecta solo al productor”, puntualizó.

Mesa de Enlace Mesa de Enlace

La Sociedad Rural también mantuvo encuentros con otros actores de la cadena agroindustrial. Además, prepara para el 12 de abril un encuentro con los precandidatos a presidentes para plantear cuál será el programa de gobierno para el campo. “Quedó demostrado que una marcha no trae anuncios, sólo sirve para que los productores canalicen su bronca”, confió a Letra P la mano derecha de uno de los presidentes. Además, resaltó que las medidas por la sequía del pasado lunes llegaron con gestión y no con marchas.

De esta manera, la Mesa de Enlace toma distancia de la decisión de FAA. En lo público mencionan que se evaluará, pero cuando se apaga el grabador la mirada es otra. El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), que responde a CRA y una de las más combativas, Horacio Salaverri, comentó a este medio: “Habrá que ver qué características tiene. Nosotros estamos cerrando nuestras propias rondas ampliadas, pero no hay que concurrir a una reunión del Gobierno si no vamos a traer medidas”.

Las bases presionan

Las bases de FAA reclamaron el 28 de febrero que se tome alguna medida para que el Gobierno ayude. Por el momento, siguen esperando mientras se esboza un documento con el pedido de suspensión de las retenciones para los productores afectados. Sin embargo, el anuncio del dólar agro complejiza el escenario.

El sector autoconvocado se relamía con la posibilidad de un tractorazo a Capital Federal. La postergación generó un trago amargo y ahora meten presión. La Sociedad Rural de San Pedro y otras del norte de Buenos Aires publicaron un documento que se tituló "Siete días no son 30". “Dilatan sin razón las pocas esperanzas de los productores. Es necesario reencauzar nuestra propuesta de marchar a Buenos Aires”, apuntó este grupo.

Por último, a FAA se le suma la institucionalización de Bases Federas, el grupo de federados díscolos. El 9 de marzo lograron la personería jurídica, se sumaron a la Mesa Agroalimentaria y mantuvieron un encuentro con el ministro del Interior, Wado de Pedro.

La entidad, que nació con el grito de Alcorta, cuestionó a este grupo y acusó a Pablo Paillole, referente de Bases Federadas, de quedarse con la silla del INTA en representación de FAA. Letra P consultó y Paillole sostuvo que su mandato está vencido, pero que permanece ahí porque producto de las internas de la entidad nunca se presentó una nómina para reemplazarlo.

De esta manera, la entidad que comanda Achetoni sigue meditando la movilización a Buenos Aires, mientras tiene varios frentes abiertos. Por el momento, grita sola contra el Gobierno.

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció el dólar agro
El gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, y su ministro de Bioagroindustria, Sergio Busso. 

Las Más Leídas

También te puede interesar