EFECTO PASO

El refugio de la familia Posse tras perder el municipio de San Isidro

Se acomodan en la Universidad Nacional Scalabrini Ortiz. La rectora possista Adriana López será reelegida en septiembre, pero, tras la derrota en la interna, la UCR deberá negociar con el PRO el vice y otros cargos.

¿A dónde va el possismo cuando pierde? Tras la derrota de Macarena Posse en las internas municipales y de su padre, Gustavo, en las provinciales como precandidato a vice de Diego Santilli, el núcleo duro -y familiar- de quienes gobiernan San Isidro desde hace cuatro décadas se achica y se acomoda en la Universidad Nacional Scalabrini Ortiz (UNSO). Será esa institución el espacio central de gestión del radicalismo local con la certeza de que la actual rectora, Adriana López, será reelegida en septiembre.

Creada por ley nacional en 2015, la universidad ubicada en Boulogne tuvo hasta ahora a López como única rectora, elegida por asamblea en 2019, una vez pasado el proceso de normalización, y que ahora encabeza la lista única presentada oficialmente. Sólo resta definir quién la acompañará como vice y la fecha en la que se reunirá la asamblea para proclamarla. En el mandato que está finalizando ese rol lo ocupa Oscar Jiménez Peña, un abogado de confianza de Alejandro Finocchiaro, exministro de Educación de Mauricio Macri.

Todo eso ya estaba en marcha desde antes, pero después de las PASO la negociación entre las fuerzas que integran Juntos por el Cambio se dinamizó y ahora aseguran que, aunque aún conduce el radicalismo, todavía no está definido el nombre de quien acompañará a López ni los del equipo de gestión. Hasta el momento, el PRO no sólo tiene a Jiménez Peña como vice, sino también a Leandro Goroyesky como secretario general y a Daniela Nipotti, también exfuncionaria de Educación del gobierno de Macri, como secretaria de Extensión. Goroyesky ganó en las PASO y será concejal en Escobar.

En UNSO, el apellido Posse tiene un referente clave: Mario. El hermano menor del intendente es profesor concursado del departamento de Ciencias de la Producción, Económicas y Jurídicas y miembro del Consejo Superior. En el día a día, el abogado ocupa un rol activo en la toma de decisiones de la institución por la que pasan cuatro mil estudiantes y la carrera con mayor cantidad de alumnas y alumnos es Ciberseguridad.

Feminista y possista

De todas maneras, la conducción está en manos del radicalismo con López, activa participante del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) -donde integra el comité ejecutivo- y una de las impulsoras del Foro de Rectoras y Vicerrectoras que impulsa mayor presencia de mujeres en la mesa de decisión política del sistema universitario. López está casada con Walter Caruso, legislador bonaerense por Juntos y mano derecha de Gustavo Posse, otro de los grandes perdedores de la Primera sección electoral de Buenos Aires.

El equipo de trabajo de la rectora de la UNSO tiene buena sintonía con otra referente radical del sistema: Catalina Nosiglia, secretaria de Asuntos Académicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA). La funcionaria visita con frecuencia Boulogne y asiste a actos institucionales. Parte de esa red de cooperación y consulta queda demostrada también en que Sebastián Civarellos era el secretario de Ciencia y Técnica de la UNSO y este año dejó ese cargo vacante para asumirlo en el nuevo gabinete de la UBA comandado por Emiliano Yacobitti.

El mandato de esta gestión de López finaliza el 27 de septiembre. Antes de esa fecha, tiene que llamarse a asamblea y votar a las nuevas autoridades. Resta saber cómo se negociarán los lugares para cada una de las partes de la alianza. En la municipalidad, ya se sabe que comandará el PRO de la mano de Ramón Lanús, el ganador de la interna con el apoyo de Mauricio Macri y Patricia Bullrich, que se quedará con el casi 50% de los votos que obtuvo JxC, muy lejos del 21% de Unión por la Patria.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fgustavoposse%2Fstatus%2F1690925283954589696%3Fs%3D20&partner=&hide_thread=false

El possismo comenzó en San Isidro con la primera intendencia de Melchor, en 1958, que se interrumpió con el golpe militar de 1962 y volvió en 1983. Permaneció hasta 1999, cuando lo sucedió su hijo Gustavo, reelecto por seis mandatos consecutivos. El último 13 de agosto se truncó la posibilidad de repetir la historia con su hija Macarena.

copycat: milei quiere ser donald trump
equipo que pierde se toca: wado ya no gobierna la campana

Las Más Leídas

También te puede interesar