LA ERA LIBERTARIA

Cómo es la nueva arquitectura de la SIDE que diseña Santiago Caputo

Estará dividida en tres grandes agencias y mudará su sede. La comunicación con Jaime Stiuso, los dos consejeros claves y la lógica antimacrista.

El influyente asesor presidencial Santiago Caputo, que estuvo en contacto con Jaime Stiuso y absorbió a algunos agentes que sirvieron bajo su mando, relanzará la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en unos diez días. Lo hará bajo el nombre de Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), dividida en tres organismos, con el objetivo de desempolvar una suerte de vieja épica menemista que contemple espionaje antiterrorista y control de la calle.

Según pudo saber Letra P, la mesa chica del presidente Javier Milei espera que Sergio Neiffert, el nuevo interventor de la AFI que fue elegido por Caputo por ser un hombre de su extrema confianza, controle las tres agencias del organismo, absorba competencias que hoy están bajo el mando del Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Defensa y, a su vez, tenga un rol en el seguimiento del clima social en el conurbano, bajo el relato de posibles golpes de Estado contra el Gobierno.

Santiago Caputo, Jaime Stiuso y los dos asesores

Las semejanzas entre la vieja SIDE, creada por Juan Domingo Perón en 1946 y disuelta por Cristina Fernández de Kirchner en 2015, y la que todavía está diseñando Dandy Caputo van más allá de algunas de sus funciones. El principal hombre de confianza de los hermanos Milei no sólo decidió regresarle el nombre original al organismo, dividir en tres grandes bloques su organigrama y mudar su sede, sino que también resolvió tomar consejos de experimentados agentes de tiempos pasados. De hecho, se comunicó en persona con el principal de ellos: Stiuso, que hizo carrera entre los espías entre 1972 y 2014.

De esa charla habrían salido los fuertes vínculos entre la Casa Rosada y dos hombres ligados a la subterránea vida del espionaje. Uno de ellos es Lucas Nejamskis, a quienes muchos señalan como la mano derecha del ex agente, y otros incluso lo mencionan como su socio directo.

Nejamski es la persona que aconseja a los libertarios en el nuevo armado de la institución. También es cuñado de Maximiliano Kezcelli, funcionario de Capital Humano hasta el 23 de abril, cuando se fue sospechado de ser el garante de los contratos truchos con la OEI y quizá uno de los hombres detrás de los supuestos carpetazos que recibió Fernando Szeresvesky, el amigo y mano derecha de Sandra Pettovello que renunció con la excusa de haber firmado compromisos previos como manager de Ratones Paranoicos.

neiffertjpg.jpg.webp
Sergio Neiffert, el designado por Santiago Caputo.

Sergio Neiffert, el designado por Santiago Caputo.

Si bien es cierto que tenía previsto dejar su cargo y salir de gira con la mítica banda de rock, distintas fuentes del Gobierno aclararon que la decisión se aceleró después de que su familia recibiera intimidaciones y amenazas, una de ellas tan violenta que un hombre que responde al Presidente lo llamó para que llevara el caso a la Justicia. No lograron convencerlo. Otras voceslibertarias le dijeron a este medio que, tras la escandalosa salida de Kezcelli, lo premiaron con un cargo como agente del servicio exterior en Madrid, que lo otorga la Cancillería, pero que se pagan con fondos de la AFI.

En la mesa chica de Milei dicen desconocer si Kezcelli está trabajando de manera encubierta en el país ibérico, aunque dejan una veta de posibilidades: "De ser así, lo habrá puesto Silvestri Sívori antes de que lo echemos", sostuvo un funcionario al tanto de la reestructuración, en relación al exinterventor de la AFI que salió eyectado junto con Nicolás Posse, ambos acusados de haberle llevado a Karina Milei una carpeta con información privada de Caputo y Pettovello. "Vamos a revisar no sólo ese cargo, sino que vamos a limpiar toda estructura de la Secretaría", sostuvo la misma fuente.

Además de Nejamski, el otro hombre de consulta diaria del gobierno libertario en esta materia es José Luis Vila, exfuncionario en el Ministerio de Defensa en las gestiones de Julio Martínez y de Oscar Aguad, que denunció durante el macrismo cuatro hechos de amenazas contra su persona, que terminaron con la colocación de una bomba sin activar en su antigua casa. El radical que responde a Enrique Nosiglia fue recientemente designado en la Secretaría de Estrategia Nacional, que depende de la Jefatura de Gabinete. Si bien Vila ingresó a la administración de LLA por su amistad con Guillermo Francos, su llegada se dio a instancias del rediseño de todo el Ejecutivo en el que también fue clave Caputo.

Una SIDE dividida en tres

La secretaría, que dependerá de manera directa de la Presidencia, se dividirá en tres agencias: Seguridad Interior, Seguridad Exterior y Ciberseguridad.

Ya está definido que Alejandro Colombo, delegado de la SIDE en el exterior durante el gobierno de Carlos Menem, estará al frente de Seguridad Exterior; y que una mujer que fue directiva de Google se hará cargo de Ciberseguridad; mientras que el casillero más complicado y la principal incógnita estará puesta en Seguridad Interior.

Esto es así porque la persona que se hará cargo de esta agencia tendrá que lidiar no sólo con las competencias propias del cargo, sino que también absorberá la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal, controlada por el Ministerio de Seguridad, y la Dirección de Inteligencia Estratégica Militar, del Ministerio de Defensa, lo que anticipa un foco de conflicto interno con Patricia Bullrich y Luis Petri, a quienes no les cayó nada bien que les recorten competencias.

Un nombre que pasó por la cabeza de Caputo para hacerse cargo de Seguridad Interior fue Guillermo Montenegro, actual intendente de General Pueyrredón que fue ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires entre 2007 y 2015, pero fue rápidamente desestimado. “Me gustaría que fuera Guillermo, pero no va a poder ser”, se escuchó decir a Caputo en una reunión en las últimas semanas en el barrio porteño de Belgrano. Que haya pensado en Montenegro para ese codiciado puesto quizá tenga que ver con el vínculo estrecho que mantienen, o tal vez a que el dirigente bonaerense del PRO es uno de los más alejados de Mauricio Macri: el expresidente todavía no le perdona al marplatense que se haya despegado hace una década atrás de la causa por espionaje ilegal de la que ambos eran acusados. En el relato del egresado del Cardenal Newman, Montenegro también podría haber utilizado sus influencias en la Justicia para que lo sobreseyeran en tiempo récord.

Con estos antecedentes, los libertarios no tienen en mente llenar los casilleros todavía vacíos de la nueva SIDE con hombres y mujeres que respondan al presidente del PRO. Un tema aparte: ¿será por eso que en la mesa presidencial suelen hablar bien de Diego Santilli, querellante en la causa por espionaje porteño y siempre distante de Macri?

La encargada de dar forma a todos estos cambios en inteligencia es la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzábal. Ella escribe el decreto que será publicado en el Boletín Oficial en los próximos diez días. El anuncio incluirá también la noticia de una nueva sede para el organismo dado que está prácticamente decidido que el viejo edificio Martínez de Hoz, ubicado en 25 de Mayo y Rivadavia, pase a ser el principal espacio del Ministerio de Salud que dirige Mario Russo.

Los vínculos de Sergio Neiffert con la vieja guardia del conurbano

Neiffert se movió muchos años como la mano derecha del exintendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, lo que le permitió tejer vínculos políticos con otros viejos barones del conurbano, la Jusiticia bonaerense y la Legislatura, que la Casa Rosada considera invalorables para su nueva función como nuevo titular de la SIDE. De hecho, Cariglino formó parte hace dos décadas atrás de un grupo más amplio que también integró Mario Ishii, de José C. Paz, y Joaquín de la Torre, de San Miguel, y por los que siempre se movió con comodidad y bajo perfil Neiffert.

Aún así, la principal razón de la designación del excéntrico jefe de la nueva inteligencia mileísta - que estuvo reunido con Dandy Caputo en su despacho del primer piso de la Casa Rosada al menos cuatro veces en la última semana - no tiene que ver exclusivamente con su conocimiento de la provincia del 37% del padrón electoral, en donde tendrá puesto un ojo en los distritos más calientes del conurbano en un posible desborde social, sino que es una de las personas de su máxima confianza: Neiffert fue el amigo y confidente de su padre fallecido, el reconocido expresidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad Claudio Caputo.

santiago caputo amplia su poder en la afi y enfrenta a mondino
Karina Milei.

También te puede interesar