FASE M

Inflación 6%, la mala noticia que Lavagna le dará a Massa

Las remarcaciones golpearon en enero y se mantuvieron en febrero. El IPC que revelará el INDEC duplicará el techo del 3% para el plan presidencial del ministro.

El titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), Marco Lavagna, le dará la primera mala noticia del año a Sergio Massa y a sus aspiraciones presidenciables, cuando ponga en números el ritmo de las remarcaciones que los productos que integran la canasta del índice de Precios al Consumidor (IPC): la inflación de enero, que se conocerá este martes, superará el 6%. La cifra implica más del doble del Presupuesto 2023, diseñado por el equipo económico, que esperaba contener la inercia y anclarlo en un 3% mensual para llegar con tranquilidad al 60% para los 12 meses. Las noticias de febrero, con los primeros impactos de la sequía, la estacionalidad de algunos alimentos y los aumentos predeterminados en salud y energía, pusieron la expectativa de un sendero a la baja para abril, debido a que marzo contará con presiones renovadas por el inicio de clases y la inestabilidad política en torno a la conformación de las alianzas electorales.

El Gobierno ya tomó cuenta de la situación y mandó a avisar que espera un IPC inflado para el primer mes del año. El secretario de Industria y hombre fuerte del equipo económico, José De Mendiguren, culpó a los aumentos de enero a la estacionalidad de algunos factores y la convalidación de precios remarcados de parte de los consumidores. "Nos preocupa. Esto sucede entre otras razones porque en la temporada hubo un movimiento de turismo y abusos de precios, el límite lo pone muchas veces la capacidad de compra de la gente", aseguró. El funcionario, además, le apuntó a un sector del mercado: "Gente con capitales muy importantes que apuesta a una devaluación brusca desde agosto del año pasado".

Detrás de esa confesión de partes se esconde una de las explicaciones de los analistas: "Sobran pesos, nadie los quiere". Para ciertos economistas, una de las formas de evitar la pérdida del poder adquisitivo fue el uso de los pesos, lo que generó una convalidación de los precios a pesar de la inflación. Esa situación comenzó a menguar, muestran los primeros informes del año, durante febrero con indicios de caída de la actividad económica que, sin embargo, había comenzado a dar señales hacia fin del año pasado. Una esperanza, aunque sea no deseada, es que ese parate le ponga freno a la demanda y congele, por principios del mercado, los precios de la oferta.

Lo que viene no presagia mejores noticias para Massa, que se puso como objetivo un IPC de 3 puntos para abril: tanto febrero como marzo habrá impacto de la quita de subsidios a la energía, más el encarecimiento de los productos que dependen de materias primas ligadas a la actividad agropecuaria, que empezó a trasladar precios por el impacto de la sequía en el campo. La estacionalidad del inicio de clases también espera por nuevos impactos en la inflación, aunque en la Secretaría de Comercio, que comanda Matías Tombolini, mantienen la esperanza de que la inclusión de 310 productos de la canasta escolar en el programa Precios Justos permita contener parte de ese corrimiento.

Para colmo de males, el ritmo de remarcaciones que se verificó en los comercios de cercanía, en donde Tombolini no tiene capacidad de control. Allí, la brecha con los precios regulados es de casi el 100%. “La diferencia de precios, así,castiga en forma involuntaria a los sectores informales, que efectúan sus gastos diarios (de dos a tres artículos, en promedio) en negocios y tiendas cercanas”, señaló un informe de la consultora Nielsen IQ.

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que conduce Hernán Letcher, señaló que en enero las seis especies que conforman el segmento Verduras, Tubérculos y Legumbres (VTL) del IPC "muestran, en promedio, un incremento en sus precios ponderados en el Mercado Central de Buenos Aires (MCBA) del 16,6%". "En el análisis por producto, la verdura que mostró el mayor aumento mensual de precios fue el tomate con 51,2%, seguida de la cebolla con 47,2% (con un alza interanual de 448,3%), traccionando al alza al conjunto del segmento. Por su parte, la papa aumentó sus precios 20,9%, en tanto que la lechuga, el zapallo y la batata registraron una reducción en sus precios de -58,9%, 5,7% y 0,6% respectivamente", adelantó el centro de estudios.

El conflicto que enfrentará Massa para abril, mes bisagra para las proyecciones inflacionarias preelectorales, será la coordinación de las expectativas políticas con la capacidad que tuvo para alienar las condiciones de convivencia política hacia adentro del Gobierno. Si logra transitar con menos tensiones en las relaciones de los principales socios del Frente de Todos, tendrá condiciones de mostrarle al mercado posibilidades de estabilidad, a pesar del frente electoral. Para eso, comenzó a dar pasos por afuera del Palacio de Hacienda para mostrar conducción política, a pesar de haber rechazado, hasta el momento, una postulación presidencial.

El antecedente a enero es el IPC de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que dio 7,3%. Un año antes, ese registro había sido del 4%, muy cercano al 3,9% que terminó mostrando el Indec.

denuncian al intendente garate por sobreprecios en la compra de alimentos para comedores
la massista jimena lopez tomo el control del puerto quequen

También te puede interesar