PRETEMPORADA 2023

Schiaretti esquiva el fin de ciclo y proyecta el cordobesismo

Ante la Legislatura, el gobernador evitó los grandes anuncios, pero marcó líneas de continuidad. Mantra antigrieta y elecciones bajo la manga.

CÓRDOBA (Corresponsalía) El gobernador Juan Schiaretti  abrió un nuevo período de sesiones ordinarias en la Legislatura provincial y, desde esa tribuna institucional, aprovechó la oportunidad para dejar un mensaje a nivel nacional con tinte electoral. Evitó hacer un repaso de las seis gestiones consecutivas del peronismo en esa provincia. De hecho, no nombró a su antecesor José Manuel De la Sota, ni tampoco a Juan Bautista Bustos. Lejos de hablar de un fin de ciclo, destacó la necesidad de "seguir transformando" Córdoba y volvió a mostrarse como un dirigente antigrieta. 

 

Pese a la expectativa que gira en torno a la fecha de los comicios provinciales, el mandatario no habló de elecciones ni de candidaturas. Martín Llaryora, el aspirante del oficialismo para sucederlo, lo miraba desde el palco preferencial, pero a él tampoco lo nombró. Quizás ese sea el único punto de su discurso que se contradice con una de las características de su gobierno: la previsibilidad. Desde hace semanas, la oposición le reclama al gobernador que establezca un cronograma electoral. A ese pedido también se sumaron los municipios del interior. Schiaretti sigue jugando al misterio.

 

En su discurso, llamó a defender la división de poderes y manifestó su "más absoluto rechazo" al pedido de juicio político contra los miembros de la Corte Suprema, que impulsa el gobierno de Alberto Fernández. Además, consideró que la Argentina “debe dejar de ser un país unitario y ser federal” y pidió terminar con la grieta. “Somos más los que estamos dispuestos a poner el hombro para superar las diferencias ,que aquellos que cultivan la grieta. Hay que dar el salto y poner el rumbo hacia una Argentina mejor”, expresó. 

 

El gobernador utilizó la palabra "cambio" en al menos cinco oportunidades durante su mensaje que duró media hora. “El cambio no es una consigna electoral, no es un momento ni una oportunidad electoral. El cambio es un proceso constante de transformación porque la sociedad está en constante cambio. El cambio es mejorarle la vida a la gente todos los días, es transformar la realidad de las familias siempre. Y el cambio que venimos haciendo todos estos años en Córdoba, es algo que está a la vista y ya nadie puede negar”, afirmó Schiaretti para diferenciarse también de Juntos por el Cambio. 

 

En la disputa de sentido, también hubo una clásica chicana al kirchnerismo, a quien le pelea el perfil “progresista”.  “No es progresista quien gobierna de manera autocrática y feudal por más que recite consignas, sino que es progresista quien aplica políticas públicas que apuntalen la movilidad social ascendente, respetando la institucionalidad y coordinando con todas las expresiones de la sociedad. ¡Eso es el progresismo!”, vociferó el mandatario.

 

“Este cambio que año tras año viene teniendo nuestra Córdoba es lo que hace que el resto del país nos mire y se fije en nosotros. Se trata de trabajar por la gestión pensando en lo que necesita la provincia, donde nuestros ciudadanos nos marcan el camino hacia adelante, y nosotros lo sabemos seguir”, dijo el vicegobernador, Manuel Calvo ,a la salida del recinto. “Juan Schiaretti ha demostrado con su discurso una visión vanguardista, adecuada a lo que exigen los nuevos tiempos, para una Provincia protagonista como es Córdoba”, destacó elevando la figura del gobernador al status de estadista que el cordobesismo busca imponer a nivel nacional.

 

Por su parte, el legislador oficialista Leonardo Limia pidió que la oposición “recapacite” y no ponga "palos en la rueda” con fines electorales. Ante todos los pronósticos, espera un año activo en el recinto que lo tendrá, por primera vez, como jefe de bloque de Hacemos por Córdoba. “Hay muchos proyectos” en carpeta, aseguró a Letra P.

 

“Nosotros confiamos en que Schiaretti pueda darle previsibilidad y seguridad al país, que pasa por un momento económico y social muy complejo. La mejor forma de demostrarlo es seguir avanzando con la gestión, tal como lo venimos haciendo”, afirmó.

 

Claudio Vidal, gobernador de Santa Cruz. 
Un candidato de Javier Milei a la Corte cuestionó el voto doble que puede darle la ley ómnibus al Gobierno

También te puede interesar