01|12|2022

La Justicia ordenó volver a allanar la casa de Sabag Montiel

07 de septiembre de 2022

07 de septiembre de 2022

Lo dispuso la jueza Capuchetti. En la vivienda de San Martín ya se habían encontrado 100 balas. El hombre y su novia, Uliarte, más complicados.

La investigación que lleva a cabo la jueza María Eugenia Capuchetti para esclarecer el intento de magnicidio que sufrió la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sigue su curso. Este miércoles, luego de la detención de la pareja acusada de participar en el atentado, la Justicia ordenó un nuevo allanamiento en la casa donde vivieron Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, ubicada en el partido bonaerense de San Martín.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El fiscal de la causa, Carlos Rívolo, elevó la solicitud de volver al domicilio, ubicado en la calle Uriburu al 700, para lograr determinar si la primera inspección policial omitió algún elemento de prueba que pueda esclarecer el intento de homicidio de la expresidenta.

 

Durante el primer allanamiento, horas después de que Fernando Sabag le gatillara dos veces en la cara a la vicepresidenta, la Policía incautó 100 balas junto a papeles e información personal del hombre de 35 años que nació en Brasil.

 

El allanamiento se lleva a cabo después de la detención de Brenda Uliarte, la novia de Sabag, quien fue arrestada el domingo luego de que se comprobara que el jueves a la noche estuvo presente en la esquina de Juncal y Uruguay a pesar de haberlo negado en entrevistas periodísticas. Además, este martes, la Justicia encontró fotos de la pareja con la pistola Bersa calibre 32 que se utilizó en el intento de magnicidio.

 

Este miércoles, Sabag y Uliarte se presentaron ante la jueza Capuchetti en los tribunales de Comodoro Py. El primero se negó a declarar, pero aseguró que “Brenda no tuvo nada que ver” en el ataque. Por su parte, la segunda calificó como “aberrante” el intento de asesinato y aseguró que desconocía las intenciones de Sabag ya que, de haber sabido, no lo hubiera acompañado al barrio porteño de la Recoleta.

 

A raíz de estos descubrimientos y la espera de nuevos avances, el fiscal y la jueza buscan determinar si el atentado contó con la participación de más personas o si la pareja actuó de forma autónoma. A raíz de esto, se analizan sus vínculos con la banda de “los copitos de nieve”, un grupo de amigos con los que vendían copos de azúcar en las calles porteñas.