21|11|2022

El camino alternativo de Kicillof

18 de septiembre de 2022

18 de septiembre de 2022

¿Reelección o candidatura presidencial en el marco de unas PASO ecuménicas del FdT digitadas por Cristina? Especulaciones post atentado y mesas de arena.

¿Hay alguna otra opción para el futuro político próximo de Axel Kicillof que no sea la candidatura a la reelección en Buenos Aires? ¿Queda margen para alguna alternativa que no sea el Plan 6x6 en el que viene trabajando su equipo? La pregunta sobrevuela las mesas de arena política en el Frente de Todos (FdT), sacudidas por el impacto del atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, un episodio que parece haber marcado el inicio de la carrera hacia 2023. La respuesta que circula en el entorno cercano al gobernador es que sí; sí hay una alternativa a la reelección.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Esa chance no es lo que quiere esa dirigencia, no es para lo que trabaja, pero si CFK decidiera -como sugirió en su primera aparición pública tras el ataque, el jueves en el Senado- no buscar un nuevo período presidencial y habilitara unas PASO ecuménicas con todos los socios de la coalición, Kicillof sería uno de los dos nombres -el otro, Eduardo de Pedro- que podrían emerger como precandidatos en representación del kirchnerismo en una eventual contienda de tres.

 

En los despachos de la gobernación más cercanos al del gobernador hay mirada unánime. Desde antes del fallido intento de magnicidio, distintos episodios -como el pedido de condena del fiscal Diego Luciani y el vallado de su departamento- habían empezado a generar un alineamiento de la mayoría de los sectores del peronismo detrás de la figura de Cristina. Después de lo que ocurrió la noche del jueves 1 de septiembre en Juncal y Uruguay, esa tendencia se hizo todavía más fuerte.

 

Hoy, entienden cerca de Kicillof, no hay ningún actor dentro del peronismo que plantee una alternativa al rol central y decisor de la vice, que será quien -a último minuto, como usualmente lo hace- resolverá si es candidata presidencial o si se corre para bendecir a otra persona.

 

La sensación es que, si no es ella, es improbable que ocurra como en 2015, cuando, empujada por las circunstancias y por la negativa de Florencio Randazzo a ir a una interna, terminó bendiciendo a un solo candidato. Nadie cree que, corrida de la carrera presidencial, la vice repita la experiencia de ungir a un Daniel Scioli. Sí, en cambio, avizoran la posibilidad de una gran interna frentedetodista, con eventual participación de una postulación por el kirchnerismo y otra por el Frente Renovador, además de una tercera del propio Alberto Fernández, en caso de que una recuperación económica le dé una nueva vida a su alicaída aspiración reeleccionista.

 

A Sergio Massa, con quien el gobernador tiene un vínculo muy estrecho, en La Plata no lo ven sacando los pies del plato en ningún escenario. Si bien sospechan que se moverá de acuerdo a los resultados que coseche su gestión y en el éxito que tenga su misión de bajar la inflación y ordenar la economía, afirman que el tigrense ya entendió que no hay chance presidencial en un escenario de ruptura con CFK y que esperará su turno y su bendición.

 

Al Presidente, dicen, habría que permitirle competir en unas PASO, si es que le queda oxígeno a su aspiración reeleccionista. En los cálculos estratégicos del kirchnerismo, en una interna de tres, la presencia de AF sería funcional al candidato kirchnerista, porque competiría por votos parecidos a los del massismo. “Si quiere, hay que dejarlo que compita”, repiten.

 

La tercera pata de esas PASO de tres sería un candidato con ADN kirchnerista. ¿Axel Kicillof? “No es lo que queremos, ni es lo que Cristina le dice a Axel. Pero es una posibilidad, claro”, dicen quienes rodean y hablan de política todos los días con el gobernador.

 

Kicillof no quiere apartarse del Plan 6x6 reeleccionista, pero irá adonde Cristina le diga, subrayan en La Plata. Y en ese camino alternativo surge la figura de Martín Insaurralde como quien, eventualmente, podría encarnar la candidatura bonaerense. El exintendente de Lomas de Zamora y actual jefe de gabinete, aliado de Máximo Kirchner, se puso “primero en la fila” para reemplazar a Kicillof.

 

Por ahora, son todas especulaciones y castillos en el aire. En La Plata dicen que lo que en realidad les preocupa es la inflación, la economía y cómo repercutirá este frente caliente en el electorado propio en 2023. “Lo va a resolver Cristina y nosotros vamos a estar donde nos pidan”, aseguran.