CONMOCIÓN NACIONAL

Aníbal Fernández, sobre la amenaza a CFK: “No se puede minimizar”

El ministro de Seguridad dijo que “se está investigando” el llamado al 911 referido a un atentado contra la vicepresidenta. Ordenan ampliar la custodia a CFK.

Mientras avanza la investigación por el ataque a Cristina Fernández de Kirchner en la puerta de su casa de Recoleta, donde Fernando Sabag Montiel gatilló dos veces un arma en la cabeza de la vicepresidenta, y a horas de conocerse una nueva amenaza de muerte con un llamado al 911, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que “se está investigando” y que el Gobierno “no minimiza ninguna acción” que esté vinculada con la seguridad del presidente Alberto Fernández y de la expresidenta.

 

“Para nosotros, cualquier hecho, por mínimo que parezca, es importante. Por eso, rápidamente dimos intervención del caso al jefe de la Policía (Federal) para que se ocupe y se logre arribar a los responsables”, remarcó en declaraciones a la prensa realizadas en la puerta de ingreso al Ministerio.

 

En ese contexto, el funcionario sostuvo que si bien la llamada amenazante fue “un mensaje al 911, no se debe minimizar porque después uno se preocupa por algo que no le dio la debida importancia”. Con respecto a la autoría de esta amenaza, señaló que ese dato “se desconoce y se está investigando”.

 

“A ninguna de las acciones que aparecen tangencialmente las minimizamos. Le damos el valor que debe tener”, reiteró el titular de la cartera de Seguridad, quien consignó que este lunes por la tarde habló con Cristina Kirchner para informarle sobre esta nueva amenaza.

 

En cuanto a un posible refuerzo de la seguridad de la exjefa de Estado, Fernández consideró que “deben analizarlo los especialistas y el jefe de la custodia de Cristina”.

 

El ministro aclaró que la amenaza de muerte mediante un llamado al 911 “se investiga en forma paralela” al intento de magnicidio del pasado jueves 1, cuando la exmandataria se disponía a ingresar a su vivienda ubicada en Juncal y Uruguay del barrio porteño de Recoleta.

 

De todas maneras, indicó que lo hace el mismo juzgado que lleva esa causa, a cargo de la jueza federal María Eugenia Capuchetti, para vincular y entrecruzar datos.

 

De hecho, fue esa magistrada quien, una vez conocida la amenaza telefónica recibida en la línea 911 de La Plata, rápidamente dispuso que se refuerce la custodia de la vicepresidenta.

 

Martín Llaryora se reunió con el sector empresarial de Corea del Sur. 
Victoria Villarruel, con el secretario parlamentario Agustín Giustinian y el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala. 

También te puede interesar