21|9|2022

La salida K de Energía: acuerdo de origen, el Norte existe y derecho a veto

08 de agosto de 2022

08 de agosto de 2022

El massismo y el cristinismo coinciden en que el recambio se inscribe en el contrato que firmaron el ministro y la vice. Los reclamos de la Liga organizada. 

La foto que mostró este lunes la transición en el área energética del Ministerio de Economía fue el último de los detalles con el que Sergio Massa y Cristina Fernández de Kirchner buscaron dejar en claro que el anunciado recambio de funcionarios respeta el acuerdo de origen que sellaron ambos, por lo que el nuevo ministro podrá avanzar con los cambios que considere necesarios, aunque tanto la vicepresidenta como Alberto Fernández mantienen un derecho a veto.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Massa llegó a Economía con el acuerdo de toda la coalición. Y ese acuerdo implicaba que pudiera controlar todos los resortes del Ministerio y hacer los cambios que considerara necesarios”, apuntó ante Letra P una fuente del cristinismo al tanto de la letra chica de las negociaciones que sellaron el extitular de Diputados y la exmandataria.

 

Como muestra de buena voluntad fue que, este lunes, Massa sentó a la misma mesa a la nueva secretaria de Energía, Flavia Royón, y al subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, con los salientes Darío Martínez y Federico Basualdo, respectivamente, además del resto de los funcionarios del área. Así, los representantes del sector de la vicepresidenta buscaron mostrar que Cristina Kirchner cosió parte de los acuerdos y dio el visto bueno para los reemplazos.

 

La salida de Martínez era un hecho desde hacía varios días, pero la de Basualdo se conoció recién el domingo por la noche, cuando Massa anunció el nuevo equipo. Sin embargo, según puso saber Letra P, había sido acordada en la cúpula del Frente de Todos (FdT) casi desde la hora cero del desembarco del nuevo ministro al quinto piso de Hacienda

 

Poner a disposición del equipo los espacios propios fue parte de la muestra de buena voluntad que intentó dar Cristina Kirchner. En el entorno de la vicepresidenta descartaron, además, que la salida de sus funcionarios tenga que ver con un desacuerdo en la política tarifaria. De ser así, explicaron, las renuncias se hubieran dado a conocer casi en simultáneo con el anuncio. Sin embargo, se trabajó en conjunto en los nuevos nombres.

 

En el massismo aseguran que tanto ella como el Presidente tienen “derecho a veto” sobre las nuevas incorporaciones del gabinete. Algo que toma especial relevancia cuando todavía Massa no logró confirmar el nombramiento de quién será su viceministro o viceministra. El nombre de Gabriel Rubinstein que se dio por cierto el viernes pasado todavía no fue confirmado. 

 

 La decisión de Massa de nombrar a Royón y a Yanotti tiene, además, un inédito componente de política federal. La nueva secretaria de Energía fue, hasta ahora, secretaria de Minería y Energía de Salta y responde al gobernador, Gustavo Sáenz, aliado de Massa. Por su lado, Yanotti es tucumano y está alineado con el jefe Gabinete, Juan Manzur. Las nuevas designaciones buscaron hacer un guiño a los gobernadores del Norte Grande, que le reclamaron en varias oportunidades al Gobierno que tomen “decisiones estratégicas” para que las provincias puedan tener gas, gasoil, energía solar y capacidad de transporte en energía. Ese fue uno de los temas centrales de la reunión que los mandatarios tuvieron en abril, en Salta.