FASE M

Intendentes del PRO, contra Kicillof por “ajuste” y “discriminación” de obras

Luego del tenso encuentro en la Gobernación, ahora denuncian reparto discrecional de fondos en perjuicio de las comunas que gobiernan. Inflación y achique.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Los intendentes de Propuesta Republicana (PRO) publicaron este lunes un duro comunicado contra el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en el que lo acusan de un reparto discrecional de los fondos públicos que los perjudica. La avanzada se produce semanas después del tenso encuentro que mantuvieron en la Gobernación, en el que los jefes comunales amarillos le reclamaron al mandatario más inversión en sus distritos, al mismo tiempo que lo responsabilizaron de la crisis económica nacional. “La respuesta no puede ser achicar las obras”, dijeron ahora en un mensaje oficial.

 

“Los Intendentes del PRO de la provincia de Buenos Aires manifestamos la preocupación por la respuesta negativa del gobernador de la provincia de Buenos Aires ante las inquietudes acercadas el día jueves 21 de julio en la reunión que tuvimos en La Plata. Esta falta de respuesta es una nueva muestra de la discriminación que el Gobierno provincial ejerce respecto de los municipios gobernados por Juntos”, manifestaron en alusión al pequete de reclamos que incluía la necesidad de contar con mayor fluidez en el giro del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), del Servicio Alimentario Escolar (SAE) y del Fondo de Seguridad y una actualización de los montos acordes con el ritmo de la inflación, estimada en 80% para el año. Además, pedían solucionar algunas problemáticas regionales, como las que tienen que ver con los caminos rurales. 

 

“Ambas situaciones fueron acordadas en un contexto económico diferente al actual: la mayor inflación hace que no se puedan cumplir las metas oportunamente establecidas. La respuesta no puede ser ‘achicar las obras’, porque ese es un compromiso que asumimos con nuestros vecinos junto con la provincia”, precisaron respecto a los convenios que firmaron a principios de año, un tiempo antes de la salida de Martín Guzmán de Economía y la aceleración de la crisis cambiaria.

 

A su vez, en el mensaje que difundieron de manera oficial aseguraron que debieron financiar gastos corrientes como combustible, repuestos y mantenimiento de patrulleros, y otras áreas de seguridad, “cuyos montos se han incrementado notablemente en los últimos meses”. 

 

“No es justo que traslademos estos mayores costos a nuestros vecinos en aumentos adicionales de tasas municipales. La provincia cuenta, además, con cuantiosos recursos discrecionales que llegan desde la Nación y que no se han coparticipado con los municipios”, apuntan y aseguran que ese monto asciende a 152.000 millones de pesos al mes de julio. En esta línea, informaron que a través de los bloques en la Cámara de Diputados y el Senado bonaerense insistirán con “una legislación que permita la coparticipación de todos los fondos que ingresan” a la administración que hoy dirige Kicillof.

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

Las Más Leídas

También te puede interesar