13|9|2022

Silencio de halcones y palomas en el nido opositor ante las medidas M

03 de agosto de 2022

03 de agosto de 2022

La coalición de JxC mantiene su postura de medir el impacto de los anuncios y luego decidir. Enojo por la "celebración" en la asunción del nuevo ministro.

Los principales dirigentes de Juntos por el Cambio (JxC) intercambiaron varios llamados previos a los anuncios del ministro de Economía, Sergio Massa, con el objetivo de buscar unificar una postura: pocas voces y con un tono menos crítico, con el correr de las primeras horas del debut de las medidas M. Hasta entrado el jueves no habrá declaraciones fuertes por parte de las cúpulas de cada partido. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El PRO, la Coalición Cívica y la Unión Cívica Radical (UCR) quieren primero analizar en detalle las propuestas que adelantó Massa este miércoles, para luego tener una aproximación sobre su potencial impacto en los mercados, con la necesidad oficial de estabilizar las diferentes cotizaciones del dólar, en el corto plazo; y reducir la inflación, en el mediano. De acuerdo a lo que pudo reconstruir Letra P, el expresidente Mauricio Macri, la titular del PRO, Patricia Bullrich, el diputado nacional Mario Negri y su correligionario de la Cámara alta, Alfredo Cornejo, entre otros, estuvieron de acuerdo en un prematuro “cese al fuego”. Al menos por unas horas.

 

Esta postura es la continuación de la estrategia opositora de “esperar y ver” que ya contó este medio. En JxC consideran que no se tiene que apoyar todo lo que el Frente de Todos (FdT) proponga en medio de la crisis, pero que debe primar la "responsabilidad institucional" ante todo. Debido a eso, en las últimas semanas la coalición reclamó que antes de cualquier discusión bilateral con el oficialismo, la administración de Alberto Fernández debía resolver primero su interna.

 

No obstante, sí hubo en esas charlas, algunos reproches debido a las especulaciones en torno a medidas favorables al agro y a los sectores exportadores. “En la conferencia, Massa fue muy claro en sostener que la política cambiaría era la actual, que no iba a haber cambios”, expresó uno de los principales dirigentes del conglomerado opositor, poco después de terminada la conferencia de prensa del flamante ministro. “De los tres asuntos clave que debe corregir el Gobierno, sólo se aludió a la quita de subsidios y hay que ver cuánto implica. No hubo precisiones sobre el tipo de cambio y la tasa de interés. Si realmente no se quiere usar el BCRA para financiar al Tesoro, se debe votar una ley”, apuró Negri.

 

La figura de Massa se entromete en el nido opositor, considerando la amistad que une al tigrense con algunas palomas, como por ejemplo Horacio Rodríguez Larreta. Del otro lado, hay recelos por la conducta del líder del Frente Renovador en los albores de la gestión de Cambiemos, cuando mantenía una indisimulable sintonía con el expresidente Macri.

 

Donde no hubo necesidad de mostrar una cautela opositora fue en el coro de críticas al tono entusiasta del acto de asunción de Massa. En especial a partir de la viralización de imágenes en donde se ven a muchos referentes del Frente Renovador festejando, con cánticos, en el Museo del Bicentenario. La situación llegó a tal punto que el propio titular del Palacio de Hacienda tuvo que dejen de festejar. “Todos los indicadores económicos muestran una crisis histórica que se ve reflejada en la calle. Jubilados que no llegan a comer una vez al día, niños y niñas sin educación y jóvenes sin futuro que se sienten expulsados del país”, sostuvieron desde el PRO en un comunicado. 

 

“¿Qué está celebrando el Gobierno? 500 invitados, farándula y un acto vacío de respuestas a los problemas inmediatos de la gente. Tercer ministro de economía en un mes: 64% de inflación acumulada, más de 60% de pobreza infantil, una economía sin precios y un dólar inestable. Cada vez más desconectados de la realidad y de un mundo que nos ve con desconfianza e incredulidad. No hay motivos para celebrar”, agregó el partido fundado por Macri.