12|11|2022

CFK se defendió a los gritos y atacó con dureza al "Partido Judicial" y al macrismo

23 de agosto de 2022

23 de agosto de 2022

En un encendido discurso, la vicepresidenta apuntó contra los fiscales, el gobierno de Cambiemos y los medios. “Es un juicio contra el peronismo”, dijo.

Con una fuerte defensa de "los gobiernos kirchneristas", acusaciones al macrismo y cuestionamientos al "Partido Judicial", la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner habló desde el Senado ante la imposibilidad de ampliar su declaración indagatoria en el juicio por la causa Vialidad, en la cual este lunes los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola pidieron 12 años de prisión y la "inhabilitación especial perpetua". La expresidenta consideró que la condena solicitada equivale "a los 12 años del mejor gobierno de la historia" y aseguró que el juicio que la tiene como protagonista no es contra ella, sino "contra el peronismo y los gobiernos populares" en su generalidad. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"Esto no es un juicio a Cristina, es un juicio al peronismo, a los gobiernos populares. Van por todo, no solo por mí, se los dije antes de irme como presidenta: no viene por mí, vinieron por los salarios, por los derechos de los trabajadores. Me piden 12 años por los 12 años del mejor gobierno de la historia, por eso me van a condenar", dijo, a través de su canal de YouTube en una transmisión que siguieron más de 58 mil personas, en referencia al pedido de la Fiscalía de 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. 

 

La exmandataria reiteró que le hubiese gustado "hablar hoy ante el tribunal" luego de que los fiscales, en la exposición de los alegatos,  "leyeron su guión durante nueve jornadas", y frente a la negativa del tribunal a concederle ampliar su testimonio. "En 2019 ya dije que la sentencia estaba escrita", señaló la expresidenta, quien en un discurso que duró 98 minutos apuntó en reiteradas ocasiones contra los medios hegemónicos, la oposición en general y el expresidente Mauricio Macri en especial. 

 

"La Argentina es un lugar muy particular, en esta farsa de hoy que es el lawfare cuando hay un partido judicial, acá no se trata solamente de estigmatizar y confundir a los gobiernos populares con asociaciones ilícitas, sino que protegen a los que roban en el país. Se comprueba que Mauricio Macri siguió con su Inteligencia a los familiares del ARA San Juan la tragedia más grande de la Armada, pero a ellos los protegen y no les va a pasar nada", agregó a modo de ejemplo. 

 

“El partido judicial no solamente va a estigmatizarnos a nosotros, a los peronistas, a los kirchenristas, a los nacionales y populares, como quieran llamarlos, sino que los va a proteger a ellos, porque los está protegiendo”, ratificó.

 

Previo a es fragmento del mensaje, hizo un recorrido desde que se iniciaron las causas judiciales en su contra e indicó que, en ese camino, "muchos de los testimonios propuestos por Mola y Luciani finalmente colapsaron" . En esa línea, cuestionó la cobertura del caso por parte de los diarios Clarín y La Nación, a los que tildó de ser "las dos naves insignias del 'lawfare' que únicamente se hicieron eco del caso para crear un falso sentido común ya que "nunca cubrieron el caso". 

 

“Nadie sabe de donde salen las cifras de las que se habla. Nada de lo que dijeron los fiscales fue probado, no solamente no fue probado, sino que además, se comprobó que era exactamente al revés de lo que decían. Lo pudimos ver con los testimonios de los propios testigos citados por el fiscal", se quejó.

 

Durante la transmisión, aprovechó para cuestionar a la oposición, luego de confundirse la cámara que la estaba tomando: "No soy actriz, ni tengo tanta experiencia en los set de televisión como otros dirigentes políticos".

 

CFK señaló que luego de que Vialidad presentó una denuncia "el juez (Julián) Ercolini, que en 2011 se había declarado incompetente y remitido todas las denuncias a Santa Cruz, ahora se declaraba competente, pero con la novedad de que incluían la asociación ilícita".

 

La exmandataria denunció que luego de esa presentación judicial realizada por el entonces titular de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, "comenzó una feroz campaña política y mediática" que apuntaba a "hacerle un planteo a la sociedad de que se habían cobrado obras pero que no se habían hechos". "O sea, una estafa monumental. La creación de sentido común era `cobraron, pero no lo hicieron´", añadió.

 

"Ninguno de nosotros se profugó cuando nos persiguieron o acusaron. El único dirigente que lo hizo es macrista y es Rodríguez Simón", acotó. "Está prófugo y es el único dirigente que está prófugo, y no es peronista. A la primera citación que tienen, huyen", disparó.

 

También, cuestionó que los fiscales de la causa no hubieran observado la "frecuencia y la familiaridad de la relación" entre el empresario de la construcción Nicolás Caputo, amigo personal de Macri, y el exsecretario de Obras Públicas José López. “Nicky Caputo tenía un notorio grado de familiaridad en sus comunicaciones con José López. ¿Quién es Nicky Caputo? El amigo del alma de Mauricio Macri. Jugaba al fútbol en la quinta de Macri. ¿Les suena?", ironizó y dijo: “La que me siento muy boluda soy yo”.

 

“Hay un tema de familiaridad que lo van a ver solo con Niky Caputo y Eduardo Gutiérrez (empresario del grupo Farallón). Nos les llamó la atención a los fiscales y a los jueces del tribunal”, planteó la vicepresidenta al mostrar los mensajes de texto entre López y el empresario .

 

Además, se refirió a la participación de Luciani en los torneos de fútbol amateur que se organizan en la quinta del líder de PRO. "El fiscal Luciani comparte comparte vestuario con Nicolás Caputo cuando juegan en Los Abrojos", aseveró.

 

La expresidenta se expresó a través de las redes sociales. Comenzó a hablar a las 11 después de una larga expectativa generada desde que se conoció el pedido de los fiscales. La militancia se concentró el lunes por la noche en las inmediaciones de la residencia porteña de CFK: hubo incidentes, detenciones, represión policial, acusaciones cruzadas y una vigilia que se extendió por horas. El apoyo en las calles se trasladó hasta las afueras del Congreso, donde todavía se concentraban centenares de personas.