14|9|2022

La novela Vicentin, entre un posible final o una temporada más

01 de agosto de 2022

01 de agosto de 2022

La Corte santafesina define si manda el expediente a otro juez o sigue igual. La cerealera dice tener todo listo para pagar. Las alternativas.  

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) La novela Vicentin vuelve a tener un posible capítulo final. Este martes se retoma la historia y bien podría comenzar con un plano de la Corte Suprema santafesina definiendo si accede o no a intervenir el concurso. Cuando parecía que todo terminaba con la propuesta aprobada y el inicio del pago después de dos años del default, surgió un pedido por parte de una corredora acreedora, dispuesta a torcerle el brazo a la cerealera, para que el máximo tribunal se “avoque”, intervenga y le quite el concurso preventivo al juez Fabián Lorenzini. Esa jugada frenó todo el proceso. En esta próxima entrega la Corte definirá si da luz verde para que continúe el cierre concursal o si le agrega una temporada con nuevo juez y un final incierto. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Vicentin acomodó todo para que, si la Corte no interviene y el juez continúa con su trabajo, este listo el pago a acreedores. De hecho, garantiza las voluntades a la propuesta de pago, tanto de capital como de cápita. Sí debería esperar que se destrabe las cautelares que hay sobre los activos dispuestas en el proceso penal contra algunos exdirectores. “Esperamos confiados lo que resuelva la Corte. No hay antecedentes de un per saltum en derecho comercial y se debería respetar ese principio”, sostuvo Estanislao Bougain, uno de los directores de Vicentin, a Letra P

 

“Estamos esperando la definición para que así el juez pueda contar los votos, homologar la propuesta y comenzar el pago. No tenemos problemas de liquidación”, agrega con expectativas que se resuelva en breve, sino es este martes sería la próxima semana. Con esta última frase quiere dejar en claro que la plata está. No es inocente y busca contrastar con una eventual alternativa concursal que es el cramdown, una suerte de administración por parte de los acreedores. 

 

“Si se llega al cramdown, se terminan los contratos de fazón, Vicentin se queda sin operar, y sin operar no se pagan los sueldos, impuestos ni derechos sociales. Además, los que administren deberán conseguir granos para operar por 500 millones de dólares”, presiona. Eso cuesta hoy en día la operatividad anual que actualmente corre por parte de los llamados socios estratégicos Bunge, Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Viterra Argentina S.A., quienes dentro de 12 años se harían de la nueva Vicentin.

 

Las especulaciones acerca de la decisión del máximo tribunal son variadas. El presidente del cuerpo, Rafael Gutiérrez, fue quien aceptó hacer lugar a la discusión de la avocación, parar la pelota y suspender los términos. En la cerealera confían en que “habrá criterio jurídico” y la mayoría rechazará el planteo del Grupo Grassi, quien esta semana incluso presentó un pedido de jury para el juez Lorenzini

 

Si llega a allanarse el camino para el cierre del concurso, igualmente será un final amargo para quienes se desayunaron un default de un día para otro y debieron ceder bastante en el concurso preventivo, pero será un punto final. Suspenso puro en una historia que ya tiene de por sí demasiado drama.