28|7|2022

Grindettismo macrista en el conurbano: expectativa por un segundo tiempo

06 de julio de 2022

06 de julio de 2022

El intendente de Lanús reunió a una treintena de dirigentes. Respaldo explícito a Macri y campaña a la gobernación, pero sin romper. Parrillada, vino y rosca.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El intendente Néstor Grindetti (Lanús) realizó este martes su primera demostración de fuerza hacia el interior de Propuesta Republicana (PRO) al reunir a unos 30 dirigentes de distintos puntos de la Primera y Tercera sección electoral. Asado de por medio en la localidad de Valentín Alsina, se refirió a las cuatro fórmulas del partido amarillo y aclaró que acompañará el proyecto nacional del expresidente Mauricio Macri y buscará ser su candidato a gobernador en 2023. Para ese objetivo, convocó a los asistentes al evento a ser parte del armado y concentrar buena parte de los esfuerzos en los distritos del conurbano bonaerense en los que muchos buscan disputarle el poder al peronismo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El mitin se enmarca en el acuerdo al que llegaron Grindetti y Macri con la intención de ponerle límites al avance electoral del tándem Horacio Rodríguez Larreta - Diego Santilli, que desde comicios de 2021 busca posicionarse para quedarse el sillón presidencial y el de la gobernación bonaerense.

 

Si bien los comensales invitados llegaron al almuerzo conscientes de la lectura interna bonaerense que se haría del encuentro, sobre todo a instancias de la construcción de Grindetti, varios aprovecharon para intentar determinar qué pasos electorales tomará Macri en el futuro y si, finalmente, buscará su segundo tiempo en la Casa Rosada. Si bien no pudieron desarmar el enigma, buscaron un cierto marco de certidumbre para saber dónde competir en 2023.

 

Según pudo saber Letra P, la convocatoria fue hecha por Adrián Urreli, principal espada legislativa del jefe comunal de Lanús, y Damián Sala, secretario de Educación, Empleo y Deportes del municipio. Fue en el quincho del Parque General San Martín, en el oeste de Lanús, y hubo asado, vacío, chorizos, chinchulines y morcillas, maridados con vino Salentein reserva y gaseosas. Después del almuerzo, hubo exposiciones del intendente anfitrión y del diputado y luego una ronda de debates sobre coyuntura nacional y política interna.

 

En esta instancia, Grindetti habló de las cuatro líneas del partido amarillo en la provincia de Buenos Aires y de su respaldo al expresidente en la pelea hacia el 2023. Dijo, de todos modos, que la coyuntura política y económica de la actualidad -que describió como problemática producto de la alta inflación, la falta de empleo formal y otras dificultades como las que impone la inseguridad, que se suman a la interna del Frente de Todos- los obliga a exponer lo mínimo posible sus diferencias. Por eso, si bien los instó a acompañar el proyecto que integra, pidió moderación a la hora de diferenciarse de los demás candidatos provinciales como Santilli, Cristian Ritondo o Javier Iguacel.

 

De todos modos, pese al tono moderado de las posturas, emergieron críticas internas. Primero, contra la estrategia electoral de Larreta y Santilli en territorio bonaerense, a la que definieron como “pescar en la misma pecera sin aportar nada nuevo”. Ese cuestionamiento hecho en el cónclave se suma a otro expresado en mesas de Juntos sobre Jorge Macri, el otrora adversario del alcalde porteño que selló un reciente acuerdo para mudarse a su gobierno: hay quienes critican que siga al frente del sello amarillo siendo ministro de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; el intendente de Campana, Sebastián Abella, fue el primero en señalarlo.

 

“Tenemos que volver a las bases, caminar, escuchar y contener a los vecinos que la están pasando realmente mal. Tenemos que mostrarles también que hay un camino posible de salida de esta crisis, pero con humildad y sabiendo que no es fácil”, remarcó Grindetti en su discurso. 

 

Estuvieron el intendente de Lobos, Jorge Etcheverry; la senadora provincial de la Primera sección electoral Aldana Ahumada; el exdiputado nacional Martín Medina; el exlegislador Gustavo Vélez; los concejales Rubén Baravani (Ezeiza), Pablo Macedas, Carlos Boco (Florencio Varela) y Mauro Arranz (Presidente Perón) y las concejalas Leticia y Patricia Bontempo (Almirante Brown), Analía Leguizamón (Pilar) y Carolina Podlesker (Malvinas Argentinas); los consejeros escolares Nicolás Bari (Lomas de Zamora) y Danilo D’Angelo (Quilmes) y la concejala Lorena Luna (Almirante Brown); y el excandidato a intendente de Cañuelas Santiago Mcgoey. Además, en este grupo al menos dos están trabajando para ser los próximos candidatos a intendentes e intendentas en sus distritos: se trata de Bari, que busca suceder a Martín Insaurralde en Lomas de Zamora y Ahumada, que pretende hacer lo propio con Gustavo Menéndez en Merlo.