24|7|2022

Outsiders se buscan: el PRO quiere sumar a Batistuta y Nalbandian

03 de julio de 2022

03 de julio de 2022

Los exdeportistas están en la mira del macrismo pero en especial de Larreta. El cordobés será medido por primera vez, por el exgoleador harán una última gestión

“Después de cuatro años en los que gobernamos la Nación, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad no logramos construir ni un nuevo candidato. Ese es el problema más grande que tenemos si miramos a 2023”. La frase corresponde a uno de los armadores principales del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. No la dijo este año, tampoco el año pasado, sino en agosto de 2019.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Tres años después, la sentencia resume uno de los principales problemas del PRO, algo en lo que coinciden el expresidente Mauricio Macri, la diputada María Eugenia Vidal y la titular del partido, Patricia Bullrich. Con la necesidad de salir a buscar caras nuevas, los outsiders vuelven a cotizar en bolsa.

 

La exploración de nombre ajenos a la política no es una novedad en el PRO, que ya convocó a Martiniano Molina, a Luis Lobo, a Miguel del Sel, al Gato Romero, a Sebastián “Dandy” Neuspiller, entre otras figuras de diversos ámbitos. Ahora, la mira está puesta en dos exdeportistas en dos provincias clave: Santa Fe y Córdoba.

 

Para la Bota, que en 2019 volvió a estar bajo el signo peronista con la victoria de Omar Perotti, el PRO intentará nuevamente seducir al exfutbolista Gabriel Omar Batistuta. Máximo goleador de la Selección argentina hasta que fue superado por Lionel Messi, no es la primera vez que el PRO intenta sumarlo a sus filas. Como si fuera la serie de Netflix sobre Michael Jordan, irá por el The Last Dance (El último baile).

 

“Queremos ver si está vez logramos que pase de un interés a un compromiso”, explicó una fuente al tanto de las negociaciones. El exfutbolista fue una de las celebridades que se negaron a pagar el impuesto a las grandes fortunas por considerar que ya lo habían hecho al abonar Bienes Personales y Ganancias.

 

Al ser ese rechazo uno de los caballitos de batalla del PRO, pero también de Juntos por el Cambio (JxC), sobre todo en las usinas del larretismo creen que puede ser una vía de ingreso, más aun al recordar cómo se sumó a la política la periodista y ahora senadora nacional Carolina Losada en esa provincia. 

 

“Es algo totalmente de Uspallata”, aclaran desde el PRO de Santa Fe para desligarse de los intentos por sumar al exdelantero de la Fiorentina. A unos cientos de kilómetros de distancia de la capital provincial, el macrismo también quiere que otro exdeportista, el extenista David Nalbandian, sea una de las nuevas caras en Córdoba.

 

Desde hace años, el Rey David tiene buena sintonía con el PRO, como también con la porción de la Unión Cívica Radical que ahora está dentro de Evolución en la interna del partido centenario. Sin embargo, nunca quiso dar el paso. El gesto que envalentona al macrismo es que aceptó ser medido para ver cómo está su imagen en esa provincia. 

 

Con el tándem que componen el senador Luis Juez y el diputado Rodrigo De Loredo cada vez más instalado, con más fuerza para competir por la gobernación y por la intendencia de la capital, en el PRO buscan dar un golpe de timón. “No sabemos cómo está su imagen en la provincia. Vamos a ir viendo”, explican en el macrismo.

 

En la UCR, ante la consulta de Letra P, procuraron bajarle el tono a esa acción y remarcaron que el objetivo sigue siendo ganarle al peronismo en una provincia adversa.

 

La capacidad de buscar candidatos outsiders es algo que en el PRO admiten que perdieron contra sus socios de la coalición. Una anécdota que refleja ese déficit, que se fue vitalizando puertas adentro, fue lo que sucedió en una reunión entre Larreta, el secretario de Asuntos Estratégicos de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli; el diputado Emiliano Yacobitti y el senador Martín Lousteau en enero del año pasado.

 

El cónclave tuvo como objetivo empezar a definir las bases de la campaña electoral que se avecinaba. Al final del encuentro, Yacobitti se acercó a Macchiavelli y le pidió que sumara tres nombres a la lista de dirigentes que estaban por medir. Se trataba de Facundo Manes, Martín Tetaz y Losada. “La vieron mucho antes que nosotros. Tenemos que recuperar eso”, fue la autocrítica con el diario del lunes.

 

La bronca interna en el PRO  va incluso más allá. “No logramos que las personas que son exitosas en el sector privado quieran sumarse a nuestras filas, como pasaba antes”, agregó otro de los encargados del scouting macrista, que recuerda con melancolía el fichaje del empresario Pablo Cervi, ahora diputado, por parte de la UCR en Neuquén.