12|9|2022

Al compás de la bronca del agro cordobés, Schiaretti canta presente en La Rural

27 de julio de 2022

27 de julio de 2022

La Mesa de Enlace provincial rechaza el dólar-soja y no liquidará. El gobernador irá a Palermo en modo opositor. Tributo al motor electoral del cordobesismo.

CÓRDOBA (Corresponsalía) El gobernador Juan Schiaretti ajusta la tuerca opositora en un momento de alta tensión entre la Casa Rosada y el sector agropecuario, luego de que el presidente Alberto Fernández los tildara de “especuladores” por no liquidar la cosecha y el Banco Central ofreciera como incentivo un régimen especial, simplificado en el concepto “dólar-soja”, que es rechazado por completo y de manera unánime por las diferentes entidades que componen la Mesa de Enlace provincial. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Altas fuentes de El Panal, anticiparon a Letra P que el mandatario provincial desembarcará en Palermo, para la tradicional 134º Expo Rural 2022. El objetivo de Schiaretti es mostrarse junto a cabañistas cordobeses, “muy calificados”, resaltan las espadas del jefe del peronismo local. El contraste buscado es claro. Igualmente, la agenda se desarrollará con extrema precaución política. Advierten las espadas schiarettistas que no participará del acto inaugural de este sábado 30, pautado a las 11 de la mañana en la pista central del predio, mientras que ultimaban detalles del inminente arribo.

 

Schiaretti evitará que la carga del análisis político de ese momento clave del evento rural recaiga sobre sus hombros. Fiel a su estilo, amasa con suavidad el encuadre de sus movimientos en clave nacional.

 

La agenda porteña que desplegará el gobernador debe leerse bajo la lupa de dos movimientos anteriores. Por primera vez, la senadora nacional por Córdoba, Alejandra Vigo, monopolizó críticas sin eufemismos a la dupla presidencial. Antes del acto conmemorativo por los 70 años del fallecimiento de Eva Duarte de Perón, los adláteres del gobernador habían sido los protagonistas de los bombardeos. Incluso el propio Schiaretti había preferido refugiarse en la crítica de sentido común a la inflación. 

 

Este martes, ante un auditorio peronista emocionado por la efeméride, Vigo cuestionó la autoridad de los referentes del Frente de Todos y la atomización de la coalición oficialista. En tanto, Schiaretti dejará nuevamente la silla vacía en un nuevo encuentro de la Liga de las provincias, prevista para este miércoles.

 

Las declaraciones recientes de Vigo, la comprobación de que Schiaretti no participará (jamás) de la cumbre de pares con quienes comparte su preocupación por la macroeconomía y por el diálogo cortado en el Frente de Todos (FdT); y la incursión en la exposición más importante del país, demuestran que el cofundador de Hacemos por Córdoba eligió separarse del pelotón difuso de aliados críticos de la Casa Rosada. Camina como un opositor, dispuesto a tomarse en términos personales las afrentas al principal sector productivo de la provincia y el principal motor electoral del schiarettismo.

 

Schiaretti toma nota permanente de las impresiones de quienes comandan las entidades que componen la Mesa de Enlace de Córdoba. Su jugada recoge la inestabilidad y la ausencia de certezas sobre el plan económico y productivo del gobierno nacional. Letra P consultó a los principales referentes del organismo político para conocer sus primeras impresiones sobre el anuncio del titular de la entidad bancaria, Miguel Pesce.

 

Agustín Pizzichini, de la Federación Agraria Argentina Regional Córdoba, evaluó la última disposición del Gobierno como parte de un “error de diagnóstico”. “Los pequeños productores, primero, no tenemos granos; y los que tienen algo lo hacen para seguir produciendo, comprar insumos y seguir sembrando. No nos podemos refugiar en ningún lado, hay tantas restricciones para comprar dolores que no se puede. Lo hacemos para producir, no para especular”, remarcó.

 

Pizzichini insistió en desagregar el universo agroindustrial: “Son seis o siete las grandes cerealeras que exportan y que están apostando a una devaluación mucho mayor de la que realmente se ha dado con este dólar-soja. Creo que pretenden una devaluación más grande, del 40 o el 50%, para poder vender todo el cereal acumulado –que es la mayoría– y hacer una gran diferencia”.

 

Alejandro Buttiero, de Coninagro, se mostró pesimista con el “incentivo” oficial. “La medida necesita ser analizada profundamente, porque causa mucha confusión. El productor va a lograr la adquisición de un dólar mejorado en un 30% de la venta. De todos modos, esto puede ser útil para el que necesite vender, pero no es un incentivo para vender, realmente. Quien tiene la posibilidad de quedarse en soja, lo va a hacer, porque es la forma de quedarse con una moneda dura”.

 

El ruralista oriundo de Oliva admite que quienes producen prefieren no liquidar y "financiar su propia campaña”. “Se habla de especulación como si fuese algo malo. El productor está en todo su derecho de especular, porque no deja de ser un acto de comercio”, cerró.

 

Por otra parte, Buttiero desmiente que se trate de 20 mil millones de dólares la cifra a liquidar, como afirmó el Presidente. Lo mismo sostiene su colega de Cartez, Javier Rotondo.

 

“Siguen desconociendo al sector productivo, su dinámica y su lógica. Piensan que en el campo hay especuladores financieros de la city. El productor no tiene ese nivel de análisis que sí tienen otros eslabones que tienen parte de esa renta que el campo tiene. No es cierta la cifra: dijeron 20 mil millones, después 16 mil millones. Si la ponemos al tipo de cambio real  de retenciones que recibe el productor, no son más de 4.500 millones de dólares”, sostuvo Rotondo.

 

“El productor va a liquidar en agosto y septiembre a medida que lo requiera su esquema de costos, porque no tenemos precios. No hay insumos, ni gasoil. El resguardo de valor es la soja. Se gastaron el récord  histórico de divisas que ingresó en el trimestre de marzo, abril y mayo”, cuestionó con dureza al Gobierno.

 

Por último, Alejandro Ferrero, de la filial local de la Sociedad Rural Argentina (SRA), definió como “complicada” a la medida. “Tiene un corte netamente financiero. Seguramente los especuladores lograrán alguna diferencia, pero no los productores. No tiene impacto alguno. Desconocen el sector productivo argentino”.