25|1|2023

Jalil tienta a Schiaretti en la previa de la Liga de las provincias

21 de julio de 2022

21 de julio de 2022

Se reunieron por el proyecto del corredor bioceánico. Los capos del Norte Grande buscan tender puentes con su par cordobés, que le escapa al scrum de Bariloche.

CÓRDOBA (Corresponsalía) El gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, visitó este jueves a su par Juan Schiaretti en el Centro Cívico del Bicentenario, corazón político de la provincia. La reunión había sido solicitada hace aproximadamente dos semanas por el mandatario catamarqueño y tuvo como principal objetivo acercar posiciones con respecto al avance de obras en la construcción del Corredor Bioceánico NOA-Centro, un proyecto de interés para el Panal. A seis días de la reunión de la Liga de las provincias en Bariloche, el catamarqueño conversó “temas comunes” y compartió experiencias de gestión con el jefe provincial más reacio a sumarse a la mesa federal que por ahora conforman oficialistas y aliados.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Jalil está atrás de conseguir el Corredor Bioceánico que le permita al NOA sacar sus productos hacia el Pacífico y también a nosotros que somos parte de la Región Centro”, destacó el cordobés al referirse al corredor que integra una zona que abarca Atacama (Chile), Catamarca, La Rioja, Córdoba, Tucumán, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires, Uruguay y Brasil; y que cuenta con un extenso y completo sistema de transporte multimodal, de entre 3200 y 3300 kilómetros, y una población cercana a los 30 millones de habitantes.

 

En el último encuentro en que las diferentes regiones interesadas en la construcción del corredor se dieron cita en La Rioja, fue justamente la última vez que Schiaretti se reunió con representantes del gobierno nacional y participó de un encuentro grupal con otros jefes provinciales. En aquella ocasión, en mayo pasado, el gobernador cordobés definió el proyecto como “clave para la manifestación del federalismo, para que se deje de tener la mirada desde el AMBA solamente y se tenga la mirada desde el interior profundo”.

 

Durante el encuentro de este jueves, Jalil invitó a Schiaretti a visitar Fiambalá, Tinogasta y el Paso de San Francisco, el lugar que en Catamarca entienden será la mejor salida para “los productos de todo el norte y sobre todo para el Pacífico”. En esa empresa se ubica por estas horas el centro del debate con respecto al avance de obras para el corredor, ya que también se barajan opciones de salida vía Jujuy o La Rioja. “Es una cuestión de elección nomás, solo que nosotros creemos que nuestra propuesta es la más conveniente para todos” señalan en Catamarca, quitándole dramatismo a la situación.

 

El miércoles próximo, la Liga federal que conformaron en Chaco hace un mes 15 gobernadores y dos gobernadoras se reunirá en Bariloche y, como siempre, Schiaretti no asistirá. De todos modos, el grupo de gobernadores del Norte Grande entiende que puede canalizar el diálogo con el cordobés a partir del corredor. “Es un gobernador con mucho peso y su apoyo va a ser importante cuando haya que elevar reclamos a la Nación o tengamos que hacer gestiones para que avancen las obras”, aseguran quienes entienden que el proyecto también puede servir para ir acercando posiciones con el mandatario peronista más anti-K.

 

La foto de rigor para cada visitante al despacho de Schiaretti, junto a la imagen del brigadier Juan Bautista Bustos, su inspiración federalista

La llegada de Jalil a Córdoba también se enmarca en una serie de reuniones con sus pares que, casi con perfil de estadista, Schiaretti mantiene en la soledad de su despacho en El Panal. Solo en 2022, casi con idéntico hermetismo, pasaron Arabela Carreras (Río Negro), Gerardo Morales (Jujuy) y Ricardo Quintela (La Rioja).

 

Apenas si Jorge Capitanich pudo enfrentar preguntas a la salida del encuentro con Schiaretti. En aquel momento, el chaqueño había hablado del compromiso para defender las instituciones. En el peronismo no schiarettista en Córdoba también se advirtió que aquella visita fue parte del último intento del kirchnerismo por arrimarse a Schiaretti. “En muchas cosas no coincidimos. Hay que reconocerle a Schiaretti que lo que dice en público lo sostiene en privado”, dijo Capitanich, casi resignado, a la salida de aquel encuentro.

 

Por su rol en la Región Centro, Schiaretti mantiene un aceitado vínculo con los gobernadores de Santa Fe y Entre Ríos. Más cercano a Omar Perotti, que a Gustavo Bordet, con ambos también sostuvo sus mano a mano en privado. Con el mandatario santafesino también comparte su distancia con el scrum federal parido en Chaco el 24 de junio pasado.

 

En su despacho cordobés, Schiaretti también recibió a quienes integran el Interbloque Federal de la Cámara baja y mantuvo una cordial charla en soledad con Facundo Manes.